Diprotodon: el marsupial versión gigante de los uombats

Nombre: Diprotodon
Dieta: Herbívora
Peso: 2 toneladas
Periodo: Pleistoceno
Encontrado en: Australia

El Diprotodon fue un género de mamíferos prehistóricos que habitaron hace no mucho (en comparación a los dinosaurios) en nuestro planeta, concretamente durante el periodo cuaternario (aproximadamente unos 42 mil años atrás). Se ha clasificado dentro de los mamíferos marsupiales.

Este género habría tenido relativamente hablando, un gran tamaño. Y es que este marsupial de la antigüedad tenía unos 3 metros de longitud y unos 2 metros de altura. Para entendernos mejor, habría tenido el tamaño de un rinoceronte actual.

El Diprotodon habría sido un animal herbívoro que como método de defensa ante los depredadores se movía en manadas. Era un animal muy lento y se movía muy despacio, convirtiéndole en una presa fácil.

Si te ha parecido interesante esto que has leído… ¡No te vayas! A continuación tenemos mucha más información sobre el Diprotodon. ¡Quédate y descúbrelo todo sobre este marsupial del cuaternario!

Que significa el nombre Diprotodon

El significado del nombre Diprotodon es “Dos dientes delanteros” nombre que proviene del latín y se le fue acuñado, por su dos grandes dientes delanteros.

Historia del descubrimiento

Restos de Diprotodon en el Museo de Queensland

Los restos de este gran mamífero fueron encontrados por primera vez en el año de 1930. En Australia más exactamente en Nueva Gales del Sur, por el explorador y topógrafo Thomas Mitchell. Que posteriormente enviará los restos a Inglaterra para su análisis y descripción.

Este marsupial fue descrito ocho años después, mas exactamente en el año de 1938 por el respetado biólogo y paleontólogo Richard Owen, quien lo nombró Diprotodon.

Más tarde habrían más hallazgo de esta especie por parte del explorador Ludwig Leichhardt, que hallo muchos restos en Australia más exactamente en la región de Darling Downs en el estado de Queensland.

El hallazgo más grande de restos fósiles, fue en el lago Callabonna, lugar donde mucho de estos mamíferos quedaron atrapados por el lodo, de hecho este lago en el Pleistoceno era una peligrosa trampa para animales, debido a que este río era rico en sales y otros minerales, sumado a que en esa época el clima se estaba volviendo cada vez más seco y secaba el río, dejando entonces una gran estela de barro húmedo que atrapaba a la mayoría de animales que intentaban cruzar el río, entre esos nuestros dientudo amigo.

Debido a estos muchas de sus extremidades inferiores quedaban atrapadas en el lodo y las superiores quedaban expuestas.

Por lo que muchos de los restos fósiles hallados, en lo que respecta a sus partes inferiores estaban muy bien conservadas y las superiores en algunos casos estaban más deterioradas. Junto a estos fósiles también se encontraron restos de Phascolonus, Protemnodon, sthenurus.

De los diferentes hallazgos a través del tiempo se lograron diferencias por lo menos 8 especies:

La primera fue hallada y descrita por Owen, fue catalogada como Diprotodon optatum en 1838; a la segunda se le dio el nombre de Diprotodon australis especie que fue descrita por Owen en el año de 1844; la tercera fue denominada Diprotodon annextans por McCoy en el año de 1861 y el Diprotodon minor en 1862 por Huxley.

Luego se hallarían los restos de la especie Diprotodon longiceps en 1865 descrita también por McCoy, posteriormente en el año de 1873 se encontraron fósiles de la especies Diprotodon loderi y Diprotodon bennettii descritas por Owen.

La última especie hallada sería en el año 1877 y fue nombrada por McCoy como Diprotodon bennettii Owen.

Estas especies se clasificaron en su tiempo, basándose en ciertas diferencias físicas como el tamaño de sus dientes. Sin embargo, algunos científicos creen que el tamaño de los dientes solo era una diferencia sexual y no una diferencia entre especies.

Por lo en muchos casos solo se tiene en cuenta la primera especies descrita (D. optatum).

¿Cómo y cuándo vivió?

Vivió hace aproximadamente unos 42 mil millones de años atrás en el Pleistoceno.

El hábitat natural de estas criaturas eran generalmente los bosques, sabanas y extensas llanuras verdes, que estuvieran siempre cerca de fuentes hídricas, como lagos y pantanos.

Se cree que el Diprotodon pasaba la mayor parte del tiempo en el agua, al igual que los hipopótamos en la actualidad.

¿Qué comía?

Era herbívoro, se alimentaba generalmente de árboles, plantas, pastos, arbustos, algas o plantas acuáticas. Se cree que era capaz de derribar árboles ayudados con sus dos grandes incisivos. Y a juzgar por su tamaño se cree que tenía un gran apetito.

