Brachauchenius, el depredador marino

Nombre: Brachauchenius
Dieta: Carnívora
Peso: 9 toneladas
Periodo: Cretácico
Encontrado en: Estados Unidos y Colombia

El Brachauchenius fue un reptil marino que habitó los grandes mares de Pangea que ocupan el actual continente americano durante el periodo conocido como Cretácico Inferior (130-90 millones de años). Su nombre significa “cuello corto”, y es un reptil que llegó a medir 12 metros de longitud de los que solamente su cráneo, similar al de un cocodrilo, medía 1’50 metros, llegando a un peso estimado de 9 toneladas.

El Brachauchenius es un reptil incluido en la familia Pliosauridae, en la que todos sus miembros se caracterizan por poseer un gran cuerpo con 4 aletas, una pequeña cola caudal y un cráneo con un morro alargado. No hay que confundir a los pliosaurios con pleriosaurios, ya que estos últimos tenían un largo cuello; ni tampoco emparentarlo con el Mosasaurio, ya que pertenecen a familias distintas y no llegaron a convivir.

Una característica del Brachauchenius es lo que indica su nombre, tenía un cuello corto. El resto de especies del grupo constaban de un cuello no muy largo, como el famoso Liopleurodon, pero era mucho más móvil.

Poseía unas grandes y poderosas mandíbulas similares a las de un cocodrilo, pero con una forma triangular (vista superior) y unas grandes fosas temporales que permitían una mejor sujeción por los músculos, lo que a la vez le atribuía una mayor potencia de mordida (estudios actuales la sitúan a una potencia de 5-6 toneladas de presión, 2 veces mayor que la estimada para el Tyrannosaurus).

Liopleurodon_ferox_skull_andrews1897

Adaptaciones al medio acuático

Sus mandíbulas estaban preparadas para ser el depredador dominante de las cálidas aguas del Cretácico, pero no solo por su potente mordida sino también por una serie de sistema neurovascular (combinación de sistema vascular con sensitivo o neuronal). Este sistema consistía en una serie de conexiones entre sangre y neuronas por debajo de la piel del morro, lo que le atribuía un gran sentido para poder detectar las más leves vibraciones en grandes masas de aguas (puedes ver el artículo completo en este link).

Una característica que se le ha atribuido a prácticamente todos los reptiles marinos es el oviviparismo. Este proceso consiste en mantener a sus crías en huevos pero en el interior del útero materno, y solamente cuando rompen el cascaron salen del útero.

Esta característica de oviviparismo se observó por un famoso fósil de Ictiosaurio en el que se observa cómo está pariendo una cría, y se ha relacionado con todo reptil marino debido a que es un método para mantener seguras a sus crías, y cuando salen a mar abierto ya están preparadas para sobrevivir.

imageU5I
 

Vídeo del Brachachenius

 
El Brachachenius ha sido y es uno de los grandes desconocidos ya que no tenemos mucha información sobre él, por ello este vídeo va a ampliar la información de este gigantesco dinosaurio: