Todo sobre los dinosaurios carnívoros [vida al completo]

El gran grupo de dinosaurios carnívoros se encuentra en los terópodos, un grupo de dinosaurios saurisquios (con cadera similar a lagarto) de locomoción bípeda.

Aparecen gran variedad de dietas como los carroñeros, piscívoros, depredadores activos…

También te puede interesar: Lista de dinosaurios completa

En este gran grupo aparecen los antecesores de las actuales aves, por lo que también han heredado esta diversidad en la dieta carnívora.

Características morfológicas

Vamos a sacar una serie de características comunes que podemos encontrar en la gran mayoría de los dinosaurios carnívoros, desde los más conocidos como pueden ser el Tyrannosaurus rex (uno de los más grandes de todos los tiempos) o el Spinosaurs aegyptiacus, o algunos menos conocidos (pero famosos en la comunidad científica) como pueden ser el Microraptor gui o Iberomesornis romerali.

Varias de las siguientes peculiaridades que pasaremos a comentar han sido heredadas por las aves modernas.

Independientemente del tamaño de los carnívoros, todos poseían unos dientes curvados hacia atrás para permitir agarrar y desgarrar la carne de las presas. Muchos de estos carnívoros poseían unos dientes no solamente curvos, sino ligeramente aserrados. Esta constitución en forma de sierra les permitía desgarrar mejor aún la carne de sus víctimas.

Una particularidad que no se consideraría letal son sus ojos. Lo llamativo es una estructura de sostén formada por huesos (anillo esclerótico) que no es exclusivo de dinosaurios, sino que aparecen también en reptiles y aves.

Esta estructura, como se ha dicho, posee la función principal de sostén sobre todo para ojos que no son del todo esféricos o  animales acuáticos, pero en el caso de los dinosaurios era de sostén para mantener una posición lateral de las órbitas oculares, permitiendo observar casi todo su entorno, una visión periférica casi global.

Aunque los predadores los tuvieron que tener seguramente ligeramente hacia adelante, ya que permitiría medir distancias mejor.

Al contrario que las aves, se cree que los dinosaurios poseían un gran sentido del olfato. Este puede ser uno de los posibles usos de esa cavidad anterior a las fosas oculares que aparece en casi todos los dinosaurios, rellena de gran cantidad de sensores olfativos que permitían detectar olores a kilómetros a la redonda, siendo el Tyrannosaurus rex uno de los que mejor olfato se cree poseía.

La gran mayoría de estos terópodos poseían plumas. No plumas como las actuales aves, sino unas proto-plumas delgadas similares al plumón que tienen los polluelos recién nacidos.

Esto les permitiría activar mejor y más rápido su metabolismo, tener un mejor regulamiento de la temperatura corporal. En contraste con esta mejora, necesitan una cantidad de nutrientes mayor para poder suplementar ese gasto energético extra.

A nivel interno, este grupo de dinosaurios tenían un cráneo de gran tamaño, lo que permite suponer un gran sistema nervioso central (es decir, un gran cerebro). Tener un sistema nervioso mayor y más desarrollado pudo permitir la cooperación en grupo, aprender y desarrollar diferentes estrategias para la caza y la especialización en un tipo de presa.

Lectura relacionada: Descubre que comían los dinosaurios 

Diferentes dietas carnívoras: carroñeros, cazadores, piscívoros, omnívoros e insectívoros

Los carroñeros se alimentaban de animales que ellos no habían matado, es decir, de los restos de la caza realizada por otros o que murieron por causas naturales. Normalmente los carroñeros son oportunistas, ya que el trabajo necesario para la caza gasta energía muy valiosa, por lo que si podían robar la comida obtenida del esfuerzo de otro, lo hacían.

Este método era propio del Tyrannosaurus rex. Al contrario de lo que se creía en un principio, el T.rex no era un gran cazador activo sino un carroñero.

Como se ha indicado antes, tenía un gran cráneo con una gran cámara que le permitía oler carroña a varios kilómetros de distancia. El gran tamaño del T.rex permitía ahuyentar a depredadores menores como el Troodon, y quedarse con el cadáver.

Normalmente los carroñeros son animales de aspecto más robusto, lo que da un mayor porte y miedo pero que implica una dificultad en la caza, ya que tienen que mover rápidamente mucho peso, y aunque estuviera muy musculado les es más fácil infundir miedo entre individuos menores y beneficiarse del sudor de éstos.

