Suchomimus, el dinosaurio cocodrilo

Nombre: Suchomimus
Dieta: Carnívora y Piscívora
Peso: 4 toneladas
Periodo: Cretácico Inferior
Encontrado en: Niger

El Suchomimus tenerensis es la única especie que se ha hallado del Género Suchomimus. Se trata de una increíble especie de dinosaurio espinosáurido. Esta especie extinguida estuvo en nuestro planeta hace muchos años, lo que ahora conocemos como la era de los dinosaurios.

La principal característica del SuchomiImus era su enorme boca muy similar a la de los actuales cocodrilos. Este espectacular dinosaurio no sólo tenía un aspecto feroz, sino que también lo era. El enorme tamaño que tenía le hizo ser uno de los dinosaurios dominantes de toda su época y habría tenido el control de toda su zona.

Dibujo de un Suchomimus

Información básica sobre el Suchomimus

El Suchomimus era un dinosaurio bastante grande y habría habitado en tierra firme. Fue un espinosáurido bastante inteligente y sobre todo era un animal carnívoro muy audaz. Con su boca de cocodrilo habría atemorizado a todos sus vecinos. Este impresionante dinosaurio ostenta el título de ser uno de los terópodos más grandes conocidos.

¿Cuánto mide de largo? – Entre unos 10 y 11 metros.
¿Cuál es su altura? – Alrededor de los 3 metros.
¿Cuál es su peso? – Aproximadamente 2,5 a 5,5 toneladas de peso.
¿Cuándo vivió? – Hace unos 121 millones de años hasta hace 113 millones de años.
¿Cuál es su familia? – La familia de espinosáuridos.

La taxonomía del Suchomimus

Reino Animalia > Filo Chordata > Clase Sauropsida > Clado Dinosauria > Orden Saurisquia > Suborden Theropoda > Familia Spinosauridae > Subfamilia Baryonychinae > Género Suchomimus

Dentro del Género Suchomimus únícamente se ha hallado una especie, S.tenerensis. Es posible que la cantidad de especies de este género aumente en caso de que se produzcan nuevos hallagos, por ello mantendremos este apartado totalmente actualizado.

La familia: los espinosáuridos

El Suchomimus pertenece a la familia de dinosaurios espinosáuridos. Para saber más a fondo sobre este género de dinosaurio, debemos saber un poco sobre las características generales. Para ello, vamos a ver los rasgos característicos e información sobre los espinosáuridos.

Tamaños de la familia de espinosáuridos

Las primeras especies de esta familia habrían habitado por primera vez en el Jurásico Tardío. Esto vendría a ser unos 155 millones de años en el pasado. Existen muchos restos de este dinosaurio que datan del Jurásico Tardío y se extienden a lo largo del Cretácico Temprano y para principios del Cretácico Tardío ya no se habrían encontrado muchos más.

Los espinosáuridos eran unos dinosaurios de gran tamaño. Los pertenecientes a esta familia eran animales depredadores y para ello contaban con un cráneo grande y muy alargado que se asemeja mucho al de un cocodrilo actual. En el interior de su boca se encontraban unos dientes con forma cónica y en algunos casos levemente aserrados.

Los cráneos que poseían eran diferentes de los que tenían otros dinosaurios depredadores como podría ser el Tyrannosaurus o el Allosaurus. En estos últimos dos casos poseían unas mandíbulas bastante grandes, tanto en anchura como en altura, mientras que los espinosáuridos tenían unas mandíbulas delgadas y estrechas.

De esta conclusión se puede barajar la posibilidad de que los espinosáuridos no habrían atacado a grandes presas como sí lo hacían otros depredadores.

Uno de sus rasgos más característicos son las velas que sobresalían en las distintas especies situadas en su parte posterior. No se sabe concretamente la función de esta vela, aunque se barajan distintas teorías.

La función de la vela podría haber sido la de un termorregulador, aunque también podría haber servido como un instrumento de cortejo o simplemente como una exhibición de amenaza. En cualquier caso la teoría más aceptada es que es una prolongación de su espina neural y habría tenido la finalidad de sujetar una joroba musculosa que habría servido como reserva energética.

¿Por qué se llamaron espinosáuridos?

Esta familia de dinosaurios fue nombrada en el año 1915 por el señor Ernst Stromer. En el momento que nombró a la familia, tan sólo existía un único género, el Spinosaurus. Pero no es hasta el 1998 que se le da una descripción completa a manos de Paul Sereno y añade la subfamilia Spinosaurinae. Desde ahí llegan nuevos géneros para aumentar los miembros de la familia de espinosáuridos.

Como indicamos, uno de sus rasgos característicos son las velas que poseían sobre sus espaldas. Esto ha dado el nombre a esta familia denominada como Spinosauridae. El significado de la palabra está relacionado con ello y vendría a significar “lagarto columna vertebral“.

Descripción de los Suchomimus

Llegados aquí, ya tenemos una idea general sobre los rasgos y las características de nuestro dinosaurio. Este comparte muchas características con los espinosáuridos, al pertenece a dicha familia, aunque obviamente tiene ligeras diferencias que lo diferencian del resto de géneros. Veamos ahora sobre las características y rasgos de los Suchomimus.

Descripción del Suchomimus

Las dimensiones de este género son realmente grandes, cuenta con una longitud de 10 a 11 metros aproximadamente. Esto junto a la altura de alrededor de 3 metros que tiene, le convierten en uno de los dinosaurios espinosáuridos de mayor tamaño. Dado sus grandes proporciones, también cuenta con un gran peso, que van desde los 2500 hasta los 5000 kilogramos.

El rasgo característico de los Suchomimus era su hocico muy alargado y estrecho. Las mandíbulas de los pertenecientes a este género eran muy estrechas y contaban con más de 100 dientes. Los dientes que poseín no eran muy afilados y se curvaban hacia atrás.

Eso sí, los dientes que estaban en la punta del hocico eran más puntiagudos y alargados que el resto. En números, contaban con unos 22 dientes a cada lado en la parte superior, y unos 32 en los lados de la mandíbula inferior. En la parte central, donde se situaban sus dientes más afilados, habría tenido unos 7 arriba y otros 7 en la parte de abajo.

Los Suchomimus contaban con un cráneo muy similar al de los cocodrilos. Las fosas nasales de estos animales extintos eran largas, estrechas y estaban dispuestas horizontalmente. El cuello de este dinosaurio era muy musculoso debido a su corta longitud. Nuestro amigo poseía alrededor de 16 vértebras en la espalda. En sus manos tendrían unas grandes garras alargadas que adopta de los espinosáuridos.

Respecto con sus primos, tiene un gran parecido con el Baryonyx y el Spinosaurus. Siendo el Suchomimus el intermedio entre los dos, algo más grande que el Baryonyx y un tanto más pequeño que el Spinosaurus. Es en su primo mayor (Spinosaurus) de quién habría adoptado la característica de tener una espina neural grande que sobresale del cuerpo.

¿Por qué se llamaron Suchomimus?

En el año 1997, el paleontólogo Paul Sereno junto a su equipo hicieron un nuevo descubrimiento. En la zona del Sahara, cerca del desierto de Tener en Nigeria, encontraron unos fósiles que finalmente bautizarían como Suchomimus.

El significado de esta palabra es imitador de cocodrilo y fue dado en referencia a la forma de su cabeza. Hay una única especie actualmente hallada, el Suchomimus tenerensis que recibe el nombre en honor al lugar de su descubrimiento.

¿Cuándo vivió el Suchomimus?

Los dinosaurios son unos animales que habitaron hace muchos años nuestro planeta. A más de uno nos habría gustado verlos en su pleno esplendor, aunque muy probablemente estos dinosaurios habrían sido una gran amenaza para los humanos.

