Aragosaurus: un dinosaurio muy apacible

Nombre: Aragosaurus
Dieta: Herbívora
Peso: 20 toneladas
Periodo: Cretácico Temprano
Encontrado en: España

El género Aragosaurus agrupaba a una serie de dinosaurios saurisquios saurópodos macronarios que vivió durante el Período Cretácico hace aproximadamente 136 millones de años. El nombre Aragosaurus significa “lagarto de Aragón”, ya que los primeros restos fueron hallados en esta provincia española.

Taxonomía del animal

Reino División Clase Orden Suborden Infraorden Familia
Animalia Chordata Sauropsida Saurischia Sauropodomorpha Sauropoda Macronaria

  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Sauropsida
  • Superorden: Dinosauria
  • Orden: Saurischia
  • Suborden: Sauropodomorpha
  • Infraorden: Sauropoda
  • (sin rango): Macronaria
  • Género: Aragosaurus
  • Especie: Aragosaurus ischiaticus

Como se puede notar, se menciona que son Macronarios, sin embargo, esta es una clasificación que no está bien definida, por lo que se establece que son saurópodos pero únicos en su especie.

Descubrimiento del dinosaurio

Descubrimiento de fósiles de Aragosaurus

Dichos vestigios fueron encontrados en un territorio que hoy es conocido como un lugar que pertenece a una formación denominada Castellar, esta formación se encuentra situada en el país España.

El hallazgo de esta criatura también refuerza la interesante y curiosa teoría de que hace muchos millones de años todos los continentes en realidad eran una sola masa de tierra, la que los científicos denominan como Pangea.

¿Sabías qué?...

También se ha llegado a determinar debido a incansables estudios e investigaciones científicas, que diversos ejemplares que resultaron ser parientes directos de nuestro protagonista de hoy, habitaron zonas bastante cercanas a donde se realizó el primer hallazgo, en zonas como por ejemplo Portugal.

No obstante, también se han encontrado especímenes del propio Aragosaurus en territorio tan alejados que la teoría de Pangea para muchos ya es un hecho, vestigios que se han hallado dentro del continente americano e incluso dentro del continente que hoy en día conocemos como África, si queremos ser más específicos, en países como Estados Unidos o países que hoy en día ocupan la zona este del continente africano.

Toda esta distribución tan extraña del Aragosaurus hace pensar a los científicos y al mundo entero que tal vez estos animales fueron unos nadadores con poderes divinos o que realmente la teoría de Pangea es totalmente cierta y con mucho fundamento, ya que es casi imposible que se hayan desplazado por el agua recorriendo distancias tan grandes como las que ya acabamos de mencionar.

Al parecer esto indica que toda la masa continental estuvo unida durante aquellos años, una teoría que cada vez más busca ser demostrada a como dé lugar.

Características del Aragosaurus

Descripción del Aragosaurus

Este ejemplar realmente asombraba por su tamaño, contando un total de más de 18 metros de largo y con un extravagante volumen que sobrepasaba las 20 toneladas, se dice además de que este espécimen disfrutaba de ingerir vegetales de casi todo tipo, por lo que podemos suponer que era un animal netamente herbívoro que necesitaba mucho alimento para que toda su estructura se mantuviese en un óptimo estado de salud.

Su hábitat muy probablemente fueron los territorios que hoy en día pertenecen a la costa de un mar denominado bajo el nombre de Tethys, y se encuentran vinculado de forma directa con otro tenebroso ejemplar cuya denominación oficial es la de Camarasaurus.

¿Sabías qué?...

La estructura dental de este espécimen presenta diversos elementos que tienen un diseño parecido a la forma de una espátula, diseño perfecto que sirve para poder realizar una buena extracción de vegetales a una velocidad realmente envidiable.

Sobre los elementos óseos denominados como vértebras, podemos observar de forma clara que estas presentan un aspecto de robustez e incluso logran ensancharse en mayor medida precisamente en la zona que se conocen como espinas, estas interesantes estructuras cumplían la función de propiciar que los ligamentos de la cola se pudieran insertar en dichas vértebras.

Además de ello, una cualidad también vista en otros ejemplares, el enorme Aragosaurus tenía una serie de depresiones dentro de los elementos óseos denominados como vértebras cervicales, esto seguramente para restar volumen a toda la estructura y brindarle un poco más de agilidad de movimiento, un recurso que era realmente necesario en aquella época.

La especie mencionada, la de Aragosaurus ischiaticus, lleva dicha denominación oficial debido al ensanchamiento característico de la zona de su cadera, una cualidad que le lleva a diferenciarse de otros ejemplares que han resultado ser sus parientes directos.

En cuanto a las extremidades superiores de dicho animal estas resultaron ser de menor longitud que las otras extremidades, no obstante, se ha demostrado finalmente en recientes estudios que esta diferencia tampoco es muy considerable, no tanto como se pensaba hace muchos años atrás, y además de ello, esta es una característica que también se repite en los especímenes denominados como camarasáuridos.

En resumen, se ha llegado a calcular que la medida del elemento óseo conocido como fémur pudo ser no mayor de 140 centímetros.

El Aragosaurus en nuestra cultura

dinosaurio-aragosaurus

Sobre los vestigios que originariamente se encontrado en las formaciones mencionadas, podemos decir que fueron presentados en una exposición oficial en uno de los mejores museos dedicados a la Paleontología en todo el mundo, en el museo que se encuentra situado en Galve, además de ello también se llegaron a presentar dichos restos en otro recinto denominado bajo el nombre de Dinópolis-Legendark.

Un acontecimiento que debemos resaltar es que recientemente se han vuelvo a realizar estudios geológicos a los vestigios encontrados en Teruel (España) y se ha podido determinar de que estos en realidad eran 10 millones de años más antiguos de lo que se pensaba en un inicio.

No obstante, el pronunciamiento oficial de la comunidad científica todavía no se ha dado a conocer, por lo que debemos esperar para poder escuchar su opinión, siendo muy probable que admitan que en realidad este ejemplar vivió en nuestro planeta hace más de 145 millones de años.

¿Sabías qué?...

Además de ello se ha iniciado un nuevo proyecto científico que promete arrojar nuevos datos sobre el animal, una investigación que luego de terminada va a ser publicada de forma oficial en una revista de origen británico, la cual lleva por nombre el de Zoological Journal of the Linnean Society, todo ello nació a partir del detalle que se habían cumplido ya casi 3 décadas desde que la última extracción de fósiles se había realizado.

Estos nuevos esfuerzos serán dirigidos por una formación que hace mucho viene brindando apoyo al desarrollo de la ciencia en este campo, una fundación nombrada bajo el nombre de Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, además de ello se ha llegado a conocer que uno de los mejores investigadores va a colaborar en dicho trabajo, un hombre conocido como José Luis Sanz, aquel mismo científico que se encargó de brindar la denominación oficial a la nueva especie, quien además cursó sus estudios en la prestigiosa Universidad Autónoma de Madrid.

Aquel trabajo también se realizará debido a que todavía falta mucho conocimiento sobre este ejemplar, aún no se conocen los más mínimos detalles de cada elemento de la estructura ósea que se llegó a encontrar, y aún no se han aclarado los más grandes misterios sobre su anatomía y tampoco sobre su complicada clasificación.

Muchos de los datos que se conocen todavía no han sido comprobados de modo fehaciente, es por ello que bajo esa necesidad este nuevo estudio tratará de brindar luces y respuestas a todas aquellas preguntas que no han podido ser resueltas a lo largo de la época.

En el año de 2014, en pleno siglo XXI, otro grupo importante de exploradores han viajado hasta el lugar del hallazgo inicial y se dieron con la sorpresa de que el terreno se encontraba casi totalmente inundado de escombros, por lo que el trabajo realmente fue algo titánico, remover todo aquel material inservible sin tener que dañar los posibles vestigios fósiles que se encontrasen dentro del lugar.

Finalmente dicha labor se logró terminar no con poco esfuerzo y se lograron hallar un grupo de elementos que a día de hoy representan una gran importancia debido a los nuevos datos que terminaron brindando, entre los restos más importantes se encontraron un elemento óseo conocido como esternal y otro hueso conocido como tibia.

Además de ello, se han encontrado también elementos de clase vegetal, los cuales también se encontraban en un estado fósil y en buen estado, por lo que es muy probable que después del estudio de dicho material se llegue a saber un poco más sobre el ambiente en el que vivió este famoso lagarto.

¿Sabías qué?...

Toda esta nueva exploración ha atraído a científicos de mucho prestigio dedicados a la materia de la paleobotánica, verdaderos expertos que provienen de universidades como la de Vigo y también científicos americanos que provienen específicamente del país de México, todos ellos con el único objetivo de conocer la flora que existía en aquel lugar hace esa cantidad de millones de años que hemos mencionado.

Mientras tanto, los resultados que ya se han ido logrando a partir de estos recientes esfuerzos científicos se han logrado exponer o publicar de modo oficial en diversas revistas dedicadas a la Paleobiología, por lo que debemos mantenernos al tanto de dichas noticias tan fascinantes que se nos están brindando en los últimos años, de ese modo podremos conocer mucho más sobre el hábitat natural en el que el Aragosaurus desarrollaba su difícil y complicada existencia.

Finalmente te dejamos con un vídeo resumen muy chulo acerca de los datos más importantes sobre el Aragosaurus… ¡No se te olvide compartirlo!