Los cazadores normalmente trabajan en grupos, ya fueran por parejas como Allosaurus o en grupos más o menos numerosos como el Deinonychus. El trabajar en grupos les permitía atacar a presas de mayor tamaño y con ello obtener gran cantidad de alimento. En general, la táctica básica sería atacar al cuello, una zona muy bañada de vasos sanguíneos y que también dañaría las vías respiratorias.

Normalmente los cazadores eran más ágiles, independientemente del tamaño, poseían unas patas más fibrosas y bañadas por vasos sanguíneos para mantener una velocidad y atribuirles fuerza continua durante la caza.

Algunos de ellos poseían verdaderas armas como pueden ser grandes garras en las patas anteriores o en las anteriores, como en los dromeosauridos o raptores, que tenía la característica forma de hoz para poder introducirse en la carne fácilmente al cerrarla contra la víctima.

Los piscívoros se alimentaban de peces, se han encontrado representantes del Baryonyx que presentan restos no solo de escamas de peces en su abdomen (donde se encontraría su aparato digestivo) sino también de Iguanodon y de pteranodones, por lo que se ha pensado que tenían una dieta principal piscívora pero eran oportunistas. Sin embargo, podríamos indicar una serie de características que poseían estos piscívoros ya que pertenecen a la Familia Spinosauridae.

Dentro de la Familia Spinosauridae podemos encontrar especies muy similares, de las que destacamos: Suchomimus, Baryonix y Spinosaurus.

Esta serie de dinosaurios poseían un cráneo que recuerda al de un cocodrilo aunque más alargado, dientes largos y curvos para poder agarrar a los peces e impedirles la huída, y una gran garra más desarrollada que servía para pescar. Además, el Spinosaurus presenta una vela dorsal que no solamente pudo servir de regulación térmica sino también para ayuda en la natación, llegando a ser un depredador temible tanto en los medios acuáticos como terrestres.

baryonyx_walkeri_by_great_oharu-d3jnu6a

También hubo omnívoros, aunque en menor medida. Se caracterizaban por consumir tanto plantas como carne, y presentan una dentición más desarrollada para poder obtener ambos tipos de alimento.

Aunque en un principio se indicó al Oviraptor como omnívoro por encontrarse en torno a un grupo de huevos, después se supo que lo que en verdad hacia era cuidar de esos huevos con los que fue encontrado. Más tarde se pudo demostrar que el Oviraptor sí comía huevos, lo que le permitió mantener el titulo de omnívoro.

Presenta un cráneo en forma de pico para poder romper la dura cáscara de los huevos, pero una serie de dientes que permiten masticar piezas muy duras o incluso plantas, lo que ha permitido suponer esta dieta.

oviraptor holds egg

Los insectívoros fueron representantes de pequeño tamaño. La gran mayoría de ellos poseían plumas, lo que les daba esa apariencia de ave actual, pero aun tenían varias diferencias con respecto a las aves actuales.

Presentaban un cuerpo pequeño, con un hocico largo con pequeños dientes, y un cuerpo ágil y ligero que, poco a poco, les permitió conquistar el medio aéreo. Uno de los representantes más famosos es de sangre ibérica, el Iberomesornis, el cual ha ayudado a consolidar la teoría de que las aves proceden de los dinosaurios.

main-qimg-c642549971ba0d5511b160974212bdab

Dinosaurios carnívoros venenosos

Hay que hacer una mención especial al Sinornithosaurus. Este pequeño dromeosaurido encontrado en China, recorrió La Tierra en la Era Cretácica, y no solo fue el quinto animal no aviano que presentaba plumas, sino que se han encontrado en su cráneo una serie de oquedades cercanas a los dientes similares a las presentes en reptiles como en “Heloderma suspectum” (monstruo de Gila), lo que comenzó el estudio del posible primer dinosaurio venenoso.

