Kentrosaurus: el lagarto de púas

Nombre: Kentrosaurus
Dieta: Herbívora
Peso: 740 kilogramos
Periodo: Jurásico Superior
Encontrado en: África

El Kentrosaurus es uno de los dinosaurios que tienen un aspecto bastante feroz a pesar de no ser unos depredadores. Son bastante grandes y poseen bastantes espinas por todo el cuerpo.

Lo que le puso el nombre a este dinosaurio fue precisamente eso, las espinas que tiene situadas alrededor del cuerpo. Su nombre tiene origen en el idioma griego, la unión de las palabras griegas kentron y sauros. La palabra kentron significa púa mientras que el término sauro viene a significar lagarto.

Este dinosaurio tenía muchas espinas alrededor de su cuerpo, al igual que en la cola y sus hombros. Por ello, es considerado el dinosaurio más acorazado de la familia de los estegosaurus.

Debido al parecido de su nombre, se puede confundir con el centrosaurus, pero estos son distintos dinosaurios.

Dibujo de un Kentrosaurus

Información básica sobre el Kentrosaurus

El Kentrosaurus pertenece al género de los dinosaurios de la familia tireóforos estegosáuridos. Estos dinosaurios se caracterizaban por tener una armadura en la parte dorsal y superior del cuerpo, normalmente cubierta por cuernos o espinas.

¿Cuánto mide de largo? – Alrededor de unos 4 metros de largo.¿Cuál es su altura?  Este dinosaurio mide de alto alrededor de 1,70 metros como una persona de altura media.
¿Cuál es su peso? – El Kentrosaurus pesaba alrededor de 320 kilogramos.
¿Cuándo vivió? – Este dinosaurio habitaba la Tierra, hace ya más de 152 millones de años, sobre finales de el periodo Jurásico.
¿Cuál es su familia? – El Kentrosaurus esta dentro de la familia de Stegosauridae los llamados Estegosáuridos.

La taxonomía del Kentrosaurus

Reino Animalia > Filo Chordata > Clase Sauropsida > Superorden Dinosauria > Orden Omithischia > Suborden Thyerophora > Infraorden Stegosauria > Subfamilia Stegosauridae >  Género Kentrosaurus

Especies de Kentrosaurus

Dentro del Kentrosaurus tan solo podemos diferencias una especie, los K. aethiopicus.

La familia: estegosáuridos

Los Kentrosaurus pertenecen a la familia de estagosáuridos, y éstos habitaron la Tierra desde finales del periodo Jurásico hasta el periodo Cretácico. Veamos las características principales de los estegosáuridos.

En primer lugar, hay que recalcar que este tipo de dinosaurios eran abundante y se encontraba esparcido por toda la antigua Pangea.

Esta especie evolucionó desde los más primitivos, que apenas tenían pequeñas placas en la parte dorsal de su cuerpo, con algunas pequeñas espinas hasta llegar a poseer grandes hileras de placas, con espinas bastantes respetables e incluso grandes púas en ambos hombros.

Estos poseían unos miembros posteriores más largos que los anteriores, no poseían diente premaxilares y su cráneo solía ser largo y a un nivel bajo.

Sus placas junto con sus espinas y la complexión de este dinosaurio, le hacían que se protegiera de una forma muy eficiente. Hasta el momento no son muchos los restos encontrados de este dinosaurio, recientemente se han encontrado restos de estegosáuridos alrededor de la parte baja de la Formación Morrison.

La Formación Morrison es una zona muy famosa por la gran cantidad de yacimientos fosilíferos que ha proporcionado, principalmente del periodo Jurásico.

En el año 2012 se encontraron por primera vez en Europa pisadas de esta especie, más concretamente en la zona de la Ruta de las Icnitas de Soria (España), así lo descubrió un grupo de investigadores de la universidad de Zaragoza

Según los investigadores la mayoría de la familia de los estegosáuridos llevaban una alimentación herbívora, principalmente formada por plantas bajas como helechos, piñas, musgos, etc.

También se dice que todos eran cuadrúpedos, y que generalmente las especies que estaban dentro de esta familia solían ir en manadas, para poder protegerse y apenas pasaban tiempo en un mismo lugar, solían moverse en busca de alimento.

Descripción de los Kentrosaurus

Su complexión a la hora de atacar no era muy favorable, pero no les era necesario atacar para poder defenderse, ya que a la hora de protegerse eran muy favorables, su pequeña cabeza junto con dorsal protegido con placas y espinas, le hacían un dinosaurio muy defensivo.

Descripción del Kentrosaurus

En su cabeza también poseía un pequeño cuerno, el cual le ayudaba a cortar las hojas para alimentarse, y junto con sus dientes que tiene en cantidad y muy pequeños, desmenuzaba todas las hojas. También poseía un gran estomago, en el cual podía almacenar bastante alimento, para las épocas que les costaba más encontrar lugares con bastantes plantas.

Con sus dientes conseguía desmenuzar las hojas, pero no podía masticarlas debido a que sus dientes eran en forma de hoja, para esto comía piedras estomacales y gastrolitos los cuales realizaban un proceso similar al de la masticación, pero dentro del estómago.

Se cree que este dinosaurio atacaba por la espalda, ya que las espinas que poseía a través de su espalda y cola, iban dirigidas hacía atrás. Pero como comentamos anteriormente para el no era necesario atacar, con cubrirse bajo sus placas y espinas, cuando llegaban los depredadores era suficiente para causar grandes heridas a estos.

¿Dónde y cuándo vivió el Kentrosaurus?

¿Dónde vivió el Kentrosaurus? – Estos dinosaurios son casi de lo más antiguos, aunque hay bastantes anteriores, hay muchos más posteriores. Estuvieron en la Tierra durante el periodo Jurásico, hace ya más o menos 150 millones de años.

Hábitat del Kentrosaurus

Se encontraban principalmente sobre la zona de Tanzania (África), aunque algunos investigadores indican que podrían haber habitado otras zonas, debido a indicios de huellas y algunos restos óseos. Como por ejemplo la zona de la actual Europa.

El periodo del Kentrosaurus: el jurásico

Hace 208 millones de años comenzó el periodo Jurásico, en el que Pangea se comenzó a separar. En esa época el clima que había era cálido y uniforme, pero con constantes lluvias, que hicieron que la vegetación creciera de forma considerable, y con ello que los dinosaurios que eran herbívoros también aumentaran en número considerablemente, por la gran cantidad de alimento que tenían a su disposición.

El periodo Jurásico consta de 3 fases Inferior, Medio y Superior, conocidos en inglés como Lias, Dogger y Malm.

La fauna que poblaba el planeta ya era muy variada, existían muchas clases de crustáceos en el mar, y también muchos insectos de los que hoy en día podemos encontrar en la Tierra, si así es, insectos que conocemos hoy como polillas, escarabajos, moscas, termitas o saltamontes, estos ya convivían hace millones de años junto a los dinosaurios.

A finales del Jurásico, existían autenticas selvas, en las que aparecieron las primeras aves las cuales aun no poseían plumas en esa época. Se puede decir que durante este período, los dinosaurios dominaron gran parte de la Tierra y que sus diferentes familias se extendieron.

¿Qué comen los Kentrosaurios?

Los Krentosaurios poseen una alimentación herbívora, principalmente llevaban una dieta basada en plantas ásperas y cortas. Tenían que ser cortas, debido a que tenían que ir constantemente andando a cuatro patas por el gran peso de sus cuerpos y que sus patas posteriores eran más largas que las anteriores.

Aunque investigadores afirman que este dinosaurio, en ocasiones podría colocarse de forma bípeda, para llegar a alcanzar plantas que estuvieran a una cierta altura.

Algo también importante en su alimentación, es lo que comentamos anteriormente, de el cuerno en su cabeza que utilizaba para cortar las hojas, junto con sus dientes en forma de hoja y las piedras estomacales que y los gastrolitos que ingería para facilitar la digestión y masticación.

¿Quién descubrió al Kentrosaurio?

Este dinosaurio fue encontrado por 3 paleontologos, aunque el género fue nombrado por Edwin Henning en el año 1915, aunque el descubrimiento de este dinosaurio fue algo antes, en la expedición alemana de los años 1909 a 1912, esta se realizo en la zona de Tanzania y fue uno de los hallazgos fosilíficos más importantes.

Reconstrucción de un Kentrosaurus

Fue tan importante ya que dio pie a la demostración de la relación entre Tanzania y la Formación Morrison, respecto a la proximidad entre estas, más concretamente en la zona de Montañas Rocosas (Asia).

