Amargasaurus: El dinosaurio de la formación “La Amarga”

Nombre: Amargasaurus
Dieta: Herbívora
Peso: 8 toneladas
Periodo: Cretácico
Encontrado en: América del Sur

El género Amargasaurus comprende a un grupo de ejemplares que pertenecen a los dinosaurios saurisquios saurópodos dicreosáuridos.

Aunque se han encontrado varios restos fósiles, solamente existe una única especie, Amargasaurus cazaui, que vivió durante el Período Cretácico, hace aproximadamente 130 millones de años.

Su nombre proviene del griego y significa “reptil de Amarga”, ya que fue encontrado en la formación La Amarga, que se encuentra en el territorio que actualmente conocemos como Sudamérica.

Al igual que el Dicraeosaurus, el Amargasaurus era un saurópodo dicreosáurido, lo que significa que de su columna vertebral nacía una espina bífida que recorría gran parte del cuello y la espalda, un característica del grupo que aún en la actualidad sigue siendo estudiada.

¿Nos acompañas en esta aventura? A continuación vamos a conocerlo todo sobre el fascinante dinosaurio Amargasaurus.

Taxonomía del Amargasaurus

Reino  División  Clase Superorden Orden Suborden Infraorden Superfamilia Familia
 Animalia  Chordata  Sauropsida  Dinosauria  Saurischia  Sauropodomorpha  Sauropoda  Diplodocoidea  Dicraeosauridae

 

  • El Reino del Amargasaurus es Animalia
  • El Amargasaurus pertenece al Filo o División Chordata
  • Este dinosaurio se encuentra en la Clase llamada Sauropsida
  • El Amargasaurus pertenece al Superorden llamado Dinosauria
  • El Orden en el que está clasificado el Amargasaurus es Saurischia
  • El Suborden del Amargasaurus es Sauropodomorpha
  • El Infraorden al que pertenece este dinosaurio es Sauropoda
  • La Superfamilia de este dinosaurio es Diplodocoidea
  • Este dinosaurio pertenece a la Familia de Dicraeosauridae

Como algunos aficionados a estos animales prehistóricos ya conocen, este hermoso dinosaurio llamado Amargasaurus, junto con el Dicraeosaurus y el Brachytrachelopan (un enorme saurópodo que tenía la especial cualidad de tener un cuello pequeño), pertenecen a una familia denominada como Dicraeosauridae.

Existe una acalorada y frecuente discusión acerca de la comparación que surge entre este dinosaurio (Amargasaurus) y el Dicraeosaurus, debido a que tienen parecidos notorios, por ello se ha sugerido que el primero proviene de las últimas camas de Tendaguru (Tanzania), debido al hecho de que las vértebras pre-sacras presentan una cualidad muy significativa: una rara bifurcación de mayor longitud y con mayor intensidad.

¿Sabías qué?...
Cuando representemos mentalmente a este dinosaurio debemos pensar en un animal que en realidad fue de un gran tamaño y su crecimiento solo se debía a su alimentación de tipo herbívora.

Sus espinas altas tenían ciertas bifurcaciones, las cuales nacían de algunas sus vértebras, y lo más interesante es que entre éstas podíamos hallar vestigios de piel, la cual tenía vasos sanguíneos que pudieron cumplir la función de  regular su temperatura corporal cuando así era necesario.

Además de ello, estas espinas eran necesarias para poder conseguir pareja, ya que en la época en la que todos los machos y hembras necesitaban aparearse, la cresta presente en los machos se teñía de colores muy llamativos para poder captar la atención de las hembras.

La vida del amargasaurus en el planeta tierra

Este fascinante dinosaurio vivió en el territorio que actualmente conocemos como América del Sur, se estima que en la región de La Amarga, lo que le da su nombre.

 ¿Pero en qué período habitó este dinosaurio nuestro planeta?

El Amargasaurus desarrolló su  existencia durante el período geológico llamado Cretácico,aunque si queremos ser más precisos podemos determinar que vivió durante el inicio de este período, lo que nos remonta a una época que tuvo lugar hace ya aproximadamente 130 millones de años.

La flora del periodo Cretácico le aportaba a este dinosaurio todo cuanto necesitaba para sobrevivir y hablamos de flora ya que estamos ante un dinosaurio herbívoro, cuyo segundo elemento imprescindible para la supervivencia era su estructura robusta, que actuaba a modo de defensa frente a dinosaurios de alimentación carnívora.

¿Quién descubrió a este dinosaurio?