El Sinornithosaurus posee una serie de fosas sobre algunos los dientes superiores (dientes de la zona media – maxilares) donde pudieron aparecer las glándulas del veneno. Algunos de estos maxilares poseen además unos huecos en su interior por los que pudo discurrir el veneno de este dromeosaurido.

sinornithosaurus

Recientemente se ha discutido si en verdad el Sinornithosaurus pudo ser o no venenoso, ya que ninguno de los dientes posee una apertura final para salida del veneno ni una conexión directa con la zona que se supone acogía las glándulas, aunque hay una apertura final que pudo ser el conducto por el que sí discurría el veneno. Esto nos obliga a diferenciar las especies venenosas, principalmente las serpientes, en:

  • Opistoglifas. Los dientes venenosos se encuentran en la parte posterior. Estas especies no inyectan el veneno en la presa sino que el veneno se introduce junto a la saliva por las heridas.
  • Proteroglifas. Los dientes venenosos se encuentran en la parte anterior. Estos dientes, junto a unos músculos, permiten la inyección, siendo unos dientes que pueden recogerse en el paladar. Estos dientes poseen unos canales en su interior que no se encuentran del todo cerrado, por lo que el veneno discurre en parte por el exterior del diente.
  • Solenoglifas. Similares a proteroglifas, también tienen dientes que se pueden recoger e inyectan veneno, pero a diferencia de las proteroglifas poseen un canal cerrado en los dientes, son dientes más grandes, y los músculos pueden proyectar los dientes hasta 170º para una mejor mordida.

denticion02

Otros investigadores indican que los dientes de Sinornithosaurus no son especiales, que muchos dientes de otros terópodos también poseen unos canales similares y es por la degradación, no por posible veneno. Otro grupo aun piensa en la capacidad venenosa de Sinornithosaurus y estudia las fosas que hay en el cráneo, donde se piensa pudo albergar las glándulas de veneno.

Dinosaurios carnívoros y el canibalismo 

El canibalismo está presente en especies actuales y también se han encontrado restos de canibalismo en diferentes fósiles.

Los casos de canibalismo pueden ser casuales, debido a poca presencia y escasez de presas. Es un proceso que pudo pasar tras “La gran extinción del Cretácico”, entre los pocos dinosaurios carnívoros de gran tamaño supervivientes, que necesitaban de gran cantidad de presas para sobrevivir, algo que aceleró su extinción.

Otro caso de canibalismo es un tipo de supervivencia cruel, que lo suelen realizar los machos. En época reproductora, puede ocurrir que la hembra se reproduzca con varios machos y que el macho se reproduzca con varias hembras.

Cuando un macho se aparea con una hembra que ya ha puesto huevos de otro macho, éste puede romper esos huevos fecundados por un macho anterior y alimentarse de ellos, siendo un método de para poder preservar su descendencia sobre la de otros.

Tiranosaurio-Rex

El grupo de dinosaurios caníbales más estudiados se encuentran en la familia Tyrannosauridea. No solamente se han encontrado restos de canibalismo en la especie más conocida, en la del Tyrannosaurus rex, sino también en otros representantes como Gorgosaurus o Daspletosaurus. Los restos hallados son huesos con surcos causados por una dentición similar a la del propio dinosaurio, es decir, le atacó un dinosaurio de la misma especie.

En un principio se pensaba que esas heridas producidas por dientes de una misma especie pudieron ser debido a una lucha por competencia sexual, es decir, competir por una hembra para el apareamiento.

Se encontraron dos tipos de marcas en un fósil de Daspletosaurus, unas marcas que llegaron a cicatrizar encontradas en el cráneo y otras que no llegaron a cicatrizar encontradas en el húmero, por lo que las primeras fueron producidas por una lucha entre dos Daspletosaurus (del que nuestro fósil salió vivo); mientras que las que no cicatrizaron se realizaron por tanto post-morten, lo que quiere indicar que fue devorado por otro Daspletosaurus.

00kxdetrcfyhu

Observemos que a medida que se han ido hallando más restos fósiles de una misma familia o de otras especies diferentes, la dieta y visión de los dinosaurios ha ido cambiando. El ejemplo claro ha sido durante todo el articulo el Tyrannosaurus rex, ya que ha sido y sigue siendo un gran referente de estudio.

Al T.rex primero se lo calificó como el mayor dinosaurio, un cazador altamente activo y cruel, ya que abandonaba a las crías al poco de nacer.

Con el descubrimiento de más restos fósiles y de fósiles más completos se encontró que su gran variedad de especies en su dieta era debido a la carroña, no a una alta actividad como cazador; tampoco era tan cruel, se encontraron parejas con sus crías en un alto estado de desarrollo aun juntas.

Y que no solamente el famoso T.rex sino que semejantes de su misma familia eran caníbales, por lo que era una característica ampliamente distribuida en toda la familia que permitió prácticamente la supervivencia del más fiero (en este aspecto).

Por último, puedes conocer todos los nombres de dinosaurios carnívoros en esta lista: