Dimorphodon: Un misterioso volador

Nombre: Dimorphodon
Dieta: Piscívora
Peso: 2 kilogramos
Periodo: Jurásico Inferior
Encontrado en: Inglaterra

El género Dimorphodon engloba a una serie de reptiles aéreos conocidos como pterosaurios, por lo que no son dinosaurios, que vivieron en la Tierra hace aproximadamente 200 millones de años, en el Jurásico Temprano.

El significado de la palabra Dimorphodon que da nombre al grupo es “dientes de dos formas” ya que posee dos grupos de dientes.

Esta característica es muy rara en los pterosaurios y reptiles en general, ya que tienen todos los dientes iguales. Este nombre fue otorgado por Richard Owen en 1859.

Han sido halladas dos especies, una estadounidense denominada D.wientrabu, y una europea encontrada al sur de Gran Bretaña y denominada D.macronyx, siendo los restos ingleses los primeros en ser hallados.

¿Quieres conocer más acerca de este intrigante reptil aéreo del Jurásico? Entonces no dejes de leer este artículo donde te mostramos una amplia y detallada información sobre el Dimorphodon.

Taxonomía del Dimorphodon

Reino Filo  Clase  Orden Suborden  Familia  Género
 Animalia  Chordata  Sauropsida  Pterosauria  Rhamphorhyrichoidea  Dimorphodontidae  Dimorphodon
  • El Reino de este ejemplar es el de Animalia.
  • La Filo de este espécimen es el de Chordata.
  • La Clase a la que pertenece es la de Sauropsida.
  • El Orden a la que pertenece es Pterosauria.
  • El Suborden de este animal es Rhamphorhynchoidea.
  • La Familia del animal es Dimorphodontidae.
  • El Género al que estamos haciendo referencia en este artículo es Dimorphodon.

De momento han sido adecuadamente estudiadas dos especies pertenecientes a este género tal y como mencionábamos en la introducción, no obstante, el hallazgo de nuevos restos fósiles podría cambiar este hecho.

Desde esta plataforma haremos todo lo posible para mantener actualizada esta información ante cualquier cambio que se pueda producir en la taxonomía de este ejemplar.

Los pterosaurios

Este orden es también conocido de forma informal como “lagarto o reptil alado”, lo cual por cierto es en realidad el significado de la palabra “pterosaurio”.

Los pterosaurios son un conjunto de ejemplares que tenían la capacidad de realizar extensos vuelos, colocados dentro del grupo de los ejemplares identificados como saurópsidos y dentro de otro clado conocido como arcosaurios.

Habitaron  nuestro planeta hace más de 66 millones de años, esto es  lo mismo que afirmar que vivieron durante la famosa era conocida como Mesozoica, lo increíble de este gran clado es que se trata de los primeros animales que contaban con una columna vertebral y que pudieron realizar vuelos sin ningún problema.

Una habilidad que era bastante valorada en aquella época, ya que implicaba estar fuera del alcance de los más feroces depredadores que se encontraban a ras del suelo esperando alguna presa o alguna víctima para devorar.

Las estructuras que desde ahora llamaremos alas, con las cuales contaba este reptil, se encontraban compuestas o provistas de una membrana de alta complejidad, la cual iniciaba o era sostenida por uno de los elementos de la estructura de la mano.

Esto equivale a decir que esta membrana nacía de uno de los dedos para luego distribuirse por toda la extremidad, cabe señalar que el dedo desde el que nacía dicha estructura se encontraba totalmente hipertrofiado, un dato que debemos tener en cuenta.

informacion-dimorphodon

De forma adicional, la parte restante del cuerpo de estos ejemplares se encontraban casi totalmente cubierta por un material que  era parecido al pelo, restos del cual fueron hallados en varios lugares y en más de dos especies diferentes, pero que parece ser una estructura en plumón de protoplumas.

Además de ello, los restos fósiles que se han podido encontrar de los populares pterosaurios no son escasos, se tienen muchos de ellos, se puede decir que  existen hasta cientos de elementos que han sido encontrados en todos los continentes de nuestro planeta.

Cabe además señalar o resaltar que los famosos pterosaurios resultan en realidad no ser dinosaurios, se puede decir que se trata de reptiles pero no se puede decir que se trata de dinosaurios, puesto que no se encuentran dentro del famoso Superorden conocido como Dinosauria.

Además debemos mencionar que estos pterosaurios carecían de una postura erguida característica de los miembros de este Superorden.

De igual forma sucede con otros animales como los ictiosaurios y no olvidemos tampoco a los mosasaurios, los cuales tampoco se encuentran dentro del Superorden dinosauria, por lo que no son dinosaurios en realidad.

Por otro lado, se ha cometido un error de forma frecuente, llamar con el nombre de pterodáctilos a los pterosaurios, cuando esto en realidad no es su nombre exacto, de hecho los pterodáctilos son en realidad los reptiles que se encuentran dentro del género Pterodactylus.

Es por este motivo que muchos agentes de prensa cometen un gran error al confundir estas denominaciones oficiales, lo que posteriormente solo logra crear confusión entre el público apasionado por la paleontología.

Descubrimiento e historia del Dimorphodon

Se lograron encontrar diversos vestigios fosilizados dentro de un país europeo identificado como Inglaterra, en el cual una investigadora conocida como Mary Anning logró dar con el paradero del primer individuo perteneciente a este género.

Este primer individuo hallado  resultó ser de una de las especies mencionadas, la de Dimorphodon macronyx, todo ello se llevó a cabo dos años antes de llegar a la década de 1830, dentro de un lugar conocido como Dorset.

Tuvimos que esperar posteriormente hasta el año 1998 para que fuera descrita la segunda especie conocida como Dimorphodon weintraubi,

Características de este reptil aéreo

La longitud de este lagarto pudo llegar a ser de más de 100 centímetros, mientras que el grosor del animal no pudo sobrepasar los 140 centímetros, si es que la medición se realizaba desde la cola hasta el otro extremo de su cuerpo.

Sobre su cráneo podemos indicar que resultaba ser de un tamaño considerable y contaba además con un volumen también mayor, pero el peso que tenía era necesario que se redujese para así poder facilitar el vuelo.

Es por este motivo contaba con depresiones o agujeros dentro de la misma estructura de la cabeza, lo que le daba al animal mucha mayor agilidad y sobre todo le restaba peso.

Características del Dimorphodon

Sobre estas famosas cavidades, el propio Richard Owen realizó un comunicado dando a conocer al mundo científico lo interesante de esta cualidad, y es que él mismo se encontraba realmente asombrado.

El asombro de este gran paleontólogo fue debido al hecho de que no había existido otro animal conocido, dentro de los vertebrados, que tuviera tan poco volumen teniendo en cuenta el tamaño de sus elementos óseos.

Además de eso, se dio a conocer que la masa cerebral no era tan grande como al inicio se llegó a creer, mientras que también se llegó a encontrar una serie de cualidades primitivas que otros reptiles antiguos presentaban.

Sobre la estructura del hocico podemos decir que se trataba de una región con mucha resistencia, pero también estaba dotada de mucha flexibilidad, dentro de esta estructura  pudo situarse una especie de bolsa conformada por membranas, en la zona inferior de la misma, que más adelante daría lugar a un pico.

La vida del Dimorphodon sobre el planeta Tierra

No se conoce mucho sobre un ambiente específico o hábitat para este reptil, debido a que se encontró en diversas zonas de todo el planeta solo se puede decir que el lagarto prefería más las zonas aledañas al mar que las zonas que no lo eran.

Para poder conocer qué tipo de alimentación llevaba este animal es necesario recurrir a la forma de sus dientes y la consistencia de estos, ese es un trabajo que ya fue realizado por diversos científicos, los cuales llegaron a la conclusión de que su dieta era bastante similar a la de otros ejemplares colocados dentro de los pterosaurios.

En otras palabras, este animal se encargaba de capturar pescados con su pico, usando la capacidad de volar para poder encontrarles, aunque tampoco se ha podido negar que el animal también pudo haberse alimentando de otros animales que estaban en tierra y que eran de menores dimensiones.

Otro de los detalles que resultan importantes sobre este ejemplar, es que probablemente haya utilizado solo dos de sus extremidades para poder desplazarse cuando se encontraban en tierra firme.

Esta es una importante diferencia respecto a otros ejemplares colocados dentro de los pterosaurios, los cuales utilizaban sus cuatro extremidades, debido a que existen huellas fósiles que nos dan a conocer este dato.

Para finalizar este artículo sobre este reptil prehistórico ya conocido por todos, te dejamos con un interesante vídeo sobre el Dimorphodon que te ayudará a ampliar la información aquí mostrada: