Mamenchisaurus: el de firme y enorme cuello

Nombre: Mamenchisaurus
Dieta: Herbívora
Peso: 20 - 35 toneladas
Periodo: Jurásico Superior
Encontrado en: Asia

El Mamenchisaurus fue un género de dinosaurios que estuvo en nuestro planeta durante el conocido como periodo Jurásico (hace unos 156 millones de años). A este género se le ha clasificado dentro del grupo de los dinosaurios saurópodos mamenquisáuridos.

Este género habría tenido un tamaño realmente grande, que iba desde los 16 hasta los 25 metros de longitud. Como es común en los dinosaurios de gran tamaño, se alimentaba simplemente de vegetación, es decir, era un dinosaurio herbívoro.

El Mamenchisaurus habría tenido un cuello muy similar al de los Diplodocus, siendo un cuello realmente ligero. La longitud de su cuello era realmente larga y es la razón por la que pudo sobrevivir al ser capaz de alcanzar más vegetación que otros dinosaurios herbívoros de menor tamaño.

¿Te ha resultado interesante? Pues aún queda más, aquí encontrarás la mejor información sobre el Mamenchisaurus de la red. ¡Sigue leyendo y descúbrelo todo acerca de este dinosaurio herbívoro del jurásico!

Taxonomía del Mamenchisaurus

Reino División Clase Orden Suborden Infraorden Familia
Animalia Chordata Sauropsida Saurischia Sauropodomorpha Sauropoda Mamenchisauridae

  • El animal pertenece al reino Animalia.
  • Este dinosaurio corresponde al filo Chordata.
  • Su clase es Sauropsida.
  • El ejemplar pertenece al superorden Dinosauria.
  • Su orden es el llamado Saurischia.
  • El Mamenchisaurus corresponde al sub orden designado Sauropodomorpha.
  • Forma parte del infraorden Sauropoda, en el taxón indefinido Eusauropoda.
  • Se ubica dentro de la familia denominada Mamenchisauridae.
  • Finalmente, su género es el Mamenchisaurus.

Descubrimiento del Mamenchisaurus

Su denominación oficial tiene por significación lo siguiente: Reptil de Mamenchi. Mientras tanto, se puede afirmar que el largo del animal pudo llegar a ser de un total de 25 metros, lo cual no era un tamaño menor.

Aunque también se ha podido observar la presencia de otros especímenes del mismo género que una dimensión menor, siendo así que varios de ellos presentaban un total de 16 metros de longitud, no obstante es uno de los especímenes raros de las mayores longitudes que en la historia hemos podido llegar a tener.

Reconstrucción de un Mamenchisaurus

Lo interesante es que en el tiempo en el que se realizó su gran hallazgo, se llegaron a obtener vestigios que realmente no completaban toda la estructura ósea del animal, por lo que un grupo de científicos llegó a emitir la conclusión de que se trataba de una criatura de dimensiones menores, desconocían en aquel tiempo que estaban cayendo en uno de los errores más grandes de sus carreras profesionales.

¿Sabías qué?...
Luego de unos años se pudieron realizar otros hallazgos importantes y finalmente el tamaño del animal pudo ser más cercano a la realidad, no se basaba en simples y sencillas suposiciones de lo que pudo haber sido, sino que se estudió de forma detenida y se llegó a analizar y a interpretar todo el conjunto de vestigios que este espécimen había dejado.

Una de las zonas más importantes de esta criatura denominada Mamenchisaurus era la del cuello, la cual incluso pudo llegar a tener un total de 19 elementos vertebrales, una verdadera inmensidad, por otro lado, su peso pudo haber llegado a ser de alrededor 27 toneladas.

En cuanto a sus patas, en modo de resumen, podemos alegar que las extremidades de la zona delantera no disfrutaban del tamaño prolongado que poseían las extremidades situadas en la zona trasera.

El hallazgo resultó parecer muy sencillo, precisamente en la zona aledaña a un lugar en el que se estaba realizando una serie de construcciones y reparaciones a lo que conocemos de forma frecuente como “ferry”, en un pueblo denominado bajo el nombre de Sichuan, en China.

