¿Qué es la tafonomía?

La tafonomía no es sólo un campo de estudio de la paleontología sino que se podría definir como la ciencia que permite que podamos estudiar cómo era la vida prehistórica en el Planeta Tierra a través de los restos fósiles que se encuentran.

Esta disciplina fue nombrada por un paleontólogo por primera vez en el año 1840 y desde entonces hasta ahora nos ha permitido conocer una información de gran importancia e interés, no obstante, se cree que sus investigaciones se iniciaron gracias a Leonardo da Vinci.

También te puede interesar: Todas las especies de dinosaurios

¿Qué es la tafonomía?

Junto con la paleobiología y la biocronología, la tafonomía es uno de los tres campos de estudio de la paleontología, aunque a diferencia de las otras dos, esta se centra en estudiar los procesos relativos a la fosilización así como los procesos propios de la formación de los yacimientos de fósiles.

Si bien en la actualidad no cabe duda alguna de que se trata de un campo de estudio paleontológico, lo cierto es que esta ciencia fue reconocida de forma adecuada hace relativamente poco.

El significado etimológico de la palabra tafonomía proviene de dos vocablos griegos que nos pueden ayudar a comprender mejor esta ciencia:

  • Taphos: Significa enterramiento
  • Nomos: Significa ley

Si definiéramos la tafonomía desde un concepto más amplio podríamos afirmar que consiste en el estudio de todo aquello que se conserva y que es relativo a periodos muy antiguos y de distintas edades geológicas, aunque la definición más aceptada surgió en el año 1985 por Behrensmeyer y Kidwell:

  • “Es el estudio de los procesos de preservación y cómo estos afectan la información del registro fósil”.

Actualmente los expertos en divulgación científica también proponen otras definiciones como la siguiente: “ciencia que estudia el efecto de los procesos posmortem, como el enterramiento y la preservación de los conjuntos fósiles”.

¿Qué estudia la tafonomía?

Este campo de estudio es mucho más amplio e importante de lo que en un principio pudiera parecer, pues al estudiar cómo se realiza la formación de un resto fósil, la tafonomía puede aportar numerosos datos, como por ejemplo los siguientes:

  • Si los fósiles encontrados dentro de un mismo estrato provienen de organismos que vivieron juntos
  • Cómo se forma la roca sedimentaria que contiene los restos fósiles
  • Qué procesos de descomposición han afectado a los restos fósiles
  • Qué parámetros pueden afectar a la historia y procedencia de un fósil

Cuando la tafonomía estudia un resto fósil o bien un yacimiento de arqueología (lugar que presenta una alta concentración de restos arqueológicos de distinta procedencia), lo hace en base a tres fases o disciplinas que define claramente:

  • Fase de necrobiosis: Esta fase de estudio solo es llevada a cabo por algunos autores y no siempre se realiza.En este caso se estudian aquellos sucesos que tuvieron lugar durante la muerte del organismo convertido en resto fósil, también determina cuáles fueron las causas de esta muerte.
  • Fase bioestratinómica: Engloba todos aquellos procesos que permiten la producción y acumulación de restos fósiles, como por ejemplo la descomposición, la fragmentación o el efecto de nuevas sedimentaciones. Para aquellos organismos prehistóricos que han vivido siempre bajo tierra, la tafonomía no estudia esta fase dado que la misma no ha tenido lugar.
  • Fase fosildiagenética: Estudia todos aquellos procesos que se dan de forma posterior al enterramiento del resto fósil. Algunos ejemplos de estos procesos son los siguientes: deformación por compactación de los sedimentos o movimiento de las placas tectónicas, disolución o exhumación de fósil y nuevo enterramiento.

Para poder extraer toda esta información de gran importancia, la tafonomía cuenta con numerosas técnicas de estudio, las cuales se fueron incorporando a otros campos de la paleontología, así como a la medicina forense, la antropología forense y también a la arqueología.

Esta incorporación de las técnicas tafonómicas a otras disciplinas científicas no empezó a darse hasta el año 1980, cuando la comunidad científica por fin comprendió la gran importancia que tiene una adecuada interpretación del registro fósil.

El estudio de la tafonomía contempla también una gran diversidad de conceptos tafonómicos que emplean los investigadores con la finalidad de utilizar un lenguaje específico que no dé margen de error alguno en la interpretación.

¿Qué otras ciencias hacen posible el estudio de la tafonomía?

Para este complejo análisis y estudio de los restos fósiles así como de los procesos que ha sufrido el yacimiento donde los mismos han sido encontrados, la tafonomía debe servirse de la información aportada por otras ciencias, principalmente las siguientes:

  • Sedimentología
  • Geología
  • Geoquímica
  • Ecología

Como podemos observar, en el amplio ámbito de la paleontología son muchísimas las ciencias que se nutren las unas a las otras con la finalidad de poder aportar una información fidedigna acerca de los orígenes y la evolución de la vida en la tierra.

Cabe destacar que los estudios de tafonomía no solo permiten reconstruir la biodiversidad de este planeta hace millones de años, sino que además permiten un mejor y mayor conocimiento acerca de los patrones biológicos que existen en la actualidad.

Sí aún quieres ampliar más información sobre la tafonomía, te dejamos con un vídeo donde vas a poder amplicar mucho más tus conocimientos: