Giganotosaurus, hermano del Tyrannosaurus

Nombre: Giganotosaurus
Dieta: Carnívora
Peso: 4 - 15 toneladas
Periodo: Cretácico
Encontrado en: Patagonia

El Giganotosaurus carolinii es la única especie que se ha descubierto del género gigatonosaurus. Se trata de un género de dinosaurio terópodo que generó mucha polémica respecto a su tamaño e inclusive fue la causa de varios debates científicos acerca de los tamaños máximos que podían alcanzar los dinosaurios terópodos.

Una de las características más distintivas de los Giganotosaurus habría sido el hecho de que fue sino el más, uno de los máximos depredadores dentro de su hábitat. Durante esta entrada veremos todo acerca de este espectacular carnívoro y hablaremos en profundidad acerca de sus características e historia.

¿Quieres más información acerca del Giganotosaurus? ¡Descúbrelo todo en nuestra página sobre este dinosaurio carnívoro del cretácico!

Información básica sobre el Giganotosaurus

El Giganotosaurus fue sin duda un fascinante género de dinosaurio y habría tenido un aspecto totalmente amenazador. Lamentablemente (o por suerte) no podemos ver a este género en plena acción. Para llegar a verlo en su hábitat, tendríamos que regresar al pasado nada menos que unos cuantos millones de años.

¿Cuánto mide de largo? – Aproximadamente unos doce metros de longitud.
¿Cuál es su altura? – Alrededor de los 3’5 metros de altura.
¿Cuál es su peso? – Tuvo un peso entre cuatro a quince toneladas.
¿Cuándo vivió? – Habitó en nuestro planeta hace unos 97 millones de años atrás.
¿Cuál es su familia? – Pertenece a la Familia Carcharodontosauridae.

La taxonomía del Giganotosaurus

Reino Animalia > Filo Chordata > Clase Reptilia > Clado Dinosauria > Orden Saurisquia > Suborden Terophoda > Familia Carcharodontosauridae > Subfamilia Carcharodontosaurinae > Género Giganotosaurus

Dentro del Género Giganotosaurus tan sólo existe una única especie descubierta, el G.carolinii. Hay que tener en cuenta que a pesar de que actualmente sólo haya una especie clasificada dentro del género, en cualquier momento se podrían hallar las muestras de una nueva especie de este género.

También es posible que en un momento dado se pueda desclasificar o reclasificar en otro género alguna especie (en este caso la única). Desde dinosaurioss.com procuraremos estar atentos con tal de mantener dentro de lo posible este bloque actualizado.

Descripción sobre el Giganotosaurus

Descripción del Giganotosaurus

Giganotosaurus es uno de los géneros de dinosaurios que suscita mucha polémica. La falta de muestras esclarecedoras sobre este ejemplar ha provocado que existan muchas discrepancias acerca de cómo era. Aun así, algunos de sus rasgos se fundamentan perfectamente y gracias a ello podemos saber algunas de las características y rasgos sobre el Giganotosaurus.

Lo que primero debemos mencionar, es que este género perteneció a la familia de los carcharodontosáuridos. Esta familia de dinosaurios son considerados los depredadores más grandes de principios y mediados del cretácico.

Estuvieron presentes a lo largo de Gondwana (continente del que surgen las actuales América del Sur, Africa, Antártida, Africa, Madagascar y Australia entre otros). También se han encontrado restos en lo que antiguamente sería Laurasia (América del Norte, Europa y Asia).

Entre los dinosaurios téropodos más grandes sin duda nos encontramos con el Giganotosaurus. Se sospecha que podría haber sido más grande que el Tyrannosaurus, pero el hecho de no tener un esqueleto completo de este género dificulta la tarea.

Las estimaciones de su tamaño lo sitúan entre los 12 a 13 metros de lago, con un gran cráneo de unos 1,5-1,8 metros de largo, un muslo de aproximadamente 1,4 metros y con una masa de 4 hasta las 14 toneladas.

El Giganotosaurus era un animal que caminaba erguido, utilizando únicamente sus dos patas que eran bastante robustas y grandes. Si bien sus dos patas conseguían sostener el increíble peso del género, no habría sido capaz de mantenerse en equilibrio.

La cola de este dinosaurio era larga y acababa en una punta fina, cosa que le habría dado un mayor equilibrio e incluso darse la vuelta rápidamente mientras corría. Hablando de correr, se estima que este dinosaurio habría alcanzado una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora.

Si va más rápido de esta velocidad, perdería su estabilidad y se caería. En similitud con otros carcharodontosáuridos, los brazos de este ejemplar habrían sido cortos, teniendo unas garras afiladas en los tres dedos que tenía en cada mano.

Si hablamos sobre definiciones más características: la vértebra que ejerce de eje del cuello era sólido, las vértebras cervicales eran cortas con articulaciones semiesféricas en la parte delantera y pleurocelos separados en laminas.

Las vértebras posteriores tenían arcos neuronales altos y los pleurocelos profundos. Las vértebras de la cola tenían espinas neurales alargadas de delante hacia atrás. Con respecto a su cintura escapular, era algo más corto que la del Tyrannosaurus, teniendo la hoja de la escápula tenía bordes paralelos y un robusto tubérculo donde se instertaba el musculoso triceps.

La termorregulación no es algo propio de los dinosaurios, generalmente no suelen mantener la temperatura corporal constante como es el caso de los reptiles. Por ello, es curioso ver que estos dinosaurios en este aspecto se asemejen más a los mamíferos, puesto que son de sangre caliente.

Aunque eso sí, no mantenían su temperatura corporal constante al completo, sino únicamente eran homeotermos, mantenían la temperatura corporal constante el núcleo de su cuerpo.

¿Cómo fue su descubrimiento?

Descubrimiento del Giganotosaurus

La historia sobre este descubrimiento es realmente asombroso. Y es que en el año 1993, una persona aficionada a buscar fósiles, Rubén D. Carolini se encuentra con una tibia de un dinosaurio terópodo. Esto sucedió en uno de sus ratos libres, en los que fue en coche a la playa en las tierras baldías que se encuentran cerca de El Chocón situado en la Patagonia (Neuquén, Argentina).

Después de la notificación del hallazgo, especialistas de la Universidad Nacional del Comahue se personaron en el lugar y excavaron el espécimen. Los paleontólogos argentinos Leonardo Salgado y Rodolfo Coria dieron a conocer el descubrimiento en el año 1994 en una Sociedad de Paleontología sobre Vertebrados con tal de conseguir financiación para la excavación.

Finalmente se consiguió rescatar cerca de un 70% del esqueleto, incluyendo el cráneo, la cintura pélvica, la tibia, los fémures, el peroné izquierdo y la gran mayoría de su columna vertebral. Este espécimen se denominó MUCPv-CH1 en el año 1995 y fue descrito por Salgado y Coria.

Los huesos reales y una reconstrucción de los huesos está hecha y para todos los que quieran verlo lo pueden hacer visitando el Museo Paleontólogico Ernest Bachman situado en El Chocón. Realmente este museo fue inaugurado en el año 1995 y la principal obra maestra son los huesos del Giganatosaurus, además de los instrumentos que se utilizaron para la excavación.

El nombre de este género toma su significado en el griego antiguo. La palabra gigas no es otra cosa que gigante, mientras que notos traducido a nuestro idioma significa gigante, y finalmente como ya hemos visto en muchas ocasiones, saurus es un prefijo habitual que viene a significar lagarto.

En cuanto al Giganotosaurus carolinii, el nombre específico de esta especie hace honor al apellido del descubridor aficionado, Rubén D. Carolini.

¿Cuándo y dónde habitaron los Giganotosaurus?

Giganotosaurus

Nunca sabremos con exactitud cómo vivieron los Giganotosaurus, y para poder hacerlo tendríamos que volver al pasado y observarle dentro de su hábitat. Concretamente tendríamos que volver unos 97 millones de años atrás.

Esto pertenece al Periodo Cretácico (el último de los dinosaurios) y en la Época Superior (también la última época). Si concretamos más, habría vivido en la Edad Turoniano, que es la segunda Edad de la Época Superior. En conclusión, los Giganotosaurus vivieron en el Cretácico Superior Turoniano.

Los restos de este género fueron descubiertos en la Formación Candeleros, esta formación incluye los restos de máximo hace unos 99,6 millones de años de antigüedad. En la misma formación se pudo encontrar que la zona habría estado en una zona de ríos y arrollos, zona con bastante viento y que también se puede asociar a una zona de pantanos.

¿Qué comían los Giganotosaurus?

Los Giganotosaurus tenían una alimentación carnívora, puesto que se alimentaban de otros animales. Este género es realmente veloz y sobre todo grande como para haber tenido problemas en cazar una presa. Es por ello que no habría tenido ninguna presa principal, sino que se habría alimentado de todos los que estaban por su hábitat.

Los dientes del Giganotosaurus eran los característicos de la familia de carcharodontosáuridos, poseía unos dientes planos y afilados. Esto le habría permitido cazar y morder a sus presas con vida hasta matarlos con tal de alimentarse de ellos. Además, gracias a sus dientes habría podido fácilmente morder y masticar la carne de sus presas.

Eso sí, si lo comparamos con el Tyrannosaurus rex, habría tenido una fuerza de mordida tres veces menor.

Esperamos que esta entrada con información sobre el Giganotosaurus te haya servido. Además, cualquier duda, sugerencia o aporte que quieras hacer, no dudes en utilizar nuestra caja de comentarios. ¡Estaremos encantados de leerte!

¡Pero espera! Antes de despedirnos finalmente, queremos que veas un entretenido e interesante vídeo sobre el Giganotosaurus: