Plateosaurus: el herbívoro de una tonelada

Nombre: Plateosaurus
Dieta: Herbívora
Peso: 1 tonelada
Periodo: Triásico
Encontrado en: Groenlandia, Alemania, Suiza y Francia

El Plateosaurus fue uno de los primeros géneros de dinosaurios en habitar en el planeta, concretamente durante el periodo Triásico (hace unos 214 millones de años atrás). Está clasificado dentro del grupo de los dinosaurios plateosáuridos.

Este género habría tenido un tamaño mediano-grande de unos 5 a 10 metros de largo. Aun así, el peso que tenía no era de acorde a sus tamaños, pues apenas pesaba entre unos 500 kilogramos y un máximo de 4 toneladas.

La característica más peculiar que tenían estos dinosaurios era la gran diferencia de tamaños entre unos y otros. Dos ejemplares adultos de la misma edad podrían tener una gran diferencia en cuanto a su tamaño.

¿Te ha resultado interesante? ¿Quieres más información acerca del Plateosaurus? ¡Quédate con nosotros y descúbrelo todo acerca de este dinosaurio herbívoro del triásico!

Taxonomía del Plateosaurus

Reino División Clase Orden Suborden Infraorden Familia
Animalia Chordata Sauropsida Saurischia Sauropodomorpha Prosauropoda Plateosauridae

  • El Plateosaurus pertenece al reino Animalia.
  • Correspondiente al filo Chordata.
  • De la clase Sauropsida.
  • Perteneciente al superorden Dinosauria.
  • El Plateosaurus corresponde al orden Saurischia.
  • Este pertenece al suborden Sauropodomorpha.
  • Siendo parte del infraorden Prosauropoda
  • Considerado dentro del clado Plateosauria.
  • Dentro de la familia Plateosauridae.
  • Del género Plateosaurus.

Historia del Plateosaurus

Este enorme espécimen desarrolló su existencia en los territorios que hoy en día conocemos como la zona norte de Europa, sin dejar de mencionar que también pudo haber habitado en la zona central del mismo continente y en lo que identificamos en la actualidad como Groenlandia.

Historia del Plateosaurus

Este ejemplar resulta ser en realidad uno de los sauropodomorfos basales más importanes, por lo que en realidad también se le conoce bajo la denominación de prosaurópodos. De estos ejemplares se conoce en gran medida a uno de ellos denominado oficialmente como Plateosaurus engelhardti.

Debido al extenso debate científico acerca de la taxonomía del ejemplar han ocurrido una serie de confusiones o equivocaciones que ha llevado a permitir que aún no se resuelva el asunto, por lo que por nuestros días aún persisten muchos sinónimos de este ejemplar y de otros que no se han resuelto de forma adecuada, causando una confusión sin igual a las personas que estudiamos y leemos sobre estos magníficos ejemplares, lamentablemente.

El hallazgo principal de los vestigios de este ejemplar fue realizado por un reconocido paleontólogo identificado bajo el nombre de Friedrich Engelhardt, quien en el siglo XIX tuvo la fortuna de localizar dichos vestigios, no obstante, recién tres años otro científico de gran prestigio se encargó de realizar la labor de brindar detalles acerca de este magnánimo animal, el nombre de este investigador es el de Hermann von Meyer.

En nuestros días se conoce que este espécimen es uno de los que mejor conocemos, debido a que ha ocurrido un hecho sin igual en la historia de la Paleontología, casi un centenar de vestigios de estructuras óseas fueron halladas en total, las cuales pertenecen obviamente al Plateosaurus, a partir de aquel instante los estudios e investigaciones científicas han prosperado a tal punto de brindarnos todo tipo de detalles del ejemplar.

¿Sabías qué?...
Muchas de estas estructuras óseas se encuentran en un estado casi intacto, por lo que no ha resultado un problema grande para los científicos el tratar de revelar los más grandes secretos que ocultaba este animal, dichos vestigios se localizaron en un lugar situado en el país centro europeo de Alemania, en Suavia.

Debido al detalle anteriormente presentado, los mejores investigadores alemanes han aprovechado la oportunidad de estudiar de forma detenida y lenta a esta curiosa criatura, por consiguiente el ejemplar llegó a obtener un apodo en ese idioma, el cual sería algo similar a Schwäbischer Lindwurm, que viene a significar algo similar a “dragón suavo” debido al tamaño del animal y a la localización de éste.

Otra cosa adicional que conocemos hasta hoy, sobre este curioso ejemplar, es que su dieta se basaba principalmente en el consumo de vegetales, al igual que otros especímenes que recientemente hemos estudiado en este sitio.

Se podía trasladar de un lugar a otro tan solo haciendo uso de dos de todas las extremidades que poseía, por lo que se puede afirmar que era bastante veloz para hacerlo, así mismo podemos observar que la zona de su cuello era bastante alongada e incluso tenía la capacidad de realizar maniobras que resultan imposibles de realizar por otros ejemplares de aquella era prehistórica.

¿Sabías qué?...
Este dinosaurio contaba además con unos elementos dentales de cualidad muy agresiva, estaban muy bien afilados pero también disfrutaban de robustez, una cualidad que también era necesaria para poder aplastar los vegetales que se encargaba de extraer de los árboles de su entorno.

Sobre sus extremidades podemos afirmar que las que se situaban en la parte trasera de su cuerpo tenían mucha potencia y fuerza, por lo que probablemente eran las principales para la locomoción, las extremidades de la zona delantera resultaban ser mucho menos alongadas pero lo suficientemente potentes para poder realizar maniobras de defensa.

De igual forma podemos observar las garras que se situaban al final de cada extremidad, garras que solo se pueden presenciar en tres de todos los dedos de cada extremidad, las cuales posiblemente tenían la función de extraer alimento y de atacar a cualquier amenaza que se le presentase.

Una de las características particulares de este singular animal, era que al llegar a la etapa de madurez el tamaño de todos estos ejemplares nunca era el mismo, de hecho existían fuertes y prolongadas variaciones en ello.

Mientras que un ejemplar llegaba a la adultez probablemente sería 500 centímetros más grande o más pequeño que otro de su misma edad, un hecho bastante extraño en estos animales prehistóricos, la uniformidad no era algo que ellos presentaban, a diferencia de otros especímenes de su tiempo.

Como bien hemos mencionado estos animales poseían una longitud que va desde los 5 metros hasta los 10, mientras que su peso podía oscilar de los 5000 a unos sorprendentes 4000 kilos, un detalle fascinante que desencajó a todo el mundo científico cuando se llegó a saber por primera vez.

La edad de aquel pudo haber sido como máximo de 20 años, mientras que los menos afortunados tan solo pudieron haber vivido 12, sin dejar de mencionar a otros que eran devorados por depredadores de mayores dimensiones, por lo que las cifras exactas son totalmente desconocidas tanto en este ejemplar como en muchos otros que son materia de estudio.

Antes del día en el que se lograron hallar toda esa cantidad de vestigios fósiles, los misterios de este dinosaurios permanecían sin ser descubiertos, y muchos de esos misterios siguen sin ser resueltos hasta nuestros días, pero también la gran mayoría de ellos ya se han llegado a solucionar debido al hecho que mencionamos.

Características del Plateosaurus

El cuello de este espécimen se encontraba conformado por un total de diez elementos vertebrales, lo que obviamente le daban la apariencia alongada a esta estructura, así como también poseía un cuerpo de dimensiones extraordinarias, lo que le daba al animal la suficiente potencia y fuerza para defenderse.

Las extremidades que ahora los científicos denominan como brazos no se encontraban capacitadas para poder capturar o coger cualquier tipo de objeto, por lo que probablemente no realizarían tal función.

En cuanto a su cintura podemos divisar fácilmente que no era tan robusta como lo pensaban muchos investigadores al principio y antes del hallazgo masivo, lo mismo sucedía en otros ejemplares denominados sauropodomorfos.

Finalmente, te dejamos con un video del Plateosaurus donde se hace un espectáculo donde se incluye una recreación digital de cómo habría sido este dinosaurio. Está en inglés, pero igualmente es interesante y no te lo puedes perder… ¡Esperamos que te guste!