Triásico

primera etapa del mesozoico

El Período Triásico marca el comienzo de la Era Mesozoica, y el fin de la Era Paleozoica. Éste período es el primero de los tres que componen dicha Era, comenzando hace aproximadamente 252 millones de años, y finalizando hace 200 millones de años.

Este Período se caracteriza por el auge de un grupo de reptiles diápsidos que posteriormente cogerían una gran importancia: los dinosaurios.

Etapas

Podemos subdividir al Triásico en:

  • Triásico Inferior. Comienza hace 252 millones de años y termina hace 247 millones de años. Etapa tras la gran extinción del Pérmico, se caracteriza por una recuperación de la fauna y flora terrestres.
  • Triásico Medio. Comienza hace 247 millones de años y termina hace 235 millones de años. Aparece el mar del Tethis, dándole a Pangea la forma característica de C.
  • Triásico Superior. Comienza hace 235 millones de años y termina hace 200 millones de años. Se observa una separación casi total del supercontinente Pangea.

Clima

El Período Triásico comienza tras la gran extinción del Pérmico (último período del Paleozoico). Esta extinción arrasó con más del 99% de la vida en La Tierra, dejando al planeta casi sin animales ni plantas. La Tierra se sumió en un caos provocado por grandes erupciones y terremotos, destruyendo casi todo lo que se encontraba.

Al principio del Triásico, la tierra emergida estaba constituida por un único continente: Pangea. Este supercontinente en forma de C estaba rodeado de un único océano conocido como Tethis, que comienza a separar el supercontinente en 2: Laurasia y Gondwana.

El clima era muy cálido, de temperaturas altas aunque más suaves a medida que nos alejamos del Ecuador, pero no existían hielo en los polos (los únicos hielos que existían era en las cadenas montañosas). En las costas el clima cálido era más suave, y a medida que nos acercamos a los polos encontramos climas más húmedos y bosques, mientras que la parte central de Pangea se caracterizaba por un clima árido muy seco.

A medida que nos acercamos al fin del Período Triásico, el super continente Pangea sufre la acción de las placas tectónicas y comienza a separarse en dos. Al final del Triásico ya está separado en dos grandes continentes: al norte Laurasia y al sur Gondwana. Esta es la organización que tendrán los continentes durante el Jurásico.

Flora

flora1

En la Era Paleozoica (anterior al Triásico), lo primero que colonizó la tierra firme fueron las plantas. Grandes helechos y posteriormente las gimnospermas.

Aún no han aparecido las angiospermas. Que tras una gran extinción que arrasó prácticamente todo lo terrestre, es fácil explicar cómo los animales pudieron sobrevivir y posteriormente radiar en diversos ancestros debido a su capacidad de movimiento y por tanto de huir del peligro, pero las plantas son estáticas y hubo estudios sobre cómo pudieron sobrevivir a dichas condiciones extremas.

En realidad, la planta en sí no fue lo que sobrevivió, sino una parte minúscula de ésta: la semilla.

Existen una serie de semillas que pueden sobrevivir a temperaturas extremas y condiciones muy adversas (como inundaciones o fuegos que duran días) y después brotar, o incluso algunas que necesitan de dicha condición adversa para quitarse competencia para brotar.

Estas son el tipo de plantas que suelen aparecer silvestres tras un incendio forestal, y se piensa que son las características que permitió repoblar La Tierra con bosques.

Tras la gran extinción del Pérmico, se quedaron muchos nichos libres y por colonizar de nuevo, por lo que las plantas fueron las primeras en rellenarlos de nuevo.

No hubo un gran cambio en cuanto a número de especies de gimnospermas o helechos, pero el número de individuos se incrementó principalmente en zonas costeras (helechos y palmeras) e internas (coníferas). El único lugar donde las gimnospermas no presentaban una gran población era en el desierto central.

El auge en el número de poblaciones vegetales permitió que el clima fuera húmedo y poco a poco fuera suavizándose la aridez para la entrada en el Jurásico.

Fauna

fauna1

Tras una extinción en masa, hay una gran cantidad de nichos que quedan vacíos y por tanto todos los seres vivos tratan de ocupar los que puedan, lo que obliga a algunos de ellos a cambiar y evolucionar.

La fauna terrestre que sobrevivió a la gran extinción del Pérmico constaba tanto de invertebrados (aunque su tamaño se redujo hasta los que conocemos hoy en día, y no sufrieron un gran cambio evolutivo con respecto a épocas anteriores) y vertebrados de los que destacaron reptiles y lo que se conocen como reptiles-mamiferoides (terápsidos).

Al principio del Triásico, la fauna más predominante era la de terápsidos, con ejemplares famosos pertenecientes al grupo de los cinodontos como es el Thrinaxodon.

Los cinodontos fueron una serie de terápsidos de tamaño medio que ya presentaban estructuras muy mamiferoides como es la presencia de una arcada zigomática (única en mamíferos).

Algunos autores defienden que estos reptiles-mamiferoides ya presentaban pelo o glándulas mamarias primitivas, pero las estructuras blandas son difíciles de preservar en forma fósil. Lo que sí se han preservado son una serie de pelos denominados “vibrisas”, que comúnmente conocemos como “los bigotes”, una serie de pelos sensoriales que aportan al animal un conocimiento extra del ambiente que le rodea.

La vibrisa es una estructura blanca pero queratinizada, algo que permitió su preservación pero se ha encontrado en pocos ejemplares (por eso se supone que lo tenían solo algunos, no se ha generalizado).

En el grupo de los reptiles ya podemos diferenciar dos grupos: Lepidosauromorpha y Archosauromorpha.

Dentro de Lepidosauromorpha aparecen grupos extintos como son los Sauropterygios, entre los que se encuentran los reptiles marinos como el Mosasaurus, y los propiamente llamados Lepidosaurios que son los reptiles modernos, de los cuales han perdurado hasta nuestros días y donde aparecen las serpientes, lagartos y varanos entre otros.

Mientras que en el grupo de Archosauromorpha aparecen reptiles con rasgos mucho más prehistóricos y arcaicos, como los pteranodones, los cocodrilos y los dinosaurios (y con ellos también las aves, pero la primera ave prehistórica se originó varios millones de años después).

Por tanto, en Archosauromorpha se produce una de las más increíbles evoluciones y cambios en una serie de animales que dominaron La Tierra durante casi 200 millones de años.

Del Triásico es un animal que hemos mencionado ya varias veces en el blog, conocido como Euparkerya y al que podemos denominar como “el ancestro de los dinosaurios”, e introdujo grandes cambios en el grupo de los reptiles archosaurios que permitieron tomar ventaja frente a otros animales para dominar La Tierra.

¿Quieres conocer más sobre el Triásico? Entonces también te puede interesar: