Todo sobre los Ictiosaurios

Nombre: Ictiosaurio
Dieta: Carnívora
Periodo: del Trifásico Inferior al Cretácico Superior
Dimensiones: hasta 18 metros de largo

Lagartos peces. Este es el significado de ictosario, uno de los animales marinos que vivieron aproximadamente hace unos 245 y 90 millones de años en un entorno marino.

La era en la que vivió esta especie fue desde el Triásico inferior hasta el Cretácico Superior y ocupaban una extensa parte de los mares y océanos de muchas partes del mundo: India, Australia, América del Norte, Europa…

También te puede interesar: Todas las especies de dinosaurios

De hecho, de los fósiles que se han hallado, se encontró uno que llegó a medir 18 metros de largo en los mares de Estados Unidos.

Vamos a conocer un poco mejor a este animal prehistórico y, por ello, indagaremos en las características del ictiosaurio, su hábitat, su alimentación y el modus vivendi que desarrollaron hace millones de años en lo que, hoy en día, es nuestro planeta.

Ictiosaurio: características principales

Gracias a los hallazgos fósiles que se han encontrado por nuestro planeta, se ha podido conocer mejor a este fascinante animal prehistórico.

El primer fósil se encontró en el año 1811 en la zona que, actualmente, se conoce como “costa Jurásica”; desde entonces, se han ido hallando diferentes muestras que pueden verse en diferentes espacios como el Museo de Paleontología de la Universidad de California o el Parque Estatal del Ictiosaurio en Alemania (Berlín).

Los restos encontrados nos muestran que una de las características del ictiosaurio es su gran tamaño, de hecho, se han llegado a recuperar esqueletos que llegaban a alcanzar los 17 metros. Sin embargo, este es el más grande que se ha encontrado y, el resto de muestras, nos revelan que el tamaño medio de este pez era de unos 10 metros de longitud.

Cómo eran los ictiosaurios

Para conocer en profundidad las características del ictiosaurio vamos a analizar cómo eran. Se engloban dentro de los reptiles en la subclase de euriápsidos y, como ya hemos indicado, su tamaño medio era de unos 10 metros, aproximadamente.

Vivían en el mundo marino y disponían de una gran cabeza y unas extremidades que eran aletas pero que, al mismo tiempo, contenían dedos (de 5 a 12 dedos podían llegar a tener). Disponían de una larga cola así como de un cuerpo fusiforme en el que destacaba un hocico alargado y una cavidad bucal repleta de numerosos dientes; este hecho nos revela que el ictiosaurio fue un depredador carnívoro.

Para que te hagas una idea de cómo era el ictiosaurio diremos que tenía el cuerpo como de un pescado, la cabeza y la cola como la de un lagarto y las patas como las que tienen los cetáceos, por tanto, un animal espectacular, sorprendente y muy fuerte que vivía en nuestros mares y tenía una gran técnica de caza para poder abastecer sus necesidades alimenticias.

Cabe destacar su imponente mandíbula repleta de hileras de dientes que le permitían agarrar bien a su presa y poder alimentarse fácilmente.

Otra de las características físicas del ictiosaurio son sus enormes ojos que destacaban sobremanera de su cuerpo y que le permitían alcanzar a divisar objetos a grandes distancias y con condiciones marinas complicadas. De hecho, debido a sus ojos, el Ictiosaurio salía a cazar cuando caía la noche, momento en el que la mayoría de las presas estaban dormidas y descansando.

El ictiosaurio tenía una respiración aérea, es decir, necesitaba salir a la superficie para poder respirar, algo que le impedía alejarse demasiado de las riberas o las orillas. Por tanto, podemos decir que tenían una serie de semejanzas con nuestros actuales delfines aunque, como ya hemos apuntado, tenían grandes diferencias como el tamaño, sus grandes dientes y sus llamativos ojos.

¿Sabías que...?
Se cree que los ictiosarios desaparecieron de forma inmediata a causa de erupciones volcánicas que tuvieron lugar en nuestro planeta. El motivo es que los fósiles hallados por la comunidad científica estaban juntamente con restos de cenizas. Sin embargo, hay otra teoría que apunta a que estos animales fueron exterminados por un depredador más grande que también vivía en nuestros océanos y que es el antepasado de nuestro moderno tiburón.

Cómo vivían los ictiosaurios

Vamos a centrarnos ahora en el hábitat de los ictiosaurio para conocer mejor cómo vivían estos impresionantes animales.

Según se ha descubierto, eran grandes buceadores que podían sumergirse hacia las profundidades marinas. Además, también eran bastante veloces, algo que les permitía poder cazar a su presa de forma rápida; se sabe que podían llegar a alcanzar los 40 kilómetros por hora durante sus nados. Además, gracias a la forma aerodinámica de su cuerpo, el ictiosaurio podía desplazarse rápidamente por el mar y, así, alimentarse.

Vivió en el periodo del Jurásico y tenía muy bien desarrollado el sentido del oído y de la vista, dato que se puede extraer al observar los huesos que tenía en estas partes del cuerpo.

La reproducción de un ictiosaurio es un tema un tanto complejo de averiguar pues, aunque fuera un reptil, se encontraron fósiles que contenían crías en su interior, algo que apunta a que este reptil podía no reproducirse poniendo huevos (como lo hacen la mayoría de reptiles) sino que daban a luz las crías vivas.

De qué se alimentaban los ictiosaurios

Vamos a hablar de la alimentación delictiosaurio, uno de los animales carnívoros que vivían en los mares durante el Jurásico. En sus mandíbulas contaban con una gran cantidad de dientes pensados para cazar y sujetar bien a sus presas para que no se le escaparan.

Lo que solían comer era, sobre todo, un tipo de molusco antiguo que se conoce con el nombre de “belemnite” y “amonite”, los expertos consideran que este era el principal sustento de los ictiosaurio porque se han hallado varios de estos moluscos entre las costillas de los reptiles marinos.

Pero no se descarta que también se alimentaran de otras especies como peces o, incluso, reptiles más pequeños. Su vida en la Tierra fue tan extensa que seguramente desarrollaron técnicas de caza para poder alimentarse y saciar su apetito con los animales que, por aquel entonces, vivían en nuestros océanos.

Dónde vivían los ictiosaurios

Los ictiosaurios vivían en los océanos de nuestro planeta pero, sobre todo, se han encontrado restos de dichos fósiles en los mares de India, de Europa, del Caribe y de América del Norte.

Gracias a los restos encontrados, los humanos hemos podido conocer ligeramente algunas de las características del ictiosaurio, saber cómo vivían, qué comían y cómo eran externamente, por lo que hemos podido hacer retratos robots de estos animales que nos han permitido diferenciarlos de una forma exhaustiva.

Los primeros ictiosaurios aparecieron en la época del Triásico tardío pero fue en la era del Jurásico cuando más presencia hubo de esta especie de pez.

Al final del Cretácico, estos depredadores desaparecieron de la faz de la Tierra de un modo que, todavía hoy, sigue siendo un misterio. Pero no fueron los únicos: otros reptiles también se extinguieron en ese periodo sin explicación alguna.

Sin embargo, la vida en la Tierra del ictiosaurio fue bastante larga y llegó a estar presente en nuestros océanos un total de 160 millones de años.
 

Vídeo sobre los Ictiosaurios

 
Quieres aprender mucho más sobre los Lamniformes? No te pierdas este vídeo: