Corythosaurus: el dinosaurio con casco

Nombre: Corythosaurus
Dieta: Herbívora
Peso: 3 toneladas
Periodo: Cretácico
Encontrado en: Canadá

El género Corythosaurus engloba a unas especies de dinosaurios ornitisquios hadrosáuridos que vivieron durante el Período Cretácico hace aproximadamente 77 millones de años. Su nombre significa “lagarto casco” debido a la cresta que poseía la especie, muy similar a los cascos de los corintios.

Fue uno de los hadrosáuridos más grandes, no solamente del Período Cretácico sino de la familia entera, y se ha supuesto que su cresta era muy colorida, ya que caracteres tan llamativos en la anatomía de un animal suelen estar referidos a la atracción sexual.

Información básica sobre el Corythosaurus

El Corythosaurus es un dinosaurio del que se conoce bastante gracias a que se han encontrado bastantes esqueletos completos sobre él.

¿Cuánto mide de largo? – El Corythosaurus tenía un largo promedio de 9 metros.
¿Cuál es su altura? Medía de alto unos 3,6 metros.
¿Cuál es su peso? – El peso aproximado del coritosaurio es de 4 toneladas.
¿Cuándo vivió? – Estuvo en la Tierra hace 77 millones de años hasta hace aproximadamente 75,7 millones de años.
¿Cuál es su familia? – El Corythosaurus pertenece a la familia de los hadrosáuridos.

La taxonomía del Corythosaurus

Reino Animalia > Filo Chordata > Superorden Dinosauria > Orden Ornithischia > Suborden Ornithopoda > Familia Hadrosauridae > Tribu Lambeosaurini > Género Coritosaurio

La familia: los hadrosáuridos

Familia de Hadrosáuridos

Antes de describir a los Corythosaurus directamente, hay que saber más sobre la familia a la que pertenece. Por ello, comencemos con las características de los hadrosáuridos.

La familia de los hadrosáuridos son también bastante conocidos por su segundo nombre, el que vendría a ser la traducción a nuestro idioma, los dinosaurios con pico de pato. Como se puede deducir, la principal característica de los hadrosáuridos es el pico que tienen, tenían la parte de los hocicos un pico achatado.

Esta forma de pico recuerda bastante al de los actuales patos.

A diferencia de otros dinosaurios herbívoros que su digestión consiste en la gastrolitis, los hadrosáuridos podían masticar sus alimentos.

Tenían en la parte posterior de la boca miles de dientes capaces de triturar y masticar la comida antes de ingerirlo.

Algo bastante peculiar y que se está estudiando su utilidad, es la cresta que estos dinosaurios poseen en la zona superior de su cabeza.

La hipótesis más aceptada es que sirvió como una caja de resonancia que permitía la comunicación entre ellos.

La pleurokinesis: la forma de masticar de los hadrosáuridos

Gracias al estudio realizado por el paleontólogo Mark Purnell en 2009, se ha podido determinar que los hadrosáuridos tuvieron una forma única para comer. El estudio se realizó analizando los arañazos microscópicos hallados en los dientes de un fósil del Edmontosaurus.

En el estudio se dedujo que los hadrosáuridos contaban con una única bisagra que estaba situada entre su mandíbula superior y lo que vendría a ser el resto de su cráneo. Esto es bastante diferente a los mamíferos de la actualidad, que poseen una mandíbula inferior con una junta flexible.

La forma de masticar de este dinosaurio se llama pleurokinesis. La pleurokinesis consiste en que la mandíbula superior envuelve a la mandíbula inferior, es decir, la mandíbula superior es empujada hacia los lados y el exterior mientras mastica y la mandíbula inferior se deslizaba contra los dientes superiores.

Esta forma de masticar consigue un efecto cizalla, pues los dientes se muelen con una precisión mayor unos contra otros.

Los dientes maxiliares consiguen deslizarse lateralmente hacia el exterior de la boca gracias a una bisagra. Esta bisagra está entre las juntas que hay entre el premaxiliar, los huesos maxiliares, el lagrimal y los huesos prefrontales.

Para que se entienda mejor la pleurokinesis:

Descripción de los Corythosaurus

Sabiendo más sobre la familia de los Corythosaurus, los hadrosáuridos, toca analizar las características de los Corythosaurus.

Tamaño y peso

El tamaño del Corythosaurus es de alrededor de 9 metros. Este tamaño es bastante parecido al del Lambeosaurus lambei, que también es otro lambeosaurio canadiense.

Esta estimación del tamaño está realizada en 2012 según el paleontólogo Benson. Sin embargo, desde el 1942 se consideraba que el tamaño medio del dinosaurio era de 9,4 metros, según la descripción de Richard Swann Luli.

El peso del Corythosaurus se acerca mucho a la cifra de 3,82 toneladas, lo que vendría a ser 3820 kilogramos de peso. La estimación de este peso es gracias a Edwin H. Colbert que en el año 1962 utilizó los modelos de Vincent Fusco para sacar el peso de este cuadrúpedo extinto.

Descripción del Corythosaurus

Las características de su cráneo

Ya se han encontrado más de veinte cráneos sobre este dinosaurio. Gracias a esta cantidad de cráneos encontrados se ha podido determinar que los Corythosaurus poseían la característica cresta de los hadrosáuridos.

Esta cresta era huesuda y estaba situada al final de su cráneo, incluyendo su alargado pasaje nasal. El pasaje nasal se extendía hasta la cresta, incialmente en dos bolsillos situados a los lados y finalmente se unían en una única cámara central hasta llegar a su sistema respiratorio.

Sus cráneos hallados no tienen ninguna huella dérmica. Lo único que parece distorsionar la realidad es la compresión que ha surgido durante la conversación de los restos.

El ancho del cráneo actualmente es de 2/3 de lo que habría sido en realidad. Además del problema de la comprensión, los cráneos parecen en un muy buen estado.

Su cresta la podemos comparar con algo de la actualidad, como la de los casuarios (un animal actual) o el de un casco corintio.

La cresta del Corythosaurus está formada por una combinación de sus premaxilares, sus prefrontales, frontales y sus nasales. Cuenta con dos mitades que están separadas entre sí por una sutura mediana. Sus nasales ocupan la mayor parte de la cresta.

Según las investigaciones de Brown, se supone que se extendieron desde la punta de su pico hasta la parte más elevada de la cresta.

Los tejidos blancos del Corythosaurus

Según las investigaciones realizadas a los restos de este dinosaurio, se ha visto que la cola de este dinosaurio está cubierta de escamas de distintas formas.

Las escamas que tiene el Corythosaurus son variadas:

  1. Tuberculadas poligonales, recubiertos de protuberancias pequeñas y que varían su tamaño a lo largo del cuerpo
  2. En la parte posterior de la tibia, escamas con forma cónica. Es muy probable que fuese la parte inferior de su abdomen y no la pierna.

A excepción de las vértebras de la región cervical, todas las demás tienen tendones osificados.

Lo peculiar de los Corythosaurus casuarys es que sus escamas son de tipo escudo y dispuestas muy juntas entre ellas en filas.

Es uno de los pocos dinosaurios de los que han conservado impresiones en la piel de sus extremidades traseras y en los pies.

Sus escamas han dado pie a que se pensase que este dinosaurio vivió la mayor parte de su tiempo en el agua. Esta deducción viene a raíz de que tenía las patas y las manos palmeadas. Más tarde se descubrió que realmente acolchado que estaba desinflado, muy similar al de muchos mamíferos de la actualidad.

Sus rasgos más característicos

Según el paleontólogo Barnum Brown en 1914, existen muchas características en este dinosaurio que le permiten distinguirse de los demás hadrosáuridos de la zona de Alberta.

El coritsoraurio tiene relativamente el cráneo más pequeño que el de sus familiares y que su cresta de casco estaba formada por sus nasales, frontales y prefontales.

Además de esto último, sus nasales no estaban separadas delante de los premaxiliares. También una característica es que tenían un pico estrecho con un alargamiento hacia sus fosas nasales, además de una pequeña apertura nasal.

En 1916, el señor Brown aumentó el conjunto de caracteres específicos de este dinosaurio para describirlo más a fondo y así distinguirlo más de sus familiares.

El Corythosaurus cuenta con 15 vértebras verticulares, unas 19 dorsales y más de 61 caudales. También posee sus espinas dorsales a una altura media, sus espinas caudales a una altura alta, con una hoja de anchura media y un radio algo más largo que el de su húmero.

Sus metacarpianos eran lo que vendría a ser relativamente cortos y un hueso ilíaco anterior sin curvatura. El largo de isquion expandido desde la terminal hasta pies similares.

Su pubis tenía una cuchilla anterior relativamente corta que se expande por los extremos.

Un vientre con hileras con escamas grandes y cónicas situadas longitudinalmente y separadas por grandes tubérculos poligonales. La mayoría de sus rasgos postcraneales son compartidos a día de hoy con otros tipos de lambeosaurios.

¿Cuándo y dónde vivió el Corythosaurus?

¿Cuándo vivió el Corythosaurus? – Los dinosaurios habitaron la Tierra durante muchos millones de años, aproximadamente 186 millones de años.

El hábitat natural del Corythosaurus

Y es que hablar de dinosaurios y pensar que eran todos iguales es algo erróneo, existieron muchos tipos de dinosaurios e iban evolucionando con el paso de los años.

Los Corythosaurus sólo estuvieron unos 2 millones de años en la Tierra de todos esos 186 millones de años que estuvieron los dinosaurios. Empezaron a habitar hace 77,5 millones de años aproximadamente hasta hace 75 millones de años (más o menos).

Hace 77,5 millones de años reinaba la época del Cretácico Tardío. Dicho así puede resultar algo bastante específico pero el Cretácico abarca casi 70 millones de años donde sucedieron bastantes cosas.

Para concretar más siempre se dividen las Épocas en Edades para así poder especificar más. En el caso de los Corythosaurus, habitaron en el Cretácico Superior Campaniaense.

La Edad Campaniaense empezó hace 83.6 millones de años y terminó hace unos 72 millones de años. Además de que los Corythosaurus habitasen la Tierra durante esos años sucedieron otros hechos también bastante importantes.

En la Edad Campaniense surge una radiación entre los dinosaurios que ocasionó la aparición de muchas especies. Por ejemplo, en Norteamérica aumentó el número de géneros de dinosaurios conocidos desde 4 a principios de la Edad hasta 48 en el final de la Edad.

No se sabe realmente si esto se debe a que es a raíz de que la preservación de los fósiles más antiguos a esa Edad es de ínfima probabilidad o si realmente hubo un fenómeno natural que diese pie a que surgan todos estos nuevos géneros de dinosaurios.

Durante esta etapa hubo amplias zonas continentales con climas cálidos y cubiertos con aguas poco profundas. Es muy probable que esto favoreciera la vida en general de los dinosaurios. Al terminar la Edad Campaniense empezaría la última Edad antes de la desaparición de los dinosaurios, la Edad Maastrichtiana.

¿Sabías qué?...
De la Edad Maastrichtiana existen muchos menos hallazgos que de la Edad Campaniense.

Esto hace sospechar que realmente sí que hubo un cambio muy brusco al empezar la Edad Campaniense, pues pasó de 4 géneros de dinosaurios a 48. Para refutar esto se podría decir aludir a que la preservación de los fósiles de la Edad anterior al Campaniense fue muy mala.

Con esta regla de tres se podría decir que entonces, en la Edad Maastrichtiana habrían más fósiles, cosa que no es así. Se han encontrado en Norteamérica, de la Edad Maastrichtiana, un 30% de dinosaurios menos que los que habían en el Campaniense Superior.

¿Dónde vivió este dinosaurio? – Todo indica que el hábitat del Corythosaurus era por la zona de la Formación Oldman y la Formación Dinosaur Park del país canadiense. Estas formaciones están situadas por el sur de Alberta.

Lo más curioso es que tuviesen una zona limitada siendo los dinosaurios más abundantes en la Edad Campaniense. Se ha observado que los grandes dinosaurios herbívoros como lo son los hadrosáuridos, tenían pequeñas áreas geográficas.

Esto es bastante curioso debido a que tenían un gran tamaño y relativamente alta movilidad.

¿Qué comían los Corythosaurus?

Este dinosaurio era un ornitópodo. Esto viene a significar que la dieta que sigue es herbívora. Según las investigaciones, este dinosaurio no lo habría tenido demasiado fácil para comer.

El paleontólogo Benson en el 2012 se percató de que el Corythosaurus tenía un pico poco profundo y bastante delicado, que le habría condicionado la dieta a vegetación suave.

Su pico junto al clima del Cretácico Superior, se pudo suponer que el Corythosaurus era bastante selectivo con su alimentación. Sólo habría comido las hojas más jóvenes y los frutos más jugosos.

Reeconstrucción de un Corythosaurus

¿Quién descubrió al lagarto de casco?

La primera evidencia de la existencia del Corythosaurus en la Tierra fue gracias al espécimen AMNH 5240 descubierto en 1911. Barnum Brown encontró esta muestra por la zona de Red Deer River que pertenece a Alberta (Canadá).

El espécimen AMNH 5240 era un gran hallazgo, pues no sólo la muestra estaba bien conservada sino además gran parte de las impresiones de la piel de este dinosaurio. Eso sumado a que sólo faltaba un poco de su cola y las parte de las extremidades delanteras.

En 1914, Brown y Peter Kaisen hallaron otro espécimen (AMN 5338) que al igual que la primera, también estaba muy bien conservada.

Si estás interesado en ver uno de estos dos, o directamente los dos especímenes deberías visitar el Museo Americano de Historia Natural. Allí te encontrarás con los dos especímenes en las posturas originales de su fallecimiento.

¿Quién es Barnum Brown?

Un día cualquiera como 12 de Febrero del 1873 es cuando aparece Brown en la Tierra.

Barnum fue uno de los paleontólogos más famosos. Esto se debe a que entre otras muchas cosas, fue el primero en encontrar restos sobre el Tyrannosaurus rex.

El área de trabajo de Barnum Brown no sólo se limita al de los dinosaurios. Él era un cazador de fósiles de todo tipo de animales.

Esperamos que te haya resultado útil esta entrada con Información sobre Corythosaurus.

Esto ha sido todo sobre el dinosaurio con cabeza en forma de casco corintio, pero aún queda una cosa más que ver, un recopilatorio de imágenes en formato vídeo del Corythosaurus: