Aegyptosaurus: el gran lagarto de Egipto

Era un enorme reptil que vivió hace millones de años en la tierra.

Sin embargo, gracias a los registros fósiles hallados se tiene mucha información de este en libros, guías, películas y parques naturales.

¿Que significa el nombre Aegyptosaurus?

El nombre Aegyptosaurus, significa “lagarto de egipto”, dicho nombre fue acuñado por Ernst Stromer en 1932.

Y hace referencia al lugar donde fueron encontrados sus restos fósiles.

Historia del descubrimiento

Este fascinante animal fue encontrado por primera vez en el año de 1932 al norte de áfrica, específicamente en Agadez Egipto.

En este país se encontraron posteriormente algunos restos mas esta vez en Marsa Matru en 1999 gracias a un equipo de expedición que viajo de Pensilvania a Egipto.

Los descubrimientos más relevantes que realizó este equipo incluyen el esqueleto de un gigante terópodo, posiblemente estos sean restos parciales del Aegyptosaurus, aunque esto hasta ahora no se ha podido determinar de ninguna forma precisa.

A pesar de que el esqueleto completo del Aegyptosaurus fue uno de los destruidos en los bombardeos de la R.A.F en Múnich, en la actualidad se han descubierto 20 formaciones diferentes de huesos de  dinosaurios entre cocodrilos, tortugas y algunos gastropodos.

¿Cuando vivió?

Gracias a los estudios realizados en los registros fósiles del Aegyptosaurus se observa que la era en la que vivió este fue en el periodo cretáceo hace aproximadamente 100 millones de años.

Se cree que este Aegyptosaurus tuvo su aparición en el quinto piso de la edad del cretáceo comúnmente conocido como el Albiense, este se extiende en promedio desde 113 hasta 101,5 millones de años.

El término referido como Albiense, fue dado en 1842 por A. D´Orbigny haciendo alusión a este piso en el periodo del cretáceo inferior.

Caracteristicas del Aegyptosaurus

Esta clase de dinosaurio es el único conocido en el género del que se tiene registro como Aegyptosaurus de sauropodos.

Este espécimen particular posee tres vertebras caudales además de un omoplato particular, y alrededor de nueve huesos en sus miembros.

Cabe me mencionar que el Aegyptosaurus es uno de los reptiles titánicos más viejos de los que se tiene registro hasta ahora.

Este posee ligeras diferencias de poca importancia con otras clases de dinosaurios titanes, entre estas por ejemplo si se compara con el alamosaurus se tiene que difieren el tamaño del fémur, así como en el cuarto trocante que está debajo de la cabeza de este animal.

El diseño monumental de este animal es muy singular ya que  poseía una cabeza diminuta y un cuello demasiado largo, este es un rasgo típico de la mayoría de los sauropodos.

Sin embargo, entre los rasgos más comunes del Aegyptosaurus es hueco por así decirlo en su cabeza, este rasgo también es muy común sobre todo en los braquiosaurus.

La similitud en la figura del Aegyptosaurus con el género de braquiosauridos  sugiere en buena medida que son familia primitiva de los dinosaurios titanes.

Un rasgo sobresaliente de este herbívoro es que poseía una armadura en el lomo que quizás podía protegerlo de la embestida de los depredadores.

A pesar de que los esqueletos de este maravilloso animal fueron destruidos en la segunda guerra mundial, la cantidad de información extraída de estos aun circula por todo el mundo.

Por ejemplo, se sabe que las medidas del Aegyptosaurus rondan los 5 metros de altura y los 20 de longitud, posicionándolo en la categoría de dinosaurios titánicos.

Las investigaciones realizadas en él apuntan a que era un herbívoro muy lento y su peso posiblemente circundaba las 17 toneladas.

Lo más asombroso de este artrópodo es que a pesar de su fascinante diseño y su gran armadura, no eran factores que le impedían la libre movilidad en el mundo antiguo.