Concavenator corcovatus

Hoy queremos dar la bienvenida al blog a uno de nuestros seguidores de Twitter, @victorlr15, al que le comentamos de escribir en el blog debido a que vimos que sabía muchísimo de dinosaurios y nos dijo que sí sin dudarlo. Os dejamos con él y con un dinosaurio ibérico más que curioso por su nombre y su joroba 😉


Vamos a hablar del Concavenator corcovatus, un terópodo ibérico hallado en Las Hoyas (Cuenca, provincia de  Castilla-La Mancha). Es un terópodo muy particular, pues es un espécimen con una pequeña joroba a la altura de la pelvis. Aunque muchos lo conocen por su otro nombre, y nos referimos a “Pepito”, lo que lo convierte en un dinosaurio con un nombre muy español 🙂

concavenator

Cómo era el Concavenator corcovatus

Conocido como “el cazador jorobado de Cuenca”, se trata de un dinosaurio bípedo que vivió a principios del Cretácico (aproximadamente 130-125 millones de años). De la familia de los Carcharodontosauridae, era el primo ibérico del famoso Carcharodontosaurio. Medía cerca de los 2 metros de altura por 6 de longitud, llegando a pesar 3 toneladas.

De este dinosaurio español hay que mencionar dos rasgos principales: la joroba y las posibles rémiges.

Joroba

A la altura de las vértebras sacras (pelvis), se observan una serie que presentan unas apófisis o protuberancias, creciendo hacia arriba. Al sólo observarse a esa altura, se desecha que tuviera una aleta dorsal como la del Spinosaurus, por lo que es un misterio la función que podrían tener.

Aunque se ha relacionado a una posible función de termorregulación o competencia entre machos: al circular sangre por la joroba podría cambiarla de color, de un modo similar a como lo podrían haber hecho los Stegosaurus, aunque también pudo usarla como competencia entre machos para conseguir una hembra en la época reproductiva.

No sería para luchar, sino para indicar su calidad, pues una joroba colorida indica que tiene una buena alimentación y puede gastar energía en cambiarla de color. Es un rasgo característico y único de esta especie de dinosaurio ibérico, por lo que se tuvo que crear un género taxonómico único para él.

concavenator 2

Posibles rémiges

Las rémiges son las plumas que se insertan en el ala de las aves y sirven para controlar el vuelo. En el fósil del Concavenator aparecen unas estructuras con forma de protuberancias muy similares a las que las actuales aves tienen para anclar las plumas, pues aparecen casi exclusivamente en los antebrazos.

Esta colocación de las posibles plumas que tenía el Concavenator indicarían una mejora de la regulación corporal (función por la que aparecieron las plumas, que posteriormente se adaptaron al vuelo). Este hallazgo ayudó a consolidar la teoría de la evolución dinosaurio-ave.