Todo sobre el Ankylosaurus: el devastador dinosaurio tanque

Nombre: Ankylosaurus
Dieta: Herbívora
Peso: 8 toneladas
Periodo: Cretácico Superior
Encontrado en: USA

El Ankylosaurus es uno de los dinosaurios más interesantes que han existido. El motivo es sencillo: la impresionante armadura que lo recubría. De hecho, está considerado como el espécimen acorazado más relevante.

Este dinosaurio poseía una armadura natural que lo convertía en un tanque andante. Buena prueba de ello es su propio nombre, Ankylosaurus significa, en griego, “lagarto acorazado”.

Pero eso no es todo, este anquilosaurio disponía de una terrible arma secreta.

Un arma tan devastadora que en una hipotética lucha contra un  Tyrannosaurus rex, lo más probable, es que nuestro Ankylosaurus le pegase una buena tunda.

Seguro que después de leer eso te has quedado con ganas de saber más. No te preocupes, hoy en Dinosaurioss.com te lo contamos todo acerca del Ankylosaurus: el devastador dinosaurio tanque.

ankylo

La familia: los anquilosaurios

Su árbol genealógico (clasificación) es el siguiente:

  • Los anquilosaurios (Ankylosauria)
  • Los anquilosáuridos (Ankylosauridae)*
  • Dentro del mismo grupo (como si fuese una relación de hermanos) está el Euoplocephalus ( “cabeza bien armada” en griego)

*No hay unanimidad por parte de los paleontólogos en la pertenencia del Ankylosaurus a esta subfamilia.

Taxonomía
REINOANIMALIA
FILOCHORDATA
CLASEARCHOSAURIA
SUPERORDENDINOSAURIA
ORDENORNITHISCIA
SUBORDENANQUILOSAURIOS
FAMILIAANQUILOSÁURIDOS
GÉNEROANKYLOSAURUS
ESPECIEANKYLOSAURUS magniventris

¿Sabías qué?...
Los anquilosaurios (Ankylosauria) era una familia de dinosaurios fuertes y acorazados. Algunos de los especímenes de esta familia eran muy sorprendentes.

Por ejemplo, el Sauropelta que tenía unas enormes púas o clavos saliendo desde su cuello. Esta familia de dinosaurios vivieron por todo el planeta, salvo en África.

Dónde y cuándo vivió este anquilosáurio

Decirte que vivió; día arriba, día abajo, aproximadamente, hace unos 68 millones de años.

Este momento es denominado como el periodo Cretácico Superior, en concreto, en el Maastrichtiense. Esta etapa es la última que se da antes de que desaparezcan los dinosaurios.

Hábitat natural del Ankylosaurus

Por tanto, nuestro amigo fue una de las especies que sobrevivió hasta que la caída de un meteorito provocase la extinción de todos los dinosaurios.

Los anquilosáuridos en América del Norte

El Ankylosaurus es, junto a su hermano Euoplocephalus, el único miembro de esta familia que vivió en América del Norte.

El resto de especies vivieron en el este de Asia.

A lo mejor te preguntas que cómo es posible que habitasen en un lugar tan apartado del resto de sus miembros.

La respuesta te la brinda la propia historia de la tierra.

Hace unos 200 millones de años, el mapa terrestre era bastante distinto a como es en la actualidad.

De aquella, no había cinco continentes como ahora, sino dos: Laurasia y Gondwana.

Laurasia era el continente del norte y englobaba Norteamérica, Europa y Asia. El del sur, Gondwana, era Sudamérica, África, Australia, la península del Indostán, la isla de Madagascar y la Antártida.

Por tanto, Norteamérica y Asia estaban unidas, no había océanos que las separasen.

Se ve que en aquella época, los tatatarabuelos del Ankylosaurus cruzaron desde Asia hasta América.

Para ser más precisos, se han encontrado restos del “lagarto acorazado” en Montana y Wyoming (oeste de EEUU) y Alberta (Canadá).

 Todavía, a día de hoy, no se ha encontrado un esqueleto entero suyo .

¿Quién descubrió a este dinosaurio?

Por así decirlo, este Anquilosaurio fue bautizado por Barnum Brown en 1908.

No quiero decir con esto que fuera la primera vez que se encontraban restos de esta especie. Ya se habían encontrado restos dos años antes. El mismo paleontólogo, Brown, había descubierto unas piezas en Montana.

No se adjudicó el nombre hasta 1908 porque los hallazgos anteriores se habían atribuido a otros dinosaurios. Se comenta que en un primer momento, Brown le atribuyó el nombre de Dynamosaurus.

En ese año, lo que encontró fue una parte de un cráneo, vértebras, costillas y, cómo no, la armadura. El descubrimiento mostró que estaban en un error y que lo que tenían ante sí, era una especie nueva de dinosaurio.

Pero hubo todavía que esperar dos años más para que se revelase la morfología completa de este anquilosaurio.

En aquel momento, el propio Barnum Brown de nuevo, encontraba otro Ankylosaurus en Alberta (Canadá). El valor de este hallazgo radicó en que por primera vez se encontraba el mazo caudal.

¿Recuerdas que al principio te mencioné que el Ankylosaurus tenía una poderosa arma secreta?

Me estaba refiriendo al mazo caudal. Se trataba de una protuberancia al final de su cola con la que podía golpear a sus enemigos.

Dibujo de un Ankylosaurus

Los especímenes encontrados por Brown están expuestos en el Museo de Historia Natural de Nueva York. Además, en Canadá, en el Museo Canadiense de Naturaleza, está exhibido el cráneo más grande encontrado. Este resto también fue encontrado en Alberta, en 1947, aunque esta vez el descubrimiento corrió a cargo de Charles M. Sternberg.

¿Sabías qué?...
Este paleontólogo estadounidense, Barnum Brown, fue también el descubridor del Tyrannosaurus rex.

Era muy características su manera de vestir ya que no era extraño verle ataviado con un abrigo de castor hasta la rodilla. Con sombrero a juego, por supuesto.

Su segunda esposa, Lillian, escribió un libro de memorias dedicado a los hallazgos de su marido. Se titulaba “Me casé con un dinosaurio”.

Cómo era el Ankylosaurus: características

Ficha técnica
NombreAnkylosaurus
LongitudEntre los 8 y 9 metros aprox.
Altura1.8 metros
PesoEntre 5 y 6 toneladas
DietaHerbívoro
PeriodoCretácico superior o terciario

AñosEntre 70 – 65 millones de añosEncontrado enNorteamérica y Usa

Como ves, su longitud oscila entre los 8 y 9 metros de longitud.
Si pusiésemos al Ankylosaurus en una báscula, nos diría que pesa cerca de las 6 toneladas. Esto le convierte en el anquilosaurio más grande que se conoce. Para que te hagas una idea, un elefante africano pesa entre 6 y 7 toneladas.

Descripción de un Ankylosaurus

Sin embargo, una reconstrucción hecha en función basada al cráneo más grande encontrado (el descubierto en Canadá por Stenberg).

Esta simulación sugiere un tamaño bastante menor: unos 6,25 metros de largo y 1,5 metros de ancho.

Este dinosaurio era cuadrúpedo. Su cuerpo (por eso también recuerda a un tanque) era bajo y bastante ancho. Dentro de lo bajo que era, sus patas las traseras eran más largas que las delanteras.

Aunque no hay una certeza, ya que nunca se ha hallado una extremidad suya , se cree que tenía cinco dedos en cada pata. Se apunta a esta posibilidad porque otros miembros de los anquilosáuridos los tenían.

Su cabeza tenía forma de triángulo y era más ancha que larga.

Una cuestión bastante característica de este dinosaurio son sus dientes. Son muy peculiares dado su pequeño tamaño. A pesar de ser el anquilosáurido más grande, proporcionalmente, sus dientes son los más diminutos.

¿Sabías qué?...
Otro punto anormalmente pequeño de este dinosaurio era su cerebro. De hecho, a este anquilosaurio se suele atribuir una inteligencia más bien reducida.

Una armadura a prueba de balas

No obstante, lo más característico del Ankylosaurus es su armadura ósea.

Desde la cabeza hasta la cola, este dinosaurio estaba cubierto por placas de hueso soldadas.

Estas placas, organizadas, una detrás de otra, en líneas horizontales, van cubriendo todo su cuerpo. También, los laterales del cuerpo y la cabeza.

De esta manera, tenía la cabeza muy bien protegida.

Estas placas, denominadas osteodermos tenían distintos tamaños. Así se podían ir adaptando a las distintas zonas del animal. De hecho, para mejorar su defensa, algunos de estos osteodermos tenían forma de bolas.

Estas bolas se ubicaban entre las grandes placas para reforzar la estructura de la armadura. Así se volvía más compacta y más difícil de quebrar.

Otro punto que reforzaba esa forma maciza y rígida era que los huesos del cráneo y de otras partes del cuerpo también estaban fusionados.

Para reforzar todavía más la seguridad defensiva de la armadura, toda ella estaba rematada con púas y bultos afilados. Al igual que en el cuerpo, su cabeza estaba rematada por cuatro cuernos.

¿Sabías qué?...
Toda su coraza estaba recubierta gruesa capa de queratina. Este material es del que están hechas tus uñas.

Este tipo de armadura todavía se puede observar en algún animal moderno. Por ejemplo: en cocodrilos, armadillos y algún tipo de lagarto. Otra cuestión curiosa, pero esta vez de su hermano, el Euoplocephalus, son sus ojos. Estos también estaban protegidos por osteodermos.

El mazo caudal

El arma secreta de este anquilosaurio.

Este mazo se formaba en la parte final de su cola. Su origen se debe a la fusión de las últimas vértebras caudales.

Uno de los descubrimientos que apuntó que podía usar esta maza como arma fue el que se hallaron tendones en ella. Esto evidenciaba que podía balancearla, para así, con el impulso tener más fuerza.

Qué come este tipo de dinosaurio

El Ankylosaurus era herbívoro, o lo que es lo mismo, solo comía plantas.

De hecho, sus pequeños dientes estaban optimizados para ello. Tenían forma la forma perfecta para cortar las hojas que se comía.

¿Qué comía el Ankylosaurus?

No obstante, este anquilosaurio no tenía dientes moledores, por lo que se cree que no masticaba mucho.

Es más, los científicos consideran que al no poder masticar mucho, tragaba piedras para favorecer la digestión.

Este dinosaurio vivía cerca de bosques cercanos a ríos. Siempre en zonas de interior, ya que la vegetación que habita cerca del mar es demasiada dura para su mandíbula.

Cómo se comportaba este anquilosaurido

El Ankylosaurus era un animal solitario, ya que gracias a su coraza no tenía miedo a otros depredadores.

Sin embargo, sí que se reunían una vez al año para el apareamiento.

Los machos luchaban entre ellos con los mazos caudales hasta que uno de los dos se retiraba.

También se dice, que además de para combatir, el tamaño del mazo caudal podía servir para atraer a las hembras.

Ankylosaurus vs T. Rex

Imagínate la pelea. Un dinosaurio tanque contra uno de los mayores depredadores que se conocen: el Tyrannosaurus rex.

La estrategia de batalla de nuestro Ankylosaurus está clara. Su mayor potencial reside en su aguante, en su defensa y en su gran blindaje.

Con su armadura, por mucho que el Tyrannosaurus rex le mordiera o le golpeara, no podría con él. Por lo menos no sin muchas dificultades.

Batalla: Ankylosaurus VS Tyrannosaurus

Cuando nuestro anquilosaurio era atacado por un depredador carnívoro, tendía a esconder sus patas debajo del cuerpo. No olvides que su cabeza también estaba protegida por los osteodermos.

En esa posición, se convertía en un bloque demoledor que podía resistir los golpes y las mordeduras de sus enemigos. Si lo piensas, es la misma técnica que usan las tortugas al esconderse en su caparazón.

Pero claro, la diferencia radica en que el Ankylosaurus tiene casi el tamaño de un autobús, por lo que, amparado tras su coraza, era casi indestructible.

Con sus cortas patas y su peso, este anquilosaurio era lento. No podía correr muy rápido, por tanto, en una lucha, la huída no era una gran opción.

A veces, no hay mejor defensa que un buen ataque.

A pesar de su lentitud, era un dinosaurio bastante ágil. El que sus patas traseras fueran más largas le favorecía en este sentido. Podía esquivar a sus atacantes y revolverse para atacarles.

Su ataque consistía en alzar su mazo caudal y balancearlo para que cogiese más fuerza con el poder de la inercia. Esto fue lo que se pudo evidenciar al encontrar tendones en los restos de un mazo caudal.

Aunque ya se sabe que los depredadores bípedos eran terribles, solo hay que pensar en un Tyrannosaurus rex. Si recibía un golpe de un Ankylosaurus, lo más probable es que saliese mal parado.

Con un único envite de su mazo, podía romperle los huesos del costillar o las patas. Solo con que le rompiese una, el depredador caería al suelo y quedaría a merced de otros animales.

No olvides que el Ankylosaurus era herbívoro.

 No obstante, este anquilosaurido no era invencible, tenía un punto débil .

Su armadura no le cubría por completo, su vientre no estaba protegido. Por tanto, si un depredador conseguía voltearle, ya tenía muy sencillo el vencerle.

El Ankylosaurus en Jurassic Park y en el cine

Como comentamos al inicio, este anquilosaurio es un dinosaurio muy interesante y también muy peculiar.

Esto le ha llevado a aparecer en varias películas, series o videojuegos.

Una representación a tamaño real se puedo ver en la Feria Mundial de 1964 en Nueva York.

Un Ankylosaurus fue uno de los principales enemigos de Godzilla. Nos referimos a la película Godzilla Raids Again.

En la película de dibujos animados, “En busca del valle encantado”, este anquilosaurio aparece en varias ocasiones. También, se le ve en las películas posteriores de la saga.

En la película más famosa de dinosaurios Jurassic Park también lo podemos encontrar. Pero no sería en las primeras películas, sino en Jurassic World.

De hecho, no solo se le ve, sino que tal y como recreamos antes, se le puede ver pelear contra la Induminus rex (dinosaurio ficticio hembra, muy parecido al Tyrannosaurus rex)

En esta escena, vemos a cuatro anquilosaurios pastando tranquilamente. Los dos chicos están en la girosfera hablando cuando llega la Induminus Rex. En ese momento empieza la batalla, en la escena se puede ver como el Ankylosaurus usa su mazo caudal para atacar a la depredadora.

Pero, como comentamos antes, se ve como la Induminus consigue voltearle y matarle.

La primera cinta de animación de Disney fue de dinosaurios. En 2010, se estrenaba Dinosaurios. Uno de los protagonistas, era un joven anquilosaurido llamado Url.

No son pocos los videojuegos y juguetes en los que han aparecido anquilosauridos. Uno de los más curiosos el de Lego Jurassic World.

¿Sabías que?

La empresa de gasolina, Sinclair Oil, tiene por logo un Apatosaurus verde. Como parte de una estrategia publicitaria, recrearon varios tipos de dinosaurios a tamaño real. Entre ellos, un Ankylosaurus.

Las estatuas estuvieron viajando por las gasolineras de todo el país. Su última parada fue el Museo de Ciencias Naturales de Houston.

Ahora dime tú, ¿es o no el Ankylosaurus un dinosaurio increíble?