En primer lugar debemos tener en cuenta y esclarecer que el nombre de Amargasaurus le fue “impuesto” en el año de 1991 por dos famosos paleontólogos provenientes de la República de Argentina (América del Sur), estos dos reconocidos paleontólogos tenían por nombres los siguientes:

  • Leonardo Salgado: Destaca por la realización un doctorado en una de las universidades más prestigiosas y representativas de su país, en la ilustre Universidad Nacional de la Plata. Actualmente realiza sus labores como principal investigador en  CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), ente que depende de uno de los ministerios de la República de Argentina.
  • Fernanda Ojeda Cruz: No se dispone de información pública acerca de esta paleontóloga y por ello no es posible destacar sus trabajos, no obstante, debemos tratarla por igual en todo aquello que afecta al descubrimiento del Amargasaurus.

Exposición de Amargasaurus en el Museo de Melbourne

Los restos de este dinosaurio fueron hallados a orillas de un río con una peculiar denominación: “La Amarga”; este interesante río se encuentra ubicado en la provincia denominada Neuquén, situada en la enigmática Patagonia Argentina.

No obstante el nombre de este río también lo ostenta una pequeña localidad ubicada a pocos kilómetros de distancia de dicho río, además de que una famosa formación geológica también fue denominada de la misma manera, todo ello contribuyó a la denominación de este espécimen.

Por otro lado, el epíteto específico, “cazaui, fue colocado por mero honor al hombre que logró realizar el descubrimiento del lugar en sí, Luis B. Cazau, el cual desarrolló sus labores como uno de los mejores geólogos de la YPF.

Este lugar  en realidad se encuentra situado precisamente en las zonas más bajas del yacimiento geológico antes mencionado, la Formación “La Amarga”.

El Amargasaurus es conocido solamente por un esqueleto, del cual se elaboró una minuciosa réplica que ahora mismo se encuentra disponible para su exhibición en el Museo Argentino de Ciencias Naturales, el cual lleva por nombre “Bernardino Rivadavia”.

La exhibición del Amargasaurus

El Museo Bernardino Rivadavia es el principal, por no decir el más importante, museo de Ciencias Naturales de todo el país de la República Argentina, museo que además se sitúa en un lugar bastante típico conocido como Parque Centenario, en capital de Buenos Aires.

Como último dato, este museo tiene más de 200 años de existencia, en el 2012 se cumplió su bicentenario.

Este esqueleto descubierto contiene el cráneo, las vértebras pertenecientes al cuello, así como también se pudieron hallar huesos de la espalda y la cadera, sin dejar de mencionar que una parte de la cola fue hallada.

Así mismo podemos observar que se pudo encontrar el hombro del lado derecho, de igual forma que una extremidad superior de la zona lateral izquierda y una extremidad inferior de la misma zona, por último se encontró un hueso de la pelvis que resultó ser clave para futuras investigaciones.

¿Sabías qué?...
Como ya habíamos mencionado, una famosa réplica de este dinosaurio se encuentra ahora en exhibición para el público en general, en el museo argentino citado, de hecho encontramos una noticia relevante al respecto de fecha 07 de Julio del 2015, noticia que nos informa de ello e invita a los interesados a participar de esta interesante exposición.

Características del Amargasaurus

Este dinosaurio tenía una longitud aproximada de unos 10 metros, una altura de aproximadamente 4 metros y su peso se encontraba alrededor de las 8-9 toneladas, sin embargo, muchos científicos aseguran que en realidad su tamaño era bastante pequeño en comparación con los demás saurópodos.

Por otro lado sabemos que fue un cuadrúpedo cuyo cráneo era más alargado en comparación con otros individuos, pero dicho cráneo era bajo en un extremo, el cual se unía a un cuello que tenía dimensiones poco considerables, de similar forma que el Dicraeosaurus, uno de sus parientes más cercanos al fin y al cabo.

Como ya lo sabrás, contaba con unas espinas muy altas, en esto sí superaba a los otros saurópodos, ya que eran las espinas más altas que se habían visto hasta el momento, las cuales se dividían y posteriormente salían de ciertas vértebras.

Estas famosas y temibles espinas nacían en la nuca, luego pasaban por una zona del cuello y se distribuían incluso hasta la parte media de la espalda del Amargasaurus.

Mientras algunos paleontólogos afirman que estas espinas altas sostuvieran una especie de “vela”, esta teoría es rechazada por uno de los más polémicos científicos conocidos, el famoso Gregory S. Paul, quien rechazó esta afirmación en el año 2000, de forma contundente.

Este investigador propone la teoría de que en realidad las espinas estaban recubiertas de una grasa especial que emitía este espécimen, e incluso que estaban rodeadas de un tejido muscular específico, pero aún en la actualidad no es posible afirmar este hecho a ciencia cierta.

caracteristicas-amargasaurus

¿Por qué se le dio tanta importancia al hecho de que este científico rechazara la teoría formulada previamente sobre las altas espinas del Amargasaurus?

