Psittacosaurus: el más escurridizo de la prehistoria

Nombre: Psittacosaurus
Dieta: Herbívora
Peso: 20 kilogramos
Periodo: Cretácico Inferior
Encontrado en: Asia

El Psittacosaurus fue un género de dinosaurios de lo más parecido a las aves que habitaron nuestro planeta durante el periodo cretácico (hace unos 130 millones de años atrás). Este género se le ha clasificado dentro de los dinosaurios ceratopsianos psitacosáuridos.

Este género de dinosaurios habría tenido un tamaño relativamente pequeño. Apenas llegaban a alcanzar los 2 metros de longitud y aproximadamente medio metro de altura. Para hacernos una idea, tendría el tamaño de una gacela.

Si te interesa saber más información acerca del Psittacosaurus… ¡Sigue leyendo y descúbrelo absolutamente todo acerca de este dinosaurio herbívoro del cretácico!

Taxonomía del Psittacosaurus

Familia Infraorden Suborden Orden Clase División Reino
Ceratopsia Ceratopsia Neornithischia Ornithischia Sauropsida Chordata Animalia

 

 

Según la clasificación establecida para este misterioso animal, su taxonomía sería la siguiente:

  • Dentro del Reino Animalia
  • La Filo de este dinosaurio es: Chordata
  • La Clase de este ejemplar es: Sauropsida
  • Dentro del Superorden Dinosauria
  • Colocado dentro del Orden de Ornithischia
  • El Suborden de este dinosaurio: Neornithischia
  • El Infraorden del animal es: Ceratopsia
  • Se le asignó dentro de la Familia Ceratopsia
  • Se le colocó dentro del Género Psittacosaurus.

Historia del Psittacosaurus

Justo en la zona media del período conocido como Cretácico, este singular espécimen desarrolló su existencia de modo exitoso, además de ello, se conocen un total de diez especies de este ejemplar, por lo que podemos deducir que la cantidad de vestigios encontrados no es escasa.

Vestigios que fueron localizados en los países que llevan por denominación China y Mongolia, sin dejar de mencionar obviamente a la gran extensión que posee Rusia, dentro de la cual también se pudieron hallar diversas estructuras óseas fosilizadas de esta criatura tan misteriosa.

Dibujo de un Psittacosaurus

De modo adicional se han hallado vestigios en otro lugar conocido como Tailandia, no obstante, la ciencia aún no ha admitido que ciertamente pertenezcan al mismo ejemplar que hoy en día nos estamos dedicando a analizar y a estudiar.

La mayor parte de estos ejemplares conservaban un tamaño bastante regular y uniforme, un tamaño que es comparado a los animales que conocemos en la actualidad como gacelas, resultaron también ser ejemplares que consumían netamente alimento vegetal y que usaban solo dos del total de sus extremidades para poder transportarse de un punto hacia otro si era algo que requerían hacer.

Contaban además dentro de su estructura con una protuberancia que muchos científicos denominan como pico, la cual se encontraba situada precisamente en el área de la zona mandibular.

Luego de diversos estudios científicos y de rigurosos análisis que se le realizaron a los vestigios hallados de este animal, se llegó a determinar que una de las 10 especies localizadas poseía en la estructura de su cola un conjunto de cerdas en forma de tubo, las cuales eran bastante alongadas, y que probablemente servían para la diferenciación social o para exhibicionismo sexual, lo cual le ayudaba a muchos ejemplares a tener una vida reproductiva más favorable.

¿Sabías qué?...
El Psittacosaurus se encuentra bastante vinculado al dinosaurio muy famoso que hoy en día hemos visto en muchos filmes, el gran Triceratops, no obstante, el dinosaurio protagonista de este artículo no disfruta de la misma fama que el otro ejemplar, pero eso no evita que en el mundo de la ciencia no sea uno de los más estudiados y conocidos a nivel general.

Las cifras son realmente abrumadoras, más de 4 centenares de estructuras óseas se han hallado y se han estudiado de forma pausada, muchas de ellas se encontraban totalmente intactas por lo que los estudios han brindado datos realmente inequívocos.

Lo interesante de ese masivo descubrimiento de vestigios fósiles es que muchos de ellos pertenecen a ejemplares de diversas edades y sexos, por lo que el análisis completo de los vestigios ha brindado resultados que incluso nos pueden explicar la forma y la velocidad en la que estos animales se desarrollaban, así como también de cómo se llegaba a dar la etapa de reproducción de dichos ejemplares.

Características del Psittacosaurus

Todas estas especies que han sido encasilladas dentro del mismo ejemplar tenían algo en común, la morfología, por lo que las diferencias se enfocaban más en las dimensiones de estos animales y algunas cualidades que proceden de sus elementos craneales y estructuras óseas.

Descripción del Psittacosaurus

De todas estas especies estudiadas se tiene en cuenta a una que en mayor medida es la que le ha dado mayor número de detalles al mundo de la ciencia, uno de estos datos es que no sobrepasaba los 200 centímetros de largo, mientras que el volumen de aquel tampoco podía superar los 20 kilos.

Esta especie de la que estamos hablando ha sido denominada de modo oficial como Psittacosaurus mongoliensis, denominación que se le brindó debido al lugar en el que fueron encontrados dichos vestigios.

Mientras tanto, las demás especies que comparten diversas similitudes en cuanto al tamaño de la especie antes descrita, son las denominadas como Psittacosaurus xinjiangensis, sin dejar de mencionar a otra especie conocida como Psittacosaurus neimongoliensis, estas son las especies que comparten dimensiones similares y que no se alejan mucho en cuanto a forma de la estructura ósea.

¿Sabías qué?...
Por otro lado, las demás especies si llegan a ser menos uniformes conforme a las antes mencionadas, por lo que las dimensiones pueden llegar a ser hasta casi un tercio de diferencia.

En general el elemento craneal del Psittacosaurus posee en su estructura una serie de variaciones si empezamos a comparar un poco con la estructura de otros ejemplares denominados como ornitisquios, en este caso, el del Psittacosaurus resulta poseer mayor altura pero presentando una longitud no tan alongada, dando la impresión de tener una figura circular en la mayoría de sus especies.

Sobre la zona ocular podemos observar que representa casi la mitad del tamaño del cráneo, no obstante, esta es una cifra menor si le seguimos comparando con aquellos animales denominados como ornitisquios, ya que ellos generalmente presentaban más de la mitad en este caso.

En cuanto a la zona mandibular podemos ver que tanto la superior como la zona inferior de aquella, daban a conocer un extraño pero eficiente pico que se conformaba por elementos óseos, los cuales fueron identificados bajo la denominación de rostral y el otro bajo el nombre de predental.

La parte central de dicha estructura que denominamos como pico, probablemente habría estado conformada por un material denominado como queratina, y esto era necesario ya que el filo del mismo era mucho más pronunciado y podía efectuar cortes o heridas al oponente de un modo más sencillo y rápido, sin necesitar mayores dosis de potencia o fuerza, lo mismo le servía para poder obtener un alimento más exclusivo.

En el principio de este artículo mencionamos la similitud del animal con los famosos loros que conocemos en nuestros días, esta similitud se debe en realidad a la peculiar forma y a la dimensión que posee su cabeza, lo que a simple vista parecería ser un loro en realidad se trata de un animal que ha vivido en nuestro planeta hace muchos pero muchos millones de años.