Los seres humanos jamás llegaron a cohabitar con los dinosaurios, ya que nuestra especie apenas apareció hace unos 200 000 años en el pasado mientras que los dinosaurios se extinguieron hace ya más de 55 millones de años.

En esta ocasión hablamos sobre el Suchomimus, un género de dinosaurio espinosáurido que apareció por primera vez en el planeta hace unos 121 millones de años. Estos estuvieron en nuestra Tierra durante unos 8 millones de años, es decir, nuestro planeta les vio por última vez hace unos 113 millones de años en el pasado.

El lapso de tiempo que estuvieron en la Tierra coincide con mediados del Mesozoico Cretáctico Inferior Aptiense y su existencia en el planeta termina con la Edad Albiense, que es la Edad que precede a la Edad Aptiense. La Edad Aptiense empezó hace unos 125 millones de años y terminó hace unos 113 millones de años, coincide con el paso del Suchomimus por el planeta.

¿Dónde habitó el Suchomimus?

Hábitat natural del Suchomimus

Los Suchomimus habitaron en la zona donde está situada la actual Nigeria. Esto es debido a que los únicos restos de Suchomimus fueron encontrados por esa zona. En cualquier caso, pudo haber habitado en muchas más zonas y que simplemente aún no han sido hallados en dichas zonas.

El mundo es demasiado grande y hay muchos lugares done aún no se ha excavado y muy difícilmente se pueda llegar a hacer (a mucha profundidad debajo de casas, edificios y todo tipo de construcciones o en zonas donde simplemente no se ha investigado).

Si tuviésemos que poner la mano en el fuego con una respuesta sería obviamente Nigeria. Aún así, como mencionamos podría estar en cualquier lugar más. De hecho, si miramos otros géneros de espinosáuridos, estos han sido descubiertos por todos los continentes, más concretamente en América del Sur, Europa, África, Australia y Asia.

El hábitat preferido de este dinosaurio habría sido las zonas semiacuáticas, como los cocodrilos actuales que son animales anfibios. Estas zonas podrían ser algunos deltas de ríos o las típicas lagunas que habían en África en el principio del Cretácico.

¿De qué se alimentaron nuestros amigos?

Como bien se ha indicado, el ambiente preferido de este ejemplar eran las zonas donde habían tanto tierra como agua. Es por ello que se deduce que se habría alimentado de peces como principal manjar. Aún así, los peces no habrían sido sus únicos platos, en otros géneros de espinosáuridos de los cuales se han encontrado más restos se pueden apreciar restos de carne de otros dinosaurios. Por lo que podríamos decir que los Suchomimus se alimentaban de peces y dinosaurios.

Esto se contrasta con el hocico largo que poseía, además de unos dientes delgados y alargados que son idóneos para la pesca. Las mandíbulas de este género habría sido perfecto para capturar presas resbalazidas como pudieran ser los peces.

En cuanto a los dinosaurios, no se sabe concretamente si los habrían cazado ellos mismos o si eran unos carroñeros, es decir, si se alimentaban de restos que otros cazadores como el Allosaurus dejaban.

También es importante resaltar que sus dientes habrían sido más aptos para capturar a posibles dinosaurios que para matarlos. Otra teoría es que los Suchomimus habrían capturado a pequeños dinosaurios ornitópodos gracias a sus dientes curvados hacia dentro para luego tenerlos ahí atrapados mientras los desgarraba con las grandes garras que tenían en sus manos.

Para concluir, os dejamos con este vídeo donde vais a poder ampliar mucho vuestra información al respecto sobre este dinosaurio del que tanto hemos hablado en esta entrada.

Esperamos que esta entrada con información referente a los Suchomimus te haya resultado útil. Cualquier duda, propuesta o aportación que tengas es bienvenida en la caja de comentarios ;). Por cierto, te dejamos con un vídeo sobre el Suchomimus, este dinosaurio imitador de cocodrilos: