Dientes de sable – Smilodon: el tigre más letal

Nombre: Tigre diente de sable (Smilodon)
Dieta: Carnívora
Peso: 55 a 300 kg (según la especie)
Periodo: Plioceno al Pleistoceno
Encontrado en: América del Norte y América del Sur

Se conoce como dientes de sable a todo aquel felino de gran tamaño cuya principal característica se basa en tener unos enormes caninos cuyo tamaño era de media unos 17 cm y lógicamente sobresalían por los lados de la boca.

También se los denomina como “’Tigre o León’ Diente de Sable” pero estos términos no son del todo correctos, aunque físicamente se asemejen a ellos.

De hecho, una de las especies del Smilodon, el Smilodon populator, llegó a tener el tamaño de nuestro tigre de bengala actual, eso sí, era mucho más musculoso y fornido, por lo que en cuanto a peso se refiere le superaba y con creces, pues podía llegar a pesar hasta 400 kg.

Además, hay que tener en cuenta que dentro de la familia de los Diente de Sable se encuentran las subfamilias de: los Macairodontes, los Smilodon, los Nimrávidos, los Creodontos y los Tilacosmíldos.

Unas subfamilias que tienen unas características propias, además de que vivieron en distintos momentos y lugares del planeta.

Sin más dilación, vamos a conocer a estos felinos de enormes dientes, cuya extinción todavía no está muy clara, pues existen dos hipótesis:

  • Que se quedaron sin comida de repente y no tenían nada que cazar.
  • El rápido cambio climático.

Taxonomía del diente de sable

Reino: Filo: Clase: Infraclase: Orden: Familia: Subfamilia:
Animalia Chordata Mammalia Placentalia Carnivora Felidae Macairodontes, Smilodon, Nimrávidos, Creodontos y Tilacosmíldos
  • Este felino pertenece al reino Animalia.
  • Correspondiente al filo Chordata.
  • De la clase Mammalia.
  • Perteneciente a la infraclase Placentalia
  • El ejemplar corresponde al orden Carnivora.
  • Dentro de la familia Felidae.
  • Existen varias subfamilias Macairodontes, Smilodon, Nimrávidos, Creodontos y Tilacosmíldos.
  • Existen distintas especies dentro de cada subfamilia:
    • Macairodontes.
    • Smilodon.
  • Smilodon fatalis
  • Smilodon gracilis
  • Smilodon populator
    • Nimravidae.
  • Nimravinae
  • Hoplophoninae
    • Creodontos (Dentro de esta subfamilia se dan dos casos aislados que se podrían considerar como diente de sable)
    • Tilacosmíldos.

De las subfamilias que hemos nombrado nos centraremos en el Smilodon y sus especies. Más que nada para no hacer un post interminable además de lioso al mezclar unas especies con otras, fechas y lugares.

Quién y cuándo se descubrió el diente de sable Smilodon

El diente de sable Smiliodon populator fue descubierto en 1841 en unas cuevas ubicadas cerca de Lagoa Santa, un pueblo de Brasil, por el naturista y paleontólogo danés Peter Wilhelm Lund, quien viajó a Brasil en varias ocasiones, la primera de ellas para hacerse con una colección de plantas e insectos.

Las cuevas en cuestión las conoció de la mano de su compatriota Peter Claussen, descubriendo así los fósiles del diente de sable y de otras especies de la Edad del Hielo.

Joseph Leidy en 1869 descubrió al Smilodon fatalis. Esta especie de diente de sable era algo más pequeña que la del Smilodon Populator; pesaba unos 200 kg y medía poco más de un metro de altura.

El diente de sable Smilodon gracilis fue descubierto en 1880 por Edward Drinker Cope. Es el más antiguo de todas las especies de Smilodon y también el más pequeño pues como máximo llegó a pesar 100 kg.

Rancho la Brea

lago de breaEl Rancho la Brea está conformado por una gran cantidad de lagos de alquitrán que se encuentran actualmente ubicados dentro del parque Hankock en California y es además el lugar en el que mayor cantidad de fósiles de distintas especies de la Edad del Hielo se han encontrado, hallándose más de 10.000 especies de animales, entre aves, mamíferos, reptiles, etc.