Durante esta expedición se encontraron un total de 2 esqueletos, uno de estos a los años fue destruido, ya que se encontraba en el museo de Humboldt de la Universidad de Berlín y durante la  segunda guerra mundial este fue abatido y lo destrozaron todo por dentro incluido el esqueleto del Kentrosaurio.

Esta expedición alemanda encontró alrededor de unos 1100 huesos de este dinosaurio, que creen que pertenecerían a unos cincuenta individuos, de esta especie de dinosaurio.

Pese a que no se encontraron esqueletos completos de este dinosaurio, la gran parte de los huesos que se descubrieron juntos, así como alguna cadera, bastantes vértebras dorsales, una cola casi completa y muchos elementos de extremidades de estos dinosaurios.

Más información sobre uno de los descubridores

Edwin Henning fue uno de los descubridores más famosos del Kentrosaurus, de hecho el más famoso ya que fue el que nombró a este dinosaurio, Henning nació el día 27 de Abril del año 1882 en Alemania, tenía 4 hermanos y su padre era comerciante, y falleció cuando Henning apenas tenía 10 años, lo que le dejó a el y a sus 4 hermanos solos con su madre, la cual pasó bastantes apuros para sacar sola a la familia adelante, con su trabajo que era bastante nefasto.

Por suerte pudo costearle los gastos a Henning, el cual estudió filosofía, antropología y ciencias naturales en la Universidad de Friburgo que estaba situada en Baden-Wurttemberg (Alemania), donde le condecoraron con un doctorado en el año 1906. A partir de aquí donde Hennig no paró contribuir de forma muy notable a la investigación, se podría decir que dio su vida a esta.

Después de esto tuvo diferentes oficios como por ejemplo geólogo militar hasta el año 1917, después de esto profesor y llegó hasta rector y director en el instituto paleontologico. Pero sin duda el mayor logro de su vida, y por el más se le conoce es por el descubrimiento y que le puso nombre al dinosaurio del que hablamos hoy Kentrosaurus.

Curiosidad dimorfismo sexual

Acebo Barden y Susannah Maidment, fueron 2 investigadores que llegaron a la conclusión que debido a la diferencia de las proporciones de los fémures, entre dinosaurios de la misma especie, en esta especie habría un dimorfismo sexual, también dedujeron que la mayoría de los de esta especie eran hembras, lo cual ocasionaba que el mismo macho se apareara con varias hembras, el dimorfismo sexual es una variación dentro de la fisionomía externa de cualquier ser, en forma de color, tamaño…

No son los mismos dinosaurios el Kentrosaurio y el Centrosaurio

Muchas veces surgen confusiones debido al gran parecido entre los nombres de estos 2 dinosaurios. Es cierto que ambos tienen cierto parecido en algunas cosas, pero el Kentrosaurio y el Centrosaurio son muy distintos.

Por ejemplo, el Centrosaurio es de los últimos dinosaurios en habitar la Tierra, mientras que el Kentrosaurio es uno de los primeros en hacerlo.

De hecho, al principio llegaron a llamarse igual, pero para evitar las confusiones entre los dos dinosaurios, cambiaron uno de ellos pasó de llamarse Kentrosaurus a Centrosaurus.

Kentrosaurus

En resumen

Hoy hemos expuesto al dinosaurio llamado Kentrosaurus, el cuál esta clasificado dentro del reino animal, de tipo vertebrado, su clase es la de reptil. Estuvo en la Tierra durante el periodo Jurásico, posee una longitud de 3 metros y una altura de alrededor de 1 metro y medio y un peso de 200 kilogramos y su ubicación principal la actual Tanzania en África.

El Kentrosaurus era uno de los estegosáuridos, de los actualmente conocemos, y sus restos los encontramos principalmente en Tanzania.

La disposición de sus púas es muy característica: comienzan siendo chatas y parecidas a las placas y se van transformando en púas cilíndricas y largas hasta la punta de la cola. Tiene un par adicional a la altura de la pelvis y orientado hacía atrás, que cumplía sin duda una función defensiva: sus depredadores o huían o se quedaban empalados en sus púas.

Se cree que atacaban al igual que los puercoespines, es decir, hacía atrás, reculando.

Se alimentaba mordisqueando la vegetación con la cabeza pegada al suelo mientras caminaba. Su dentadura era muy débil, así que cortaba y tragaba directamente; una vez allí se fermentaban y digerían.

Una curiosidad es que al igual que los erizos y los puercoespines, se hacían una bola ante cualquier ataque de un depredador, formando una coraza de pinchos.