Iguanodon, el diente de iguana

Nombre: Iguanodon
Dieta: Carnívora
Peso: 3 toneladas
Periodo: Cretácico Temprano
Encontrado en: Bélgica

El Iguanodon fue un género de dinosaurio que habitó durante lo que conocemos como el periodo Cretácico (hace unos 125 millones de años).

Se clasificó a este género dentro del grupo de los dinosaurios ornitópodos iguanodóntidos.

La característica principal y más distintiva del Iguanodon fue sin duda la diferencia en tamaño entre sus extremidades delanteras y traseras y la posibilidad que tenía de caminar tanto con cuatro como con dos extremidades.

¿Quieres más información acerca del Iguanodon? ¡Entonces quédate y descúbrelo todo acerca de este dinosaurio herbívoro del Cretácico!

Información sobre el Iguanodon

La taxonomía del Iguanodon

Reino Animalia > Filo Chordata > Clase Sauropsida > Clado Dinosauria > Orden Ornistiquia > Suborden Ornithopoda > Clado Hadrosauriformes > Género Iguanodon

Dentro del Género Iguanadon existen varias especies clasificadas, las cuales son: I. bernissartensis, I. galvensis y I. ottingeri

Aunque hay que especificar aquí que desde principios del siglo XXI solo se reconoce a una única especie, la I. bernissartensis.

Información básica sobre el Iguanodon

El Iguanodon fue un fascinante dinosaurio herbívoro.

¿Cuánto mide de largo? – Aproximadamente unos diez metros de longitud.
¿Cuál es su altura? – Alrededor de unos tres metros de altura.
¿Cuál es su peso? – Tuvo un peso de tres toneladas aproximadamente.
¿Cuándo vivió? – Habitó nuestro planeta hace unos 126 hasta unos 125 millones de años atrás.
¿Cuál es su suborden? – Pertenece a la suborden de ornitópodos.

Descripción sobre el Iguanodon

El Iguanodon fue de los primeros dinosaurios que se clasificaron como tal. Y es que este dinosaurio junto al Megalosaurus y el Hylaeosaurus sirvieron como base para describir y nombrar a Dinosauria.

Es uno de los dinosaurios de los que más fósiles se han descubierto en distintas partes del mundo, incluyendo dos grandes cementerios de huesos.

Descripción del Iguanodon

Las dimensiones de este dinosaurio son realmente fascinantes. Y es que habría tenido unos 10 metros de largo y unos dos metros y medio de altura. El peso que tuvo este gigante varía entre los tres y cinco toneladas, según fuese el ejemplar de grande.

La característica más llamativa del Iguanodon sin duda era la capacidad que tenían para cambiar de postura. Y es que podían fácilmente cambiar de una posición cuadrúpeda a una posición bípeda según fuese necesario.

Esta cualidad les habría servido por ejemplo para alcanzar vegetación a distintas alturas, disponer de las extremidades superiores para romper la fruta, etc.

Otra curiosidad sobre esta capacidad es que con su postura bípeda habría podido correr mucho más rápido que si lo hubiese hecho con las cuatro patas. Aquí se estima que la velocidad que habría podido llegar a alcanzar habría sido de unos 24km/h., no es que sea mucho que digamos.

Las extremidades superiores eran notablemente más cortas que las traseras y estaban dotadas de unas manos robustas con cinco dedos, donde los tres dedos centrales eran similares y sobre todo robustos, pues cargaban con la mayoría del peso.

iguanodon - dedo pulgar de la manoEso sí, hay que resaltar que el dedo menor (el meñique, para que me entiendas a cual me estoy refiriendo) habría sido mucho más flexible y capaz de manipular objetos. Y por último, el dedo llamado hallux( en este caso el pulgar) habría sido el dedo más característico, al estar situado de forma perpendicular con respecto a los otros cuatro dedos y sobresaliendo con forma de pico cónico o garra.

Los cráneos de estos ejemplares eran grandes y altos y lo llamativo aquí es que  tenían unos largos hocicos que carecían de dientes, eso sí, estarían dotados de unos picos recubiertos posiblemente por queratina.

Por el contrario, las mandíbulas sí que habrían tenido dientes y de hecho si los tuviésemos que comparar éstos nos recordarían a los dientes de la iguana, pero obviamente más grandes 😉.

También poseía una columna vertebral y una cola muy robustas que le ayudaban a soportar el peso de todo su cuerpo estuviese en la posición que estuviese.

¿Cómo fue su descubrimiento?

El descubrimiento de las primeras muestras de este dinosaurio datan del año 1822. El mérito del descubrimiento corre a cargo del geólogo Gideon Mantell, que se encontró unos dientes en la cantera Whitemans Green situada en el Bosque Tilgate (Cuckfield, Inglaterra).

El Sr. Mantell convencido de su hallazgo, los presenta en la Royal Society de Londres, donde varios miembros incluido el conocido William Buckland descartaron los restos y los consideraron como dientes de peces o de rinocerontes.

Frustrado, lo intentó de nuevo en el año 1823, enseñando los mismos restos al naturalista francés Georges Cuvier, pero éste también los consideró como los dientes de un rinoceronte.

El hecho de confundirle con un rinoceronte se debe a que encima del pico poseen un cuerno no desarrollado en su totalidad que fácilmente se podría confundir con alguna de las especies del rinoceronte.

Finalmente, un año más tarde, en 1824, Georges Cuvier se retractó y confirmó que los fósiles se trataban de alguna especie de reptil o animal gigante, eso sí, en cualquier caso éste habría sido un herbívoro.

Y el hecho de que alguien tan popular en la época como lo fue el Dr. Cuvier dijera eso supuso la aceptación a todas luces de todos los científicos de la época.

Así que, sin más, se creyó sin dudarlo que esos restos correspondían a algún tipo de animal o reptil herbívoro, que curiosamente eran parecidos a los dientes de una iguana. Pero en ningún momento se pensó que se pudiese tratar de un dinosaurio.

No fue hasta el año 1878 cuando se encontraron muchos más restos de este dinosaurio y cuando finalmente se da a conocer la existencia del mismo. Por cierto, el descubrimiento tuvo lugar en una mina de carbón situada en Bernissart (Bélgica).

Sabías que...?
Los mineros Jules Creteur y Alphonse Blanchard encontraron los restos a una profundidad de 322 metros, quienes al no entender de fósiles consideraron que era madera petrificada.

Este descubrimiento sin duda fue uno de los más grandes de este dinosaurio, puesto que se encontraron nada más y nada menos que 38 restos de Iguanodon adultos.

Sabías que...?
El nombre de Iguanodon le viene dado por el gran parecido dental con las iguanas.

Si desglosamos el nombre veremos que Iguan hace referencia a las iguanas, mientras que odon es una palabra griega que traducido al castellano significa dientes. El significado completo de su nombre vendría a ser “dientes de iguana”.

¿Cuándo y dónde habitó el Iguanodon?

El Iguanodon vivió desde finales del periodo Jurásico hasta finales del periodo Cretácico.

Para concretar más acerca del lapso de tiempo que estuvo este dinosaurio, tendríamos que mencionar que habitó hace unos 125 millones de años.

Hábitat natural del Iguanodon

Se deduce que este animal habría habitado por casi todo el territorio, incluyendo las áreas que en la actualidad se conocen como Europa, América del Norte y Asia.

Así lo demuestran los restos hallados en todos estos lugares e incluso se cree que podría haber llegado a habitar en África.

Los registros que se tienen de Europa son concretamente en Bélgica, mientras que los restos encontrados en Asia corresponden a Mongolia y los que se tienen de América del Norte habrían sido hallados en Utah.

Y todas ellas habrían sido lugares donde habrían existido algún tipo de lago o laguna; y donde lógicamente existía mucha vegetación.

¿De qué se alimentaron los Iguanodon?

Fue un dinosaurio herbívoro, con unos dientes, o mejor dicho muelas, con una forma redondeada, a las que también se conoce como muelas con forma de cuchara o espátula.

Se estima se alimentaba de ramitas, hojas y brotes que cortaría con su pico y que masticaría con sus poderosas y enormes muelas.

A la vez que también se presupone que con la garra del dedo pulgar podría haber partido frutas y/o semillas para poder comérselas más fácilmente.

Según David Noman la dieta del Iguanodon se habría basado en coníferas, equisetos, cicas e incluso algún tipo de plantas con flores.

Hasta aquí llegamos contándote todo lo que sabemos de este interesante y curioso dinosaurio; pero para despedirnos te dejamos un vídeo sobre el Iguanodon donde encontraras más detalles sobre este animal ¡Qué lo disfrutes!