Acanthopolis: grande y poderoso

La fascinación por conocer el mundo prehistórico es un tema que acompaña a millones de personas, sobre todo hablando de la época en la que existieron los animales que han dado vida a miles de film de ciencia ficción: “Los dinosaurios”

Que significa el nombre Acanthopolis

Uno de los animales prehistóricos de los que se tiene buenos registros es el Acanthopolis.

El nombre dado a este animal significa literalmente “Escamas Espinosas” esto se debe a que cuando se descubrieron sus restos fósiles poseía un cuerpo acorazado y muy recio.

Sin duda este cuerpo le servía para protegerse de los grandes depredadores que vivían  en la antigüedad.

A pesar de que muchas fuentes de información niegan que esta especie de dinosaurio sea de los nodosaurio (Lagarto) e invalidan su nombre.

Por años se ha intentado recaudar la mayor información posible de este, para legitimar el nombre que lleva.

Sin embargo, la búsqueda incesante de los restos de este animal para recabar suficiente información ha rendido pocos frutos.

Historia del descubrimiento

En una de las excavaciones realizada por Thomas Huxley se encontraron por primera vez los restos fósiles parciales de un dinosaurio al que más tarde se le dio el conocido nombre de Acanthopolis.

Este descubrimiento fue realizado en 1867 e inmediatamente comenzó una especie de campaña en la que se animaba a los paleontólogos a realizar búsquedas que dieran información precisa de este animal.

Al principio existían muchas dudas sobre la anatomía de este dinosaurio, sin embargo, una serie de descubrimientos posteriores arrojaron más luz sobre este.

Debido a que el primer fósil del Acanthopolis pertenecía a un dinosaurio joven que no había desarrollado toda su anatomía, tendía a confundirse con otra especie.

No fue hasta 1998 cuando gracias al avance de la tecnología se descubrió que el parecido del Acanthopolis con el que poseía una anatomía parecida discrepaba.

Esta cuestión se pudo aclarar ya que las afinidades de este animal fueron probadas por un proceso acromial.

Cuando vivio

Este maravilloso animal tuvo la oportunidad de vivir en el periodo cretáceo, es decir alrededor de unos 145 millones de años, en la región Albiense y Cenomaniense que actualmente se conoce como Europa.

Época

La época en la que el Acanthopolis vivió es conocida como una de las más antiguas.

En este periodo de tiempo la fauna terrestre y marina abundaba, permitiendo a millones de especies vivir libremente en la tierra hasta que finalmente sufrió una gran extinción.

En la época que habitaba este majestuoso animal, la supervivencia era un factor predeterminante en la evolución y desarrollo de la vida.

Gracias a la coraza que protegía al Acanthopolis fue uno de los dinosaurios que vivió lo suficiente para dejar registro en la tierra.

Características del Acanthopolis

Sin duda el Acanthopolis era un cuadrúpedo que destacaba por poseer en su cuerpo una armadura muy potente y maciza que le permitía protegerse de los depredadores.

A pesar de ello, debido a la forma de sus patas y peso, se cree que podía ser bastante lento.

Gracias a la dentadura obtenida en sus restos se puede ver  que el Acanthopolis era herbívoro, esto concuerda bastante bien ya que su hábitat natural eran los bosques y selvas.

A pesar de que muchos de sus restos son incompletos, la información sacada de los intensos estudios sobre el Acanthopolis sigue arrojando luz hasta el día de hoy.

Este majestuoso animal poseía un cuerpo compacto y bastante bajo comparado a otros cuadrúpedos de su especie.

Los registros fósiles muestran que su estructura ósea comprendía alrededor los 5 metros de largo y 1,70 de alto, se estima que su peso pudo alcanzar entre los 2500 y 2700 kilogramos.

Arturo Cabarcas