Características generales

Características del Diprotodon

Estos animales de verdad eran grandes podían llegar a una longitud de 3 metros de largo, 2 metros de altura y pesar unas 2 toneladas. Además, tenía unos característicos dientes grandes a los cuales debe su nombre. Su tamaño muchas veces es comparado con el de un rinoceronte actual.

Este marsupial era Plantígrado es decir se apoyaba en la planta de las patas para caminar como lo hacen actualmente los osos o nosotros los humanos, lo que le facilitaba soportar su enorme peso y erguirse en sus dos patas con facilidad.

Estaba cubierto por un gran pelaje y además estaba provisto de dos grandes maxilares, se cree que tenía un metabolismo lento.

Sus garras miraban hacia dentro como la de los uombats, además, también poseía una bolsa en su parte trasera en la que resguardaban a sus crías, lo curioso es que estas bolsas estaban investidas su entrada era por la parte trasera, todo con el fin de evitar que las crías se llenaran de tierras ya que el diprotodon solía excavar en busca de alimento.

Como se comportaba

Se cree que vivían en manada, conclusión hecha por el ya mencionado hallazgo en el río Cabamolla en donde se encontraron más de 100 ejemplares.

Era de un comportamiento calmado, ya que tenía un metabolismo lento, por lo que se movía con especial paciencia y lentitud. Por lo que era una presa fácil y jugosa para muchos depredadores.

Por otro lado se cree que utilizaba sus dientes para cortar partes de la planta que deseaba comer o para derribar árboles y así alimentarse de su follaje.

En cuanto a los depredadores naturales de este marsupial, en muchas ocasiones era la cena del llamado León Marsupial (Thylacoleo carnifex) y del Megalania prisca, incluso se cree que muchas veces fue atacado por el extinto cocodrilo Quinkana cuando se acercaba a tomar agua en alguna fuente hídrica.

Teorías de su extinción

Extinción del Diprotodon

En cuanto a su extinción existen diferentes teorías; una sustenta que fue por el cambio climático extremo que se dio en Australia en esa era, mientras que otra dice que fue por la acción de los primeros humanos en asentarse en la zona, incluso otros apuntan  a que fue por la acción conjunta de ambos factores.

Con respecto al clima se cree que en el tiempo en el que vivía el Diprotodon, Australia atravesaba cambios significativos en su hábitat y ecosistema, Paso de ser una continente rico en vegetación y con muchas fuentes de agua a un entorno más árido y seco.

Que con el paso del tiempo afectó la supervivencia de estos grandes mamíferos.

Es cierto que los hábitats secos no eran nada nuevo para el Diprotodon, pero el aumento de las zonas áridas, fueron mermando el espacio en el cual él mismo podía vivir. Generando así sobrepoblación en pequeñas zonas verdes; lo que se tradujo en falta de comida.

Por lo que lo Diprotodones más jóvenes, ancianos y heridos, llevaron la peor parte.

Sumado a estos llegaron a la zona lo que sería los primeros humanos, por lo que muchos de estos marsupiales sirvieron de alimento. Ya que representaban un animal fácil de cazar y que además proporcionaba una gran cantidad de comida para alimentar mucha gente y por un largo periodo de tiempo.

Todo esto fue mermando la población total de diprotodontes.

Otro de las acciones humanas que pusieron en peligro a esta especie, habría sido la agricultura. En ese tiempo los primeros humanos acostumbraban a quemar extensas llanuras con el fin de que el suelo se fertilizará y sembrar vegetación comestible para los mismos.

El daño estaría exactamente en que muchas de estas plantas nuevas no eran comestibles para los diprotodontes y las que habitualmente ellos consumía demoraba mucho más tiempo en volver a crecer, lo que reducía sus opciones de comida y por consiguiente su supervivencia.

Hay que tener en cuenta que a pesar de estas condiciones, las mismas por sí solas no eran capaces de extinguir en su totalidad a toda la población de este gran marsupial.

Sin embargo, al entrar todas en juego al mismo tiempo, sin duda fueron devastadoras para la población en general.

Quizás la aparición de los humanos no fue la principal causa de la extinción de estos animales. Pero sin duda jugaron un papel fundamental en la extinción de esta especie, así como lo fue en otras áreas del mundo donde se asentaron los humanos.

Los primeros humanos se establecieron en Australia aproximadamente unos 50 mil años atrás, tiempo en el que la fauna empezó a cambiar y el diprotodon empezó a desaparecer. Por lo que muchos paleontólogos están de acuerdo que dicha teoría.

Algunas curiosidades del Diprotodon

Este animal, es muy característico de Australia, de hecho muchos de sus restos fueron encontrados en ese lugar, por lo que en ese país se le rindió tributo a dicho mamífero.

Produciendo una serie de monedas de plata llamadas “mega fauna australiana”, en dicha moneda se podía observar al Diprotodon en el reverso de la moneda en una postura relajada con una rica vegetación a su espalda.

Posteriormente se produjeron más monedas con otros animales extintos que alguna vez habitaron tan bello territorio australiano.