Gregory S. Paul es un gran ilustrador y escritor en lo que a Paleontología se refiere, mayormente conocido por varios de sus trabajos, pero el mundo le prestó atención por su obra denominada Predatory Dinosaurs of the World, la cual se publicó en el año 1998.

Además de ello, se le conoce por sus duras críticas hacia la religión, a la cual le ha dedicado una buena parte de sus esfuerzos en los últimos años con tal de derrocarla, un objetivo de otra parte desmedido.

De nacionalidad americana (Washington DC), como ya mencionamos, ha desarrollado su vida y trayectoria  profesional en los campos de la Paleontología, Sociología e incluso la Teología, trabajando de forma independiente durante casi toda su carrera.

La cualidad más sorprendente del Amargasaurus

La característica más destacada del famoso esqueleto de Amargasaurus es el grupo de espinas dorsales altas en el cuello y las vértebras de la espalda.

Las espinas dorsales son las más altas en el cuello, zona en la que podemos ver que estas espinas se encuentran en pares, casi formando líneas paralelas.

Conforme vemos que las espinas se van acercando a las caderas podemos observar que su tamaño disminuye de forma proporcional, por ello mismo si nos enfocamos en la zona de la cadera, precisamente en las últimas vértebras dorsales, nos percataremos de que son mucho más cortas en comparación con las espinas del cuello.

Si tomamos en cuenta la teoría de las velas que se forman gracias a las espinas, podemos llegar a ciertas conclusiones, una de ellas es que una de las funciones que estas velas cumplieron fue la de defensa, además que se dice que también cumplían funciones que permitían la comunicación entre ellos, además de regular la temperatura en momentos críticos.

Pero en realidad sabemos muy poco, aún, acerca de este dinosaurio, por lo que no podemos emitir afirmaciones totalmente verdaderas, algo que suele suceder en el ámbito científico.

¿Sabías qué?...
El Amargasaurus contaba con unos orificios nasales cuyas características parecen indicar que su alimentación también se basó en el consumo de ciertas plantas acuáticas.

Además de ello, los dientes de este dinosaurio presentaban formas bastante extrañas y poco vistas en otros especímenes, de hecho presentaban la forma de lo que ahora conocemos como un lápiz, es decir, eran bastante alargados, aunque este tipo de dientes solo los podemos encontrar en la zona frontal de la mandíbula del esqueleto hallado.

Espinas del Amargasaurus

Debido a que su cuello no era el más largo, se puede deducir que se alimentaba de árboles y vegetales que se encontraban a su alcance, no demasiado altos, tampoco afirmamos que se alimentaba de árboles muy bajos.

Por otro lado podemos ver que contaba con una garra especial y de gran tamaño, la cual tenía mucha importancia al momento de intentar defenderse ante otros depredadores e incluso esta garra permitía que este dinosaurio propinase un fuerte y poderoso golpe a sus adversarios en caso de que fuera necesario, golpe que por sí solo era suficiente para derrotar a cualquier otro animal de gran tamaño, debido a la potencia que poseía.

En cuanto a sus patas, nos enfocaremos primero en las patas traseras, las cuales tenían la cualidad de ser largas, pero no por ello eran patas débiles, de hecho contaban con un músculo largo pero potente que lo dotaba de fuerza en momentos clave, a pesar de que la velocidad no era su punto fuerte.

Su cola era bastante alargada,  similar a la forma de un látigo, y era utilizada como tal, ya que al momento de tener una lucha cuerpo a cuerpo o de tratar de defenderse ante otros animales que le acosaban, ellos optaban por utilizar su cola como un arma más de su repertorio, y repartían latigazos que causaban graves heridas en sus oponentes.

Es por estas razones que llegamos a la conclusión de que este animal era difícil de enfrentar, sobre todo por la cola látigo que poseía, contando además con las garras y su tamaño, tal vez a ello se debió su larga existencia dentro de nuestro planeta, debido a que ningún otro animal podía hacerle frente con facilidad.

Alimentación  y funciones digestivas del Amargasaurus

Como ya hemos mencionado el famoso Amargasaurus basaba su dieta en el consumo de vegetales, en otras palabras, era herbívoro, al igual que sus semejantes saurópodos, de los cuales ya hemos hablado un poco en otros artículos.

Por otro lado,  subrayamos la forma y el tamaño de su cuello, debido a la gran importancia e influencia de estas estructuras en su alimentación.

Su cuello era su principal herramienta al momento de buscar alimento, por el hecho de que si este animal tenía un cuello corto lo más probable era que se alimentara de vegetales o árboles que se encontrasen a su alcance, eso le impedía alcanzar vegetales con mucha mayor altura. Esta estructura anatómica determinaba en gran parte su alimentación.

