Majungasaurus, el depredador con cuerno

Nombre: Majungasaurus
Dieta: Carnívora
Peso: 1 tonelada
Periodo: Cretácico Superior
Encontrado en: Madagascar

El Majungasaurus crenatissimus es la única especie que se ha encontrado del Género Majungasaurus. Se trata de un género de dinosaurio terópodo que una vez habitó nuestra tierra. Este dinosaurio también se le conoce como Majungatholus, el primer nombre que llevó.

Una de las características distintivas de los Majungasaurus es el cuerno que sobresale de su cráneo. Este dinosaurio terópodo fue un animal carnívoro y habría sido el máximo y único depredador de su zona. Y es que este género de dinosaurio era tan dominantes que incluso practicaba el canibalismo, peleando y alimentándose de su misma especie.

Información sobre Majungasaurus

Información básica sobre el Majungasaurus

El Majungasaurus fue indudablemente un maravilloso e interesante género de dinosaurio y habría tenido un aspecto feroz. Si por cualquier motivo quisiéramos verlo en su hábitat, es prácticamente imposible. Para hacerlo tendríamos que volver hacia el pasado unos cuantos millones de años.

¿Cuánto mide de largo? – Aproximadamente unos siete metros de longitud.
¿Cuál es su altura? – Alrededor de unos dos metros de altura.
¿Cuál es su peso? – Tuvo un peso de una tonelada.
¿Cuándo vivió? – Habitó en nuestro planeta hace unos 70 millones de años.
¿Cuál es su familia? – Pertenece a la familia de los abeliosáuridos.

La taxonomía del Majungsaurus

Reino Animalia > Filo Chordata > Clase Sauropsida > Clado Dinosauria > Orden Saurisquia > Suborden Terophoda > Familia Abelisauridae > Subfamilia Majungasaurinae > Género Majungasaurus

Dentro del Género Majungsaurus tan sólo existe una única especie descubierta, el M.crenatissimus. Hay que tener en cuenta que a pesar de que actualmente haya únicamente una especie clasificada dentro del género, en cualquier momento se podrían hallar las muestras de una nueva especie de este género. En un momento dado es posible que se pueda desclasificar o reclasificar en otro género alguna especie (en este caso la única). Desde dinosaurioss.com procuraremos mantener dentro de lo posible este bloque actualizado.

La familia: los abeliosáuridos

Antes de profundizar más acerca de la historia y descripción de este género de dinosaurios, es necesario saber de qué familia de dinosaurios proviene. Esto es debido a que obviamente, el género adopta las características y los rasgos de su familia. El Majungasaurus pertenece a la familia de los abeliosáuridos y es por ello que a continuación veremos un poco más acerca de la historia y las características generales de la familia de los abeliosáuridos.

Familia de Abeliosáuridos

La Familia Abelisauridae es una familia de dinosaurios que pertenecen al suborden de los terópodos. Donde más estuvieron presentes esta familia fue en el periodo Cretácico. En aquellos tiempos no existían los continentes como los conocemos hoy en día, sino que habían dos continentes grandes: Gondwana y Laurasia. Los abeliosáuridos estuvieron presentes en el gran continente Gondwana, concretamente en la zona del sur. Esto equivale a las actuales África, América del Sur, India e incluso la isla de Madagascar.

Los abeliosáuridos eran animales carnívoros (como la mayoría de los terópodos) y eran unos animales bípedos, es decir, únicamente usaban dos patas para andar. Estas dos patas que utilizaban para desplazarse eran característicamente robustas y sobre todo musculosas. Con respecto a sus dos brazos (extremidades delanteras) eran muy cortas y delgadas en comparación con las patas.

Poseían un peculiar cráneo, puesto que por general eran bastante altos y cortos en anchura. También tenían un premaxiliar elevado haciendo que su hocico fuese robusto. Incluso hablando de cráneo, existían algunos géneros como los carnotaurinos que tenían unas protuberancias óseas en el cráneo de donde sobresalían sus cuernos.

