Hypsilophodon: aquel que intimidaba con sus dientes

Nombre: Hypsilophodon
Dieta: Herbívora
Peso: 70 kilogramos
Periodo: Cretácico Temprano
Encontrado en: Europa

El género Hypsilophodon pertenece a los dinosaurios ornitisquios que vivieron hace aproximadamente 120 millones de años, a principios del Período Cretácico.

Este género de dinosaurio consta de dos especies, la llamada Hypsilophodon foxii y la especie H. wielandi, encontrada después; aunque diferentes estudios hallaron que ambas especies en realidad eran la misma, la Hypsilophodon foxii.

El Hypsilophodon mantiene alguna de las características de los ornitisquios basales, como son: patas traseras largas y bipedismo pronunciado. Algo muy diferente a lo que encontramos en otros ornitisquios contemporáneos como el Iguanodon o el Camptosaurus.

Pero sigue leyendo y conoce con más detalle a este dinosaurio del Cretácico.

Taxonomía del Hypsilophodon

ReinoDivisiónClaseSuperordenOrdenInfraordenFamilia
AnimaliaChordataSauropsidaDinosauriaOrnithischiaOrnithopodaHypsilophodontidae
  • El ejemplar pertenece al reino Animalia.
  • Este dinosaurio corresponde al filo Chordata.
  • Su clase es Sauropsida.
  • El animal pertenece al superorden llamado Dinosauria.
  • Su orden es el denominado Ornithischia.
  • El Hypsilophodon corresponde al sub orden designado Neornithischia.
  • Es parte del infraorden Ornithopoda.
  • Se ubica dentro de la familia denominada Hypsilophodontidae.
  • Su género es el Hypsilophodon.

Descubrimiento del Hypsilophodon

El nombre de Hypsilophodon significa “dientes protuberantes” o “dientes cincel” y fue encontrado por primera vez en 1849, aunque no fue hasta 1870 cuando Thomas Henry Huxley describió y documentó a esta nueva especie.

Descubrimiento del Hypsilophodon

En 1979 Peter Galton y James A. Jensen darían a conocer la supuesta segunda especie de Hypsilophodon que encontraron y a la que nombrarían como H. wielandi.

Pero como ya hemos comentado al principio se demostraría más tarde que ambas especies son la misma.

Los restos del Hypsilophodon han sido hallados en Europa, en cuatro países en particular: España, Francia, Inglaterra y Rumanía.

De hecho donde más fósiles se han encontrado de él ha sido en una pequeña isla al sur de Inglaterra, conocida como Isla de Wight.

Hasta la fecha se han encontrado numerosos fósiles, entre ellos 3 especímenes casi completos, los cuales han ayudado sobremanera a conocerle.

¿Sabías qué?...

En 1882 Se le llegó a considerar como un canguro arborícola que podía subir y trepar a los árboles.

Obviamente esta teoría se desestimó después de un exhaustivo estudio en 1974.

Características del Hypsilophodon

No fue un dinosaurio que precisamente llamase la atención por su enorme tamaño, más bien todo lo contrario, pues éste tenía de longitud unos dos metros y medio de largo, esto es desde el hocico hasta el final de la cola; con un altura de unos 115 – 120 centímetros y con un peso de unos 70 kilos.

Descripción del Hypsilophodon

Se cree que gracias a su estructura ósea, este dinosaurio podría haber sido un gran corredor, incluso de largas distancias, estimándose podría llegar a alcanzar los 50 km/h.; y es que disponía de una larguísimas patas, llamando poderosamente la atención lo larga que es especialmente la tibia.

Se supone que al correr clavaría en el suelo las garras de los cuatro dedos que formaban sus pies; este hecho además de ayudarle para sujetarle al suelo y evitar caídas le serviría para ampliar la base de apoyo en el suelo.

En contra, las extremidades superiores eran más cortas y no las utilizaría para moverse y tendrían curiosamente 5 dedos, eso sí, también provistas de poderosas garras.

Estos brazos cortos le habrían servido para sujetar las ramas y posiblemente para agarrar frutos, arrancar las hojas y así poder comérselos.

hypsilophodon - craneoTiene una cabeza grande y corta, que da la sensación de ser ligeramente alargada al acabar ésta con un pico, donde lo más llamativo aquí es que tiene dientes, los cuales junto con el pico le ayudarían para arrancar las hojas más tiernas, así como las raíces.

Otra característica de su cráneo que llama poderosamente la atención son sus grandes y enormes córneas y ojos.

Cuenta con unas pequeñas placas que cubren la zona del torso, las cuales son muy delgadas y no representan ni mucho menos ser una armadura fuerte y resistente que le sirviese de protección ante los depredadores.

Estas diminutas placas en realidad vendrían a ser una leve protección de los órganos vitales, algo similar a lo que le ocurría a otros ejemplares como el Thescelosaurus, en los que dichas placas también cumplían la función de protección, aunque no con mucha eficiencia.

Comportamiento y alimentación del Hypsilophodon

Como todos los dinosaurios, el Hypsilophodon también fue ovíparo y de él se sabe además que cuidaba de sus huevos para protegerlos de los depredadores gracias a un nido que se encontró con huevos fosilizados en su interior.

Fue un dinosaurio herbívoro con la curiosidad de que poseía dientes frontales y que éstos además eran triangulares; algo que por ejemplo no sucedería con el resto de herbívoros de la época, pues carecían de dientes frontales.

En total el hypsilophodon disponía de 30 dientes que le servían para desgarrar y triturar las hojas de los árboles bajos; además se cree que estos dientes eran autoafilables gracias a la vegetación que consumían.

Y como venimos diciendo su alimentación se basaba en raíces, frutos y en pequeñas plantas, matorrales, etc.

¿Sabías qué?...
Su base alimenticia nos recuerda muchísimo a la de los ciervos, de ahí que en algún momento se hayan referido a él como “el ciervo del Mesozoico”.

Otra característica del Hypsilophodon relativa a su alimentación es que poseía una especie de bolsas en las mejillas donde podía acumular las hierbas y hojas que iba cortando para ser masticadas y tragadas más tarde.

Algo similar a lo que tienen y hacen los hámsters en la actualidad cuando están comiendo.

En cuanto a su comportamiento, además de cuidar de sus huevos, también se sabe que vivió en manadas, donde existía, se supone, un macho dominante que dirigiría el grupo; y como en todos los grupos habría unas normas y unas conductas a seguir por el bien de todos los individuos de la manada.

Una curiosidad

Seguramente según estabas leyendo la descripción del hypsilophodon te habrás parado a pensar que en algunos momentos te hemos descrito características de un animal mucho más prehistórico y no de uno de los últimos dinosaurios, como correspondería a la época a la que pertenece nuestro protagonista.

Pero curiosamente este dinosaurio mantuvo características de sus ancestros como:

  • Los 5 dedos de sus extremidades superiores y los 4 dedos de las inferiores.
  • Los dientes triangulares en la parte anterior de la mandíbula.

Pero es que fue un dinosaurio muy bien adaptado en todo momento y época en la que existió de ahí que no se haya visto ninguna evolución en la especie para existir.

Y para acabar con toda la información que te hemos expuesto, te dejamos con un vídeo sobre el Hypsilophodon. ¡Esperamos que te guste!