Todo ello se llevó a cabo precisamente dos años después de iniciada la década de 1950, precisamente en la mitad del siglo pasado, y los vestigios hallados dentro de una formación mayormente conocida como Shangshaximiao, en la que solo se pudo llegar a localizar una estructura ósea que se encontraba incompleta.

Dicha estructura ósea fue reseñada por un afamado científico de ese mismo país, dos años después de realizado el hallazgo, quien además mostró que se encontraba realmente sorprendido por el gran tamaño del espécimen, el cual en aquel tiempo era de más de 20 metros de longitud.

Un poco más tarde otro importante hallazgo iba a darse lugar, un nuevo conjunto de vestigios iban a ser hallados en la formación Hantong.

No obstante, todo fue más interesante luego de aproximadamente 20 años, exactamente dos años después de iniciada la década de 1970, cuando en la misma formación que mencionamos en primer lugar, es decir, en la Shangshaximiao, se lograron localizar un grupo no menor de vestigios.

Los cuales llegaron a pertenecer hasta a cuatro individuos diferentes, un hallazgo tan importante no se había llegado a realizar en dicho lugar, por lo que llegó a ser la noticia científica más importante de aquella época.

Comparación con otro animal

Una de las estructuras de estos dinosaurios contaba con un cuello que llegaba a medir hasta 10 metros de longitud, mientras que su peso bordeaba las 50 toneladas, no obstante, para ese tiempo ya existía otro ejemplar con un cuello gigantesco también.

Un ejemplar diferente que había sido descubierto en territorio americano, precisamente en un territorio que hoy pertenece a los Estados Unidos de América, el gigantesco Sauroposeidon, sin dejar de mencionar a otro que posteriormente iba a ser señalado como un animal de cuello enorme también, el temible Supersaurus.

Mamenchisaurus

¿Sabías qué?...
Ambos animales mencionados también contaba con un cuello de cualidad alongada, el primero de ellos que fue mencionado contaba con un cuello de unos 12 metros, mientras que el segundo llegaba a medir 2 metros más que el anterior, por lo que el dinosaurio protagonista de este artículo al final fue superado en longitud, aunque por poco.

Además de todo esto, se necesitaron otros veinte años para que nuevos esfuerzos logren localizar otro conjunto de restos, precisamente en 1993 se llegó a obtener vestigios de una nueva especie que pertenece a este género, no obstante, este nuevo animal resultó ser mucho más robusto, cuyos elementos óseos también presentaban dichas cualidades, sobre todo en la zona de las costillas, las cuales eran mucho más gruesas.

Tres años después de dicho descubrimiento se llegó a encontrar otro ejemplar, una estructura que ha ayudado en gran medida a conocer más detalles y datos sobre este misterioso ejemplar.

Sobre el ambiente en el que este animal desarrolló su fructífera existencia, podemos decir con total seguridad, que este ambiente era bastante favorable, ya que existía una profunda y abundante vegetación, entre los cuales podemos mencionar a los famosos bosques de secuoyas, los cuales estaban llenos de plantas y hojas dispuestas a convertirse en el alimento del espécimen.

Además se conoce que este espécimen pudo haber llegado a vivir en grupos de mediano tamaño, muy parecido a lo que vemos hoy en día en animales como las ovejas, las cuales forman rebaños y siguen un comportamiento común, ovejas que además hoy en día se dedican al consumo de vegetales al ras del suelo, por lo tanto está de más decir que este animal era un herbívoro.

Alimentación del Mamenchisaurus

Sobre la estructura dental del Mamenchisaurus, se puede observar que dichos elementos tenían forma de tachuela, en otras palabras, eran elementos que estaban diseñados de forma casi perfecta para que puedan cumplir la función de extracción de las hojas situadas en árboles o arbustos, esta criatura no necesitaba demasiada fuerza para poder arrancar dichos vegetales, ya que sus dientes le facilitaban el trabajo.

Esperamos que este artículo acerca del Mamenchisaurus te haya gustado. Nos despedimos dejándote a continuación un vídeo recopilatorio de imágenes acerca de este dinosaurio de cuello largo