En el caso del Rajasaurus o el Majungasaurus tan sólo se trata de un cuerno óseo. La funcionalidad de estos cuernos habría sido no otra que la de intimidar a los demás animales de su ecosistema.

Las extremidades delanteras de esta familia de dinosaurios eran relativamente pequeñas en forma vestigial. El codo de los abeliosáuridos habría estado inmóvil y los huesos del antebrazo habrían sido cortos, y toda la pata habría estado en línea recta de manera inmóvil.

Estas patas además tenían cuatro dedos, aunque no tenían ni muñeca, se unían directamente al antebrazo. Los dedos también carecían de huesos en el caso del primero y del último, siendo los dos dedos centrales los únicos que tenían hueso. Las garras de estos dedos eran relativamente pequeñas e incluso en algunos géneros no habían.

¿Por qué se llamaron abeliosáuridos?

Los abeliosáuridos son denominados así a manos de José Bonaparte y Fernando Novas. Estos dos paleontólogos se encargaron de describir esta familia en el año 1985. El nombre de esta familia hace honor al descubridor de la familia, Roberto Abel.

Descripción sobre los Majungasaurus

Los Majungasaurus son un género de dinosaurio que pertenece a la anterior nombrada familia, los abeliosáuridos. Este género de dinosaurio adopta la mayoría de las características de su grupo, aunque tiene algunos rasgos característicos que lo distinguen de sus hermanos. A continuación hablaremos más en profundidad acerca de las características y rasgos de los Majungasaurus.

Descripción sobre Majungasaurus

Lo primero que hay que mencionar sobre este dinosaurio es que al igual que sus familiares, el Majungasaurus era un animal bípedo y además de ello depredador. La longitud de este dinosaurio oscila entre los seis y siete metros, un tamaño propio de los dinosaurios terópodos. El peso de este dinosaurio era de unos 1100 kilogramos de forma aproximada.

El Majungasaurus tenía un cráneo con una longitud bastante corta si lo comparamos con su altura. Esta característica la adopta de los abeliosáuridos, con la diferencia de que la longitud de su cráneo era mayor que la mayoría, siendo de unos sesenta o setenta centímetros de largo.

Además, de su cráneo sobresalía un cuerno que estaba recubierto de probablemente queratina (es el material del que están hechas las uñas). La dentadura que tenía era común a los de sus familiares, teniendo dientes cortos en forma de corona.

Lo único que le diferencia su dentadura de los de sus familiares es que el Majungasaurus es el que más dientes tiene (diecisiete en el superior y diecisiete en el inferior), exceptuando al Rugops. El cuello y sus vértebras tenían varias cavidades para aligerar el peso de su esqueleto. Aún así, el cuello que tenía era bastante musculoso y sobre todo robusto.

El tamaño que tenía y el hecho de que tuviese que soportar todo su peso utilizando únicamente dos patas le impedía mantenerse en equilibrio. Para conseguirlo, estaba dotado de una cola muy larga que le permitía desplazar el centro de gravedad en las cadera, debido al peso y envergadura de ésta.

Las patas delanteras que tenían eran relativamente cortas con cuatro dedos muy cortitos. Estos dedos carecían completamente de garras e incluso estaban unidos entre sí de manera que entre todos formaban como un “único dedo”.

Es decir que sus dedos estaban unidos y no podían moverlos libremente, tenían la mano inmóvil. Eso sí, sus patas traseras eran bastante robustas, aunque igual de cortas en comparación a su cuerpo. Y es que en estas patas traseras recaían todo el peso de su cuerpo, que no es poco. A diferencia de las patas delanteras, las patas traseras no contaban con cuatro dedos sino únicamente tres.

El rasgo más distintivo que tenía los Majungasaurus fue probablemente su ornamentación craneal. El Majungasaurus tenía unos nasales bastante hinchados y que estaban totalmente integrados con el cuerno frontal. Este cuerno le habría servido para intimidar a los enemigos, aunque según su estructura poco más habría hecho.

El cuerno estaba ahuecado por dentro y en una confrontación no habría podido utilizarlo como arma dada su fragilidad. Lo más curioso es que entre los distintos especímenes varía la ornamentación, aunque actualmente no se puede afirmar que sean debido a dimorfismo sexual en el género.

¿Cómo fue el descubrimiento del Majungasaurus?

La primera persona en describir al primer terópodo de la historia fue el paleontólogo Charles Depéret en el año 1986. En aquel entonces todos los dientes que se encontraban y eran similares entre sí se acumulaban y añadían al género Megalosaurus.

Este género contenía todos aquellos restos de terópodos y que por aquel entonces se atribuían directamente a él. Uno de los restos asignados y clasificados dentro del Megalosaurus fue el Majungasaurus crenatissimus.

Durante los años posteriores al 1986 se han recogido un montón de restos incompletos que actualmente se incluyen dentro de este género. Los restos que pertenecen al Majungasaurus principalmente se han encontrado en la provincia de Mahajanga que pertenece al país Madagascar.

La mayoría de ellos fueron descubiertos por franceses que depositaban estos restos incompletos en el Museo Nacional de Historia Natural de París.

El prototipo MNhN MAJ 1 sería el origen del nombramiento del Majungasaurus. Y es que en el año 1955, el paleontólogo René Lavocat estaba investigando acerca de este prototipo encontrado en la Formación Maeverano y se dio cuenta que a pesar de que era muy similar al del Megalosaurus, este nuevo prototipo tenía la mandíbula más curvada de lo usual. Esto le dio pie a Lavocat para describir un nuevo género denominado Majungasaurus.

¿Cuándo y dónde vivió el Majungasaurus?

Ahora que ya sabemos más acerca de este espectacular dinosaurio que una vez habitó la Tierra, hablemos más sobre cuándo y donde vivió. Este ejemplar habría habitado nuestro planeta hace unos 70 millones de años atrás hasta extinguirse con la gran extinción de todos los dinosaurios hace unos 66 millones de años. Este lapso de tiempo coincide con el final del periodo Cretácico, que acaba con la extinción de los dinosaurios.

Majungasaurus

La zona en la que habría habitado sería entre otros: India, América del Sur y África continental. Estas tres zonas es donde principalmente se encuentran los restos fósiles de los abeliosáuridos. Se han encontrado principalmente restos de ellos en la Formación Maevarano (Mahanja, Madagascar).

Las zonas en las que habría habitado que ya hemos mencionado serían las probables donde habría habitado este género debido a que se han encontrado abeliosáuridos en estas tres zonas. Aún así, si hablamos estrictamente del Majungasaurus, lo único cierto es que habría habitado en la zona de Madagascar, que es el único sitio donde han sido encontrados restos fósiles del Majungasaurus.

¿De qué se habría alimentado el Majungasaurus?

Como ya hemos indicado anteriormente: el Majungasaurus era un depredador. La alimentación que habría seguido este dinosaurio habría sido una similar al de los felinos actuales. El hocico corto y ancho que tenía le obligaba a morder una única vez y aguantar hasta inmovilizar a la presa.

Habría sido capaz de mantener la mordida gracias a los poderosos músculos que tiene este género tanto en las patas, como en el cuello manteniendo la cabeza completamente firme.

El Majungasaurus fue el mayor depredador de su ecosistema, siendo lo más probable que sus presas fuesen grandes saurópodos como los rapetosaurus. Esto corresponde con la forma de actuar del género, puesto que mantener la mordida y el cuello habría sido totalmente viable teniendo a los saurópodos como presas.

Tampoco se descarta la posibilidad de que fuese un animal caníbal. Y es que podría haberse alimentado con los de su mismo género, puesto que se han encontrado evidencias de huesos de Majungasaurus con mordidas que corresponden con los de otro. Aún así, no se puede saber si se habrían alimentado entre ellos o de si se trata de casos puntuales.

Esperamos que esta información sobre el Majungasaurus te haya resultado interesante. Cualquier cosa que quieras preguntar o cualquier aporte que quieras hacer es bienvenido en nuestra caja de comentarios. ¡Respondemos encantados!

Por último, te dejamos con un entretenido vídeo del Majungasaurus donde se recopilan varias imágenes de este feroz depredador con cuerno: