Algunas curiosidades sobre los dinosaurios

Todos sabemos que existían diferentes tipos y clases de dinosaurios, unos carnívoros, otros herbívoros, algunos de dimensiones descomunales, otros pequeños como gallinas, incluso los había muy voraces y agresivos y otros en cambio eran dinosaurios tranquilos y pacíficos. Por eso hoy vamos a compartir con vosotros algunas de estas curiosidades sobre los dinosaurios.

Tiranosaurio Rex

Me vienen a la cabeza mil preguntas sobre los dinosaurios, como si aún estuviera en clase de primaria con el dedo levantado y la bata de cuadros azules. Cosas que sin pensar preguntarían un grupo de niños cómo:

También te puede interesar: Lista de dinosaurios completa

¿Cuál fue el dinosaurio más grande y cuál el más pequeño? ¿Cuál de todos los dinosaurios mordía más fuerte? ¿Cuál era el más rápido y veloz? y por el contrario ¿Cuál era el más lento y pesado? No te preocupes vamos a dar respuesta a todas estas preguntas y curiosidades sobre los dinosaurios, y máss.

¿Cuál fue el dinosaurio más veloz y rápido?

Se cree que los dinosaurios más veloces que existían fueron los carnívoros conocidos como terópodos. Los terópodos fueron los ancestros de las actuales aves, lo que no es de extrañar ver y buscar algunos rasgos de aves corredoras en restos fósiles de terópodos.

Se llegó a la conclusión que las aves más rápidas no tienen por qué ser grandes (aunque el peso influencia algo), sino que deben tener patas largas, garras y pies pequeños para tener un punto de apoyo mínimo para correr y poder dar zancadas mayores. Si añadimos una capacidad pulmonar alta (para tener una gran oxigenación y mantener el ritmo más tiempo) y unos músculos fuertes (ya que las aves no poseen músculos en las patas), tenemos varios candidatos que pueden ostentar el título del “dinosaurio más veloz”.

Entre los grandes corredores podemos destacar al Concavenator corcovatus, un especímen español. Este terópodo de casi 2 metros de alto tenía un cuerpo ligero pero muy musculado y fibroso, algo muy aviano para ser un terópodo de mediados del Cretácico.

Pero el grupo más rápido es sin duda el de los Dromeosauridos o raptores. En este grupo aparecían especímenes como el Velociraptor o el Troodon, ambos incluidos entre los más veloces.

El que ostenta el título del “dinosaurio más rápido” es el Nanotyrannus. Un cuerpo musculado como el de un gran T.rex pero empaquetado en un cuerpo poco mayor que el de un raptor. El problema es que actualmente se pone en duda que el Nanotyrannus realmente sea una especie, y actualmente se acepta en muchos puntos como un Tyrannosaurus en etapa juvenil.

fastest-dinosaurs-10--160127

¿Cuál fue el dinosaurio más lento?

En el otro extremo de la velocidad tenemos a los dinosaurios más lentos. Si los más rápidos se caracterizaban por ser ágiles, de extremidades largas y músculos muy fibrosos, entre los más lentos nos encontramos animales de gran envergadura pero con un peso que dejaría en ridículo al elefante africano.

El gran peso de los Saurópodos era su ventaja y a la vez su desventaja, ya que un animal tan grande era difícil de ser atacado por un único carnívoro, incluso de gran envergadura.

Su ventaja hemos dicho que era su gran y pesado cuerpo, pero tampoco era tan beneficioso ya que eran extremadamente lentos. Su gran envergadura les obligaba a tener siempre 3 puntos de apoyo en el suelo, por lo que tenían que mover una extremidad cada vez, por lo que el “ir a trote” no les era posible.

WWD1x2_DiplodocusHerd

¿Cuál fue el dinosaurio más grande?

Acabamos de ver cómo los Saurópodos era la familia de dinosaurios más lenta, pero también eran los más grandes de todos. Unos grandes herbívoros con cuellos largos y colas como látigos, cuerpos pesados de decenas de toneladas y robustas patas para soportar ese peso.

El Supersaurus pudo ser uno de los dinosaurios más grandes del planeta, el cuál se ha estimado que llegase a medir los 35-40 metros de longitud y los 8 metros de altitud.

Aunque el récord de tamaño lo tiene un fantasma. De este gran Saurópodo solamente quedan unas fotografías de sus restos, ya que fueron perdidos en extrañas circunstancias. El Amphiocelias es el mayor animal terrestre que haya caminado por La Tierra. Su envergadura se estima de 60 metros de longitud y de 12 metros de altitud, un verdadero titán colosal del que se duda su existencia.

Amphicoelias-Santino-Mazzei

¿Cuál fue el dinosaurio más pequeño?

Al igual que la familia de los Saurópodos era donde se encontraban los animales más grandes y robustos, hay una familia de terópodos donde se encontraban los más pequeños: los Manirraptores.

Esta familia es un punto muy avanzado en la evolución terópod-ave, muchos de ellos con un aspecto muy similar a aves actuales. Tenían plumas muy desarrolladas, un cuerpo reducido y algunos de ellos pudieron incluso volar. Entre los Manirraptores hay un par de especies muy pequeñas: el Anchiornis y el Microraptor, y apenas llegaban a los 35-40cm de longitud. Ambos son muy parecidos, fueron encontrados en China y pertenecen al mismo período, finales del Cretácico.

anchiornis_huxleyi_by_cheungchungtat-d31r8u5

¿Qué dinosaurio tenía la mordedura más fuerte?

Para poder ser un gran carnívoro no solamente necesitabas un cuerpo fuerte y grandes músculos, ya que si no los tenías “bien colocados” no servían de nada. La potencia en la mandíbula era lo más importante para los dinosaurios de gran tamaño, ya que con una mordida en el punto adecuado la presa no podía escapar.

Sin miedo a equivocarme, muchos podéis tener en mente cuál es el carnívoro que tenía la potencia de mordedura más grande. El Tyrannosaurus rex tiene ese término de rey por algo, y es que su potencia de mordida podía alcanzar las 12800 libras de (5’8 toneladas).

Aunque si queréis saber cuál es el animal que tuvo la mordida más potente, no se encontraba en la tierra sino en el mar. El gran Carcharodon megalodon (tiburón de 18 metros de longitud) llegó a tener una potencia de 41000 libras (18’5 toneladas).

ff97c22971e0911ad66e86b0ec88f77e

Sin duda, los dinosaurios fueron los animales más variopintos que recorrieron La Tierra y sus descendientes, las aves, tienen mucho de lo que enorgullecerse.