Otro punto importante es el enorme tamaño que este animal poseía, y es obvio que para poder alcanzar tales dimensiones tuvo que haber ingerido grandes cantidades de vegetales, incluso se presume de que este espécimen no llegaba a masticar las hojas, pues su estómago poseía pequeñas piedras que ayudan a realizar tal función.

Estas piedras eran las responsales de mascar o triturar el alimento vegetal que el Amargasaurus comía, el nombre de estas piedras pequeñas era el de “gastrolitos”.

Por esa misma razón podemos observar que los dientes de este individuo tenían la forma perfecta para rasgar y arrancar los vegetales (hojas) que encontraba a su alcance o que estaban dentro de sus posibilidades, y ya su estómago se encargaría de procesarlo, masticarlo y digerirlo.

Alimentación del Amargasaurus

No se sabe con total certeza pero existen grandes probabilidades de que este animal se haya alimentado principalmente de coníferas, sin embargo, también se presume de que incluía dentro de su dieta a las cícadas, a las colas de caballo y a muchas otras plantas similares o de la misma familia.

Las coníferas, desde una perspectiva totalmente ecológica, podemos decir que son el grupo principal de todos los grupos de gimnospermas que han existido, en un momento dado de la historia de nuestro planeta, estas coníferas fueron bastante dominantes en casi todas las comunidades alrededor de todo el orbe.

Por otro lado, las cícadas parecen ser las únicas plantas que han logrado sobrevivir a épocas que realmente son bastante lejanas, se ha llegado a creer que han logrado su evolución a partir de otra planta llamada “Helecho con semilla”, la cual en realidad es un vegetal antiquísimo que desarrolló su existencia durante el Paleozoico tardío.

Incluso existe una edad que lleva el nombre de estas plantas, la famosa Edad de las Cícadas, debido a que ellas junto con las coníferas se encontraban al frente de toda la vegetación en casi todo el planeta, distribuidas de modo espectacular.

En cuanto a su forma, su apariencia se acerca a la de las palmas, pero no nos equivoquemos ni las confundamos porque no tienen ningún tipo de relación estas con las otras.

Otro aspecto fundamental del Amargasaurus era el tipo de migraciones que realizaba para poder alimentarse de forma adecuada, es decir, en grandes cantidades, estas migraciones consistían básicamente en comer todo lo que podían en cierto lugar, lo hacían en grupo, y luego viajaban hacia otro lugar verde para poder seguir alimentándose de forma apropiada.

La presencia del Amargasaurus en distintos juegos infantiles

¿Sabías qué?...
Existen numerosas ofertas en el mercado de distintos países que venden figuras, muñecos y pequeñas réplicas de este dinosaurio, con el fin de que los niños aprendan, conozcan y monten su parque de dinosaurios personalizado.

En general estas réplicas pequeñas de juguete cuentan con una altura de tan solo seis centímetros, por eso no se recomienda su uso para niños menores de 3 años, cuentan además con un largo de unos 16 centímetros aproximadamente, además de una excelente calidad y minuciosidad. Dicho esto, si te encanta coleccionar este tipo de objetos, es tu oportunidad.

A continuación te dejamos con un vídeo del Amargasaurus donde se revelan algunos datos interesantes sobre este gran dinosaurio que pueden empezar a preparar el ambiente para aprender jugando:

También podemos observar al Amargasaurus en un videojuego denominado  “Jurassic Park”, tercera versión,  la que ofrece un genial “Park Builder”, especialmente preferido por los usuarios en dispositivos del tipo Game Boy.

Además podemos encontrar diversos juegos de vídeo, juegos de mesa y otro tipo de juguetes que resultan bastante interesantes para quienes disfrutan del mundo de los dinosaurios.

Amargasaurus dentro del juego Jurassic Park Builder

¿Sabías qué?...
Incluso la famosa serie conocida como Pokemon incluye al Amargasaurus dentro de sus escenas, ya que podemos encontrar a un Pokemon del mismo nombre en dicha serie, aunque su aspecto físico no sea tan parecido al verdadero ejemplar. También se venden muñecos y juguetes de este Pokemon en diversas tiendas (tanto en Internet como en negocios locales).

¿Qué opinión tienes acerca del Amargasaurus? Si tienes alguna información valiosa que agregar acerca de este hermoso espécimen no dudes de ninguna forma en compartirlo a través de tu comentario.

Para finalizar este artículo, os dejamos con este vídeo donde podréis ampliar mucho más la información de este maravilloso dinosaurio llamado Amargasaurus: