Dibujando Dinosaurios

En este post vamos a explicar cómo dibujar diferentes tipos de dinosaurios como los voladores, terrestres, carnívoros y herbívoros de manera sencilla, para los que quieren introducirse en el arte del dibujo o para otras prácticas.

DIBUJAR DINOSAURIOS VOLADORES

No son dinosaurios, sino reptiles aéreos. Uno de los más famosos es el Pteranodon, un reptil de grandes alas membranosas. Son animales de cuerpo pequeño, por lo que comenzaríamos por ahí: dibujar un pequeño óvalo alargado que represente el cuerpo.

Dibujando un Pteranodon

En la parte inferior, pondríamos 3 líneas: 2 de ellas representarían las patas, y la que queda entre ellas una pequeña cola. Más adelante daremos consejos para otros tipos de reptiles voladores, un poco más detallados.

Segundo paso para dibujar un Pteranodon

Por la parte anterior, dibujamos dos líneas más largas, que representarán la primera parte del brazo. A continuación, formando algo similar a un ángulo obtuso dibujamos unas líneas de similar longitud a las anteriores, terminadas en un círculo que representará las garras del reptil volador. Finalmente, una línea más larga, de una longitud mayor que las dos anteriores juntas, representando el final de la estructura ósea del animal.

Para la cabeza, dibujamos en la parte anterior, entre las 2 alas, un rectángulo no muy largo. Al final del rectángulo, realizamos un círculo que sea un poco mayor al ancho del rectángulo. Lo difícil ahora es el pico.

Los Pteranodones se caracterizan por tener una especie de cresta ósea orientada hacia atrás y un pico largo. Bien, realizamos una línea recta que pase por encima del círculo que representa la cabeza, de manera que quede parte de la línea por detrás (representando la cresta) y una parte por delante más larga (parte superior del pico). En la parte de la línea que representa el pico, al final, realizamos una línea en dirección a la cabeza para cerrar el pico dibujado.

Cómo dibujar un Pteranodon

Tras realizar la estructura básica, solo queda repasar el contorno y detallar un poco el vientre, las patas y la cabeza y dar color. En la cabeza tenemos que dibujar un ojo de aproximadamente la cuarta parte de la cabeza, a una altura media.

Son reptiles voladores, por lo que tenemos que darle importancia a las alas. Son membranosas, pero tienen la complicación de que son muy largas.

Desde el extremo de la línea más larga que hicimos para los brazos alados, realizamos una línea que llegue hasta aproximadamente la mitad de la pata del mismo lado. Debe ser una línea casi recta, sin ondulaciones ni nada por el estilo, y que ocupe una gran superficie.

Ya tenemos nuestro reptil volador.

Cómo dibujar paso a paso un dinosaurio Pteranodon

 

DIBUJAR DINOSAURIOS TERRESTRES

Dentro de “Dibujar dinosaurios terrestres” vamos a dividirlo en dos: los herbívoros y los carnívoros.

DIBUJAR DINOSAURIOS CARNÍVOROS

Los carnívoros tienen un cuerpo largo, con unas patas traseras grandes y unas delanteras pequeñas. Esto lo tendremos en mente a la hora de dibujar.

Dibujamos un rectángulo tumbado, grande, representando el cuerpo. En la parte trasera dibujamos un triángulo largo (usando el ancho del rectángulo como base del triángulo) que va a representar la cola.

En la parte delantera, dibujamos un triángulo más pequeño, pero esta vez no usamos el ancho del rectángulo como base, sino que dibujamos parte del triángulo dentro del rectángulo que representa el cuerpo, pero sobresaliendo tanto por altura como por anchura.

Para las patas traseras dibujamos un gran ovalo dirigido hacia abajo (pero algo inclinado) por delante del triángulo que representa la cola. Unido al ovalo recién dibujado, realizamos un triángulo que de ancho sea poco menos que el extremo del ovalo, orientado hacia abajo con algo de inclinación.

Conectado con este triángulo dibujamos un rectángulo totalmente recto hacia abajo, del que saldrán 3 círculos representando las 3 garras de la pata.

Para las patas delanteras dibujamos algo similar a las traseras pero en un tamaño mucho menor. A una altura media-anterior dibujamos un pequeño ovalo orientado hacia atrás con algo de inclinación hacia abajo. Ahora realizamos un triángulo orientado hacia delante con algo de inclinación hacia abajo y lo rematamos con 2-3 garras (dependiendo del carnívoro que vayas a dibujar).

La cabeza la dibujamos como un rectángulo conectado al triángulo pequeño anterior que representaba el cuello, explicado anteriormente.

Llega el punto de detallar. Lo complicado en este punto es la cabeza, hay que hacer una línea longitudinal que divida la cabeza en 2 partes, siendo la superior mucho mayor que la inferior, para poder dibujar las mandíbulas. De la mandíbula superior dibujamos unos 4-5 dientes en la parte media-anterior que sobresalgan, dando un aspecto de depredador. El ojo es grande, en la parte media-trasera.

Ya tenemos nuestro dinosaurio depredador

 

DIBUJAR DINOSAURIOS HERBÍVOROS

Los dinosaurios herbívoros son unos dinosaurios rechonchos, con las patas traseras más grandes que las delanteras. Vamos a explicar cómo hacer un Triceratops, y más adelante se darán consejos para realizar otros.

Comenzamos dibujando dos grandes círculos, uno mayor que otro, tocándose o incluso superponiéndose un poco, representando el cuerpo rechoncho del herbívoro. La cola es corta, ancha y triangular, por lo que nos facilita dibujarla en la parte trasera.

 

Las patas, como hemos indicado, son grandes, siendo las traseras más largas que las delanteras. Para ello dibujamos unos rectángulos, pero recordando cómo deben de ser las patas.

Para la cabeza dibujamos un gran triángulo en la parte delantera que representa no solo la cabeza con pico sino también la corona dentada característica de los ceratopsianos. Dibujamos por debajo de este gran triángulo uno mucho más pequeño que representará a mandíbula inferior.

Los cuernos son 3: uno de ellos es corto y sobresale por la parte delantera de la cabeza, mientras que los otros 2 son largos y salen casi de la corona. En los 3 casos los dibujamos como triángulos.

Repasamos los bordes y damos los detalles del ojo, que se encuentra por debajo y un por delante de los cuernos largos, las “garras-pezuñas” similares a la de los elefantes o rinocerontes actuales, y unos pequeños cuernos dentados en la corona.

Damos color y ya tenemos nuestro Triceratops.

Si por ejemplo queremos dibujar un herbívoro de cuello largo, como puede ser un Diplodocus, en vez de una cola corta y ancha dibujaremos una larga línea contorneada como un látigo; y para la cabeza dibujamos un largo cuello (pero menor que la cola y sin forma de látigo) rematado en una pequeña cabeza redondeada.