Evolución de los vertebrados – Paso a tierra

¿Qué ocurrió para que los peces, que acababan de conquistar el medio acuático, saliesen del agua? Una de las primeras respuestas que se dio es por escapar de la depredación, pues había peces depredadores y peces presa, una desecación ambiental que les obligó a resistir un ambiente seco o incluso por razones sexuales. Al igual que los salmones actuales suben río arriba desde el mar para desovar, los peces primitivos podrían haber hecho lo mismo, pero estos peces primitivos como los ostracodermos no poseían un cráneo fino e hidrodinámico, sino que era pesado y cuando salían del agua tenían que mover una estructura muy pesada.

Independientemente de los sucesos sociales que pudieron originar este gran paso evolutivo ocurrido en el Devónico (aproximadamente 400 millones de años), hubo una serie de procesos internos en los peces que les aportarían la facilidad de salir del agua.

Sistema respiratorio y circulatorio

Una de las características principales es el desarrollo de un sistema respiratorio capaz de obtener el oxígeno atmosférico y no disuelto en agua. Estos animales desarrollan unos pulmones simples, a partir de unos sacos aéreos que poseen los peces (incluso los actuales, que los han transformado en vejigas natatorias). En un principio, estos sacos se llenaban de aire y les permitía regular la profundidad a la que se encontraban, pero la posibilidad de usar ese aire para poder obtener oxigeno libre y no disuelto facilitó el desarrollo en tierra.

peces

No solamente tuvo que mejorarse el sistema respiratorio, el circulatorio también necesitó mejorarse. Ya no servía una difusión simple por un corazón pequeño que bombeaba sangre a las branquias y de aquí al resto del cuerpo, se necesitaba un sistema que permitiese cubrir todas las áreas, y en especial a la nueva estructura de los pulmones.

Patas andadoras

Se necesitó desarrollar un medio de locomoción terrestre, ya no servía el doblar el cuerpo para avanzar. Se formaron las patas andadoras, pero ¿cómo y a partir de qué?

Las patas andadoras se originaron de las aletas, algo que cualquiera puede suponer. Pero los peces tienen 2 aletas, las “pectorales”, pero no aparecen unas aletas similares en la región caudal que den lugar a las patas traseras. Hubo una serie de cambios evolutivos llamativos, en el que se necesitaban unas caderas como medio de sujeción de las patas andadoras de los tetrápodos.

Aletas_andadora2

La cadera pectoral se desarrolló sin sujeción de huesos, solamente un desarrollo de músculos pectorales muy potentes. Es la cadera que se desarrolló en un principio, antes de la cadera pélvica. En el caso de la pélvica, hay mayor dificultad, aunque se supone un desarrollo mayor de vértebras para una sujeción de las aletas dorsales. Estas aletas dorsales no tienen nada que ver en movilidad con las pectorales, pero estructuralmente son muy similares.

Pero hay 3 tipos de aletas en los peces, como explicamos en el final artículo anterior. ¿De cuál se originó? Fue a partir de la monobasal dicotómica, como la que podemos encontrar en fósiles como Eusthenopteron o Panderichthys (primera imagen) o peces primitivos actuales como el Celacanto (segunda imagen). En un principio, sería una pata andadora plurifalange, es decir, con muchos dedos. Este número de dedos se iría reduciendo a favor de una mejor sujeción hasta 5.

EusthenopteronInfoboxCelacanto-1

Más adelante, el cuerpo se iría condensando en una estructura más favorable al medio terrestre, pero sin dejar el acuático. Pero eso, lectores, es otra historia.