Procompsognathus: un compy de la prehistoria

Nombre: Procompsognathus
Dieta: Carnívora
Peso: 2 kilogramos
Periodo: Triásico
Encontrado en: Alemania

Este curioso animal denominado de modo oficial como Procompsognathus habitó en nuestro planeta Tierra hace unos 218 millones de años, en un terreno conocido mayormente como el continente europeo.

Este en realidad es un género que es colocado dentro de los famosos terópodos, aunque si queremos ir mucho más allá, también se encuentra dentro de los celofísidos, desarrolló su vida durante el famoso período identificado como Triásico, en la capa superior de este.

Si te ha resultado interesante lo que has leído acerca de este dinosaurio y buscas más información sobre el Procompsognathus, a continuación tendrás todos los detalles acerca de él. ¡Descúbrelo todo acerca de este dinosaurio carnívoro del triásico!

Taxonomía del Procompsognathus

Familia Superfamilia Suborden Orden Clase División Reino
Coelophysidae Coelophysoidea Theropoda Saurischia Sauropsida Chordata Animalia

  • El Procompsognathus pertenece al reino Animalia.
  • Correspondiente al filo Chordata.
  • De la clase Sauropsida.
  • Perteneciente al superorden Dinosauria.
  • El Procompsognathus corresponde al orden Saurischia.
  • Este pertenece al suborden Theropoda.
  • Siendo parte de la superfamilia Coelophysoidea.
  • Dentro de la familia Coelophysidae.
  • Del género Procompsognathus.

Historia del Procompsognathus

Su denominación tiene un particular y descriptivo significado, uno que hace referencia la zona mandibular del animal y a la elegancia de esta zona.

Dicha denominación le fue brindada gracias a un científico identificado luego como Eberhard Fraas, quien 3 años después de iniciada la década de 1910 se encargó de realizar la reseña del espécimen, teniendo como base de estudio una estructura ósea que se encontraba poco conservada y que había sido hallada en el país centro europeo de Alemania, en un lugar denominado o conocido mayormente como Württemberg.

Este dinosaurio es confundido de forma bastante frecuente con otro ejemplar que posee una denominación oficial bastante similar, el famoso Compsognathus, y de hecho es bastante comprensible que muchas personas confundan a estos dos maravillosos especímenes.

Pero por ahora debemos aclarar que es en realidad el dinosaurio protagonista de este artículo se desarrolló mucho antes que el Compsognathus, por lo que es en realidad un ancestro de éste, indicándolo así su propio nombre, el cual significa “antes del Compsognathus”.

¿Sabías qué?...
Recordemos y aclaremos que el prefijo PRO tiene un significado similar a “ancenstro de” o “anterior a”, o “antes de”, es por ello que se puede llegar a deducir de un modo muy sencillo que es lo que quiere decir la denominación oficial del animal.

Los vestigios que se hallaron de esta criatura fueron localizados en una famosa formación que hoy en día es identificada bajo la denominación de Keuper, la cual se encuentra situada en un lugar llamado  Pfaffenhoffen, aunque hoy es comúnmente conocido como Heilbron.

Y como ya mencionamos el mismo paleontólogo de nombre Frass se encargó de realizar la descripción pocos años después de su importante hallazgo, aunque en un principio este cometió una importante equivocación debido a que pensó que la estructura se trataba en realidad de un Hallopus celerrimus.

No obstante, luego de un año de estudios y de reconocer errores, el mismo investigador llegó a reconocer su error y tuvo la gran valentía de admitir de que en realidad los restos pertenecían al dinosaurio protagonista de este artículo.

Luego de unos años se pudieron también obtener otros restos localizados en un lugar denominado como Panty-y-ffunnon, el cual lo podemos encontrar dentro del territorio que hoy pertenece a Gales. Estos restos fueron atribuidos a un ejemplar denominado bajo el nombre de Megapnosaurus, en un principio, por un investigador cuyo nombre es señalado como Wagner, quien realizó tal acto 3 años después de iniciada la década de 1980.

¿Sabías qué?...
Con el paso de los años, la comunidad científica se percató de que en realidad esta estructura encontrada de forma reciente podría pertenecer en realidad al Procompsognathus, o a un pariente muy cercano a este, y no al Megapnosaurus, como desde hace algunos años se creía verdadero, un hecho que todavía se encuentra en tela de debate.

Características del Procompsognathus

Como ya hemos tenido la oportunidad de mencionar, los vestigios que se lograron hallar se encontraban en un pésimo estado, por lo que el estudio y el análisis de este ejemplar no fue la tarea más sencilla del mundo.

Descripción del Procompsognathus

En resumen, este misterioso espécimen llegó a tener un aproximado de 120 centímetros de longitud, unos 26 centímetros en lo que se refiere a altura y su peso era realmente menor, no llegaba a pasar 1 kg.

Sobre su cráneo podemos alegar que este presentaba dicha estructura con una forma alongada, el cual poseía además el área ocular de alongada forma también.

Este espécimen solo utilizaba un par de extremidades para poder andar de un lugar hacia otro, las extremidades que se situaban en la zona trasera disfrutaban de tener una longitud considerable si le comparamos con el resto de su cuerpo, las extremidades de la parte delantera eran poco alargadas en contrario, mientras que las manos situadas en dichas extremidades, poseían garras de dimensión considerable.

¿Sabías qué?...
Así mismo, la estructura de este animal también presentaba una zona mandibular de característica alargada, la cual contaba con una estructura de dientes de tamaño diminuto, y no olvidemos la cola, la cual se encontraba generalmente bastante rígida y sin mucha movilidad.

El ambiente natural en el que desarrolló su larga existencia probablemente era de condiciones climáticas secas, por lo que su alimentación pudo haberse basado sencillamente en el consumo de pequeños insectos, e incluso algunas lagartijas de menor tamaño, así como también otros seres que no le representen ningún problema debido a su menor tamaño.

Clasificación del Procompsognathus

Además de ello, existe un curioso e intenso debate sobre este animal, existe un grupo de científicos que afirma que incluso este espécimen no es en realidad un dinosaurio, sino que en realidad sería un ornitodiro primitivo, y debido a que no se pueden obtener muchos datos de los vestigios de esta criatura, la duda sigue en pie y mientras no se encuentren más vestigios no se puede llegar a ningún lado.

El dinosaurio en nuestra cultura

Si queremos ver la presencia de esta criatura denominada como Procompsognathus, tal vez tengamos que leer las famosas y entretenidas novelas de un grande y prestigioso escritor de nombre Michael Crichton, entre las cuales tenemos a la tan conocida novela denominada bajo el título de “Jurassic Park” y a la otra no tan conocida pero igual de interesante, la que tiene el título de “The Lost World”.

En dichas novelas este animal aparece como una criatura que ha sido nuevamente creado por una ciencia que hoy se conoce como Ingeniería Genética, una ciencia que logra hacer que estos animales vuelvan a existir a partir de la manipulación de sus genomas.

En estas novelas a estos animales se les ha considerado como unas criaturas realmente carroñeras, es decir, que se aprovechaban del trabajo de otro animal para luego ir a arrebatar el alimento conseguido.

Hasta aquí ha llegado esta ficha y nos tenemos que despedir. A continuación te dejamos con un vídeo acerca del Procompsognathus que esperamos que te resulte interesante. Está en inglés, aunque igualmente sirve para ver una recopilación de imágenes acerca de este peculiar ejemplar.