Aquí también, es donde más fósiles de Smilodon se han encontrado y donde de hecho se ha hallado al único Smilodon con la boca cerrada.

Y es que cuando caían aquí los animales ya no podían salir debido a que la brea es pegajosa y espesa e impide el movimiento del animal, el cual es engullido poco a poco hasta desaparecer, como las arenas movedizas. O tienes quien te ayude y te salve en el momento en el que caes o despídete, porque cuanto más te muevas más deprisa te autoentierras.

Características del Smilodon – diente de sable

El Smilodon es el mamífero prehistórico más popular, al que más se representa tanto en documentales como en dibujos animados, como la película Ice Age, por ejemplo.

craneo de smilodonEl nombre de Smilodon significa “dientes de cuchillo”. De hecho, sus enormes caninos sobresalían de los laterales de su boca y podían llegar a medir hasta 17 cm de largo, con una mordida que era mortal en cuestión de segundos.

Lo que los estudios han demostrado es que no tenía una fuerza de mandíbula superior a la que tiene el león de la actualidad y que no podían morder y mantener una presa mientras ésta se movía, sino que cuando era realmente peligroso y mortífero el mordisco del Smilodon era cuando la presa estaba contenida e inmovilizada en el suelo.

Es en esas situaciones cuando sus caninos realizan su cometido, que era el de desgarrar a la presa. Y es que los colmillos además de su anatomía curvada, acababan en una punta pronunciada para penetrar fácilmente en su víctima, estos caninos estaban aserrados en su parte interior. Así cuando los sacaba del cuerpo de su presa, éstos desgarraban por completo todo lo que se encontraban en su camino piel, carne, venas y arterias.

Vamos que si por un casual se le escapaba la presa una vez había sido mordida ésta se desangraría en cuestión de minutos y sería fácilmente recuperada por el diente de sable.

Otra característica del Diente de Sable era su gran musculatura, especialmente la del Smilodon populator, el cual era muy robusto y fornido. Podía llegar a pesar hasta 400 kg aunque su tamaño, en cuanto a longitud y altura se refiere, sería como nuestro tigre de bengala actual. Es el “musculitos” de los felinos de todas las épocas.

Debido a esta gran complexión muscular la carrera a larga distancia no era ni mucho menos su fuerte y menos aún cuando comenzaron a subir las temperaturas después de la última glaciación.

Otra razón por la que se cree que no era un gran corredor es porque tenía una cola corta, la cual medía unos 35 cm.

Se sabe que los felinos actuales tienen una cola larga que les ayuda a equilibrarse durante la carrera.

Otras características reseñables del Smilodon son:

  • Su gran sentido olfativo, mucho más desarrollado que los felinos actuales. Esto se ha descubierto por los cráneos encontrados.
  • Un cuello muy musculoso.
  • Unas extremidades muy potentes y musculadas. Las patas delanteras le servirían para sujetar y tirar a la presa al suelo, mientras que las traseras soportarían todo su peso y la fuerza para llegar a tumbar a la presa.
  • Unas garras retráctiles. Algo que tienen los gatos y no así los leones o los tigres.

Estas cualidades nos dan como resultado que el Smilodon se asemeja más a un lince que a un león o un tigre.
Seguro que ya entiendes por qué dijimos al principio que no es totalmente correcto llamarle tigre o león ¿verdad?

Dónde y cuándo vivió el diente de sable

Smilodon en la llanuraEl diente de sable Smilodon vivió en América del Norte y América del Sur desde el Plioceno hasta el Pleistoceno. Y una de las razones por las que se cree que se extinguió durante este periodo fue debida al cambio climático.

Aunque también existe la teoría de que de repente se quedó sin nada que cazar, además de la aparición del hombre el cual empezó a dar caza a sus mismas presas dejándole desprovisto de alimentación. Porque no parece que en ningún momento el hombre le haya dado caza a él directamente. Pero esto último está todavía por confirmarse.

Lo que se sabe con certeza es que el Smilodon vivió en las grandes llanuras tanto de Norte América como de Sur América, donde existía una gran abundancia y variedad de vegetación que servía para alimentar a los grandes herbívoros de los cuales se alimentaba este gran diente de sable.

Alimentación y comportamiento

Smilodon cazandoLos estudios realizados han demostrado que una de su principal presa era el mamut, por lo que la caza era en grupo y se basaba en emboscadas, tal y como hacen hoy día las leonas. En ambos casos acechan a su presa por los laterales hasta arrinconar a la presa.

Del mismo modo que se tiene claro que su ataque se basaría en sujetar y tirar al suelo a la presa con sus poderosas y fornidas patas delanteras para luego morderle el cuello, impidiendo la llegada de aire al tiempo que le rompían la yugular y rasgaban las venas y arterias principales, consiguiendo que se desangrase el animal casi al instante.

Cada día parece quedar más claro que el diente de sable se especializó en la caza de grandes presas, como el bisonte, el ciervo, el alce, el mamut (que ya hemos mencionado), perezosos gigantes, etc. Y fue esta especialización la que le llevó también a la extinción.

Lo que también nos queda claro después de estos estudios es que el desgaste de sus colmillos no es porque royeran los huesos de sus presas, sino por la cantidad de veces que cazaban. Y es que eran los reyes de la caza del momento.

Los colmillos largos los tenían tanto hembras como machos, incluso el tamaño del animal entre sexos era similar. Esto nos haría pensar que al vivir en manadas su comportamiento se parecería al de las hienas o los lobos, por ejemplo. Aunque se desconoce quién dominaría el grupo, es decir, no se sabe si sería una manada matriarcal como en el caso de las hienas o simplemente lideraría el grupo el ejemplar más fuerte, independientemente de su sexo, como sucede con los lobos.

Aunque estudiando los fósiles encontrados de grupos se ha acabado concluyendo que los grupos estaban dominados por uno o dos machos dominantes, los cuales cuidaban de toda la manada. Igual que hacen los leones en la actualidad.

Smilodon con criaGracias a esos fósiles también se ha podido averiguar que cuidaban los unos de otros y que compartían la comida. Se llegó a esta suposición al descubrir varios Smilodon con roturas de huesos que estaban curándose, los cuales de haber vivido solos e independientes habrían fallecido mucho antes de que ese hueso hubiese empezado a soldarse.

Y sí, aun siendo los reyes de la caza, como todos los animales de esa época y de la nuestra, también tenían enemigos que les atacaban como podría ser el lobo gigante, el oso bulldog, el oso de cara corta, etc. Bueno y quizás el hombre, aunque como ya hemos comentado eso todavía está por terminar de demostrar.

Evolución

Como ya hemos comentado el diente de sable no es el antepasado de los leones o tigres, aunque todos ellos provienen del Oligoceno superior, hace unos 23 millones de años, cuando vivió el Proailurus, que es el primer félido conocido y cuyo tamaño sería parecido al lince ibérico.

Del Proailurus surgen los felinos y los macairodontinos, hace unos 16 millones de años. El Styriofelis turnauensis, es del tamaño de un gato y sus dientes son cortos y no están comprimidos; mientras que el Pseudaelurus quadridentatus tiene el tamaño de un puma y sus caninos superiores son largos. Aquí comenzaría la carrera de “supercazador” de la familia de los macairodontinos.

Seis millones de años después de la aparición del primer supercazador se produce de nuevo una división de los félidos macairodontinos, apareciendo el Promegantereon ogygia, que es como un leopardo, y el Machairodus aphanistus, que es como un tigre de Siberia

Y de la subfamilia de los Machairodontinae surge el Promegantereon que es el primero de los Smilodontinos, el cual acabará derivando en el Smilodon, primero será el Smilodon gracilis, después el Smilodon fatalis y finalmente el Smilodon populator, el más grande de todos y mayor rey de la caza de la época de la Edad del Hielo.

Si quieres saber más sobre el Smilodon, te dejamos con un vídeo para que puedas ampliar más información: