Iguanodon, el dientes de iguana

Nombre: Iguanodon
Dieta: Carnívora
Peso: 3 toneladas
Periodo: Cretácico Temprano
Encontrado en: Bélgica

El Iguanodon fue un género de dinosaurio que habitó durante lo que conocemos como el periodo Cretácico (hace unos 125 millones de años concretamente) . Se clasificó a este género dentro del grupo de los dinosaurios ornitópodos iguanodóntidos..

La característica principal y más distintiva de los Iguanodon fue sin duda que podían caminar tanto con cuatro como con dos extremidades. Las extremidades delanteras habrían sido bastante más cortas que las extremidades traseras.

Las dimensiones del Iguanodon son las propias de un dinosaurio de tamaño mediano. Tenía aproximadamente 10 metros de largo y la altura de 3 metros. En cuanto a su peso habría sido de unas 3 toneladas.

¿Quieres más información acerca del Iguanodon? ¡Entonces quédate y descúbrelo todo acerca de este dinosaurio herbívoro del Cretácico!

Información sobre el Iguanodon

Información básica sobre el Iguanodon

El Iguanodon fue un fascinante y gran género de dinosaurio que habría tenido naturaleza herbívora. Actualmente este ejemplar está extinto y para poder volver a verlo tendrías que volver unos cuantos millones de años hacia el pasado.

¿Cuánto mide de largo? – Aproximadamente unos diez metros de longitud.
¿Cuál es su altura? – Alrededor de unos tres metros de altura.
¿Cuál es su peso? – Tuvo un peso de tres toneladas aproximadamente.
¿Cuándo vivió? – Habitó nuestro planeta hace unos 126 hasta unos 125 millones de años atrás.
¿Cuál es su suborden? – Pertenece a la suborden de ornitópodos.

La taxonomía del Iguanodon

Reino Animalia > Filo Chordata > Clase Sauropsida > Clado Dinosauria > Orden Ornistiquia > Suborden Ornithopoda > Clado Hadrosauriformes > Género Iguanodon

Dentro del Género Iguanadon existen varias especies clasificadas. Aun así, hay que recordar que no son las especies definitivas, pues en un futuro se podrían hallar nuevas muestras de nuevas especies de este género o desclasificar alguna. En caso de que sucediese esto, haremos el intento de mantener esta sección completamente actualizada.

Especies de Iguanodon

  • I. bernissartensis
  • I. galvensis
  • I. ottingeri

Descripción sobre el Iguanodon

El género Iguanodon fue de los primeros dinosaurios que se clasificaron como tal. Y es que este género junto al Megalosaurus y el Hylaeosaurus sirvieron como base para describir y nombrar a Dinosauria. Y es que esto se debe a que es uno de los dinosaurios de los que más fósiles se han descubierto, incluyendo dos grandes cementerios de huesos.

Descripción del Iguanodon

Las dimensiones de este dinosaurio son realmente fascinantes. Y es que habría tenido unos 10 metros de largo y unos nada despreciables dos metros y medio como altura. El peso que tuvo este gigante era de nada menos que unos tres a cinco toneladas.

La característica más exclusiva de los Iguanodon sin duda era la capacidad que tenían para cambiar de postura. Y es que podían fácilmente cambiar de una posición cuadrúpeda a una posición bípeda cuando era necesario. Esto les habría servido para alcanzar vegetación a distintas alturas.

Lo curioso también es que en el caso de su postura bípeda, habría podido correr mucho más rápido que utilizando las cuatro extremidades. La velocidad que habría alcanzado tampoco es muy elevada, aunque sí decente puesto que se podía desplazar a unos 24km/h.

Las extremidades superiores (los brazos) eran notablemente más cortos que las extremidades traseras (las piernas). Hablando más sobre sus brazos, estaban dotados de unas manos robustas con cinco dedos. Los tres dedos centrales eran similares y sobre todo robustos, pues cargaban con la mayoría del peso.

El dedo menor habría sido ligeramente más pequeño que los tres dedos centrales, aunque era mucho más flexible y capaz de manipular objetos. Por último, el hallux (“pulgar”) es el dedo más característico que tiene este dinosaurio.

Estaba situado de forma perpendicular con respecto a los otros cuatro dedos, sobresaliendo con forma de pico cónico.

Los cráneos de estos ejemplares eran grandes y altos y largos hocicos que carecían de dientes. Hablando de su hocico, habrían estado dotados de unos picos que estaban hechos con queratina.

Las mandíbulas de este género sí que habría tenido dientes y de hecho eran unos dientes muy similares a los de la iguana, pero obviamente bastante más grandes.

En otros dinosaurios parecidos al Iguanodon nos podemos encontrar grandes diferencias entre el macho y la hembra. En algunos casos pueden ser crestas bastante grandes y llamativas cuya función simplemente es la de atraer a la hembra o volantes que habrían servido para lo mismo.

En el caso del Iguanodon, la diferencia entre los distintos sexos no es muy notoria ni tampoco hay ninguna evidencia de que haya tenido dimorfismo sexual.

¿Cómo fue su descubrimiento?

El descubrimiento de las primeras muestras de este dinosaurio datan del año 1822. El mérito del descubrimiento corre a cargo del geólogo Gideon Mantell, que se encontró dichos dientes en la cantera Whitemans Green situada en el Bosque Tilgate (Cuckfield, Inglaterra).

El señor Gideon Mantell convencido de su hallazgo, los presenta en la Royal Society de Londres, donde varios miembros incluido el conocido William Buckland descartaron los restos y los consideraron como dientes de peces o de rinocerontes. Lo intentó de nuevo en el año 1823, enseñando dichos restos al famoso naturalista francés Georges Cuvier, pero también los consideró como los dientes de un rinoceronte.

Finalmente, un año más tarde Georges Cuvier se retractó y confirmó que se trataban de alguna especie de reptil, probablemente de un herbívoro gigante. El hecho de que alguien tan popular como lo era Cuvier dijera eso, supuso la aceptación dentro de los científicos de la época.

Aun así, en ese momento aún no se consideró como un dinosaurio, sino como los restos de un reptil herbívoro y que curiosamente era parecido a los de una iguana. De este parecido es de donde saca el significado de su nombre el Iguanodon, puesto que Iguan lo puso en mención a las iguanas, mientras que odon es una palabra griega que traducido al castellano significa dientes. El significado completo de su nombre vendría a ser dientes de iguana.

Fue en el año 1878 cuando finalmente se conoce mucha más información sobre este género gracias al hallazgo de un montón de individuos. El descubrimiento se hizo en una mina de carbón situada en Bernissart (Bélgica).

Los mineros Jules Creteur y Alphonse Blanchard encontraron los restos a una profundidad de 322 metros y que al no entender de fósiles consideraron que era madera petrificada. Este descubrimiento sin duda fue el más grande de este dinosaurio, puesto que se encontraron nada menos que 38 restos de Iguanodon adultos.

¿Cuándo y dónde habitó el Iguanodon?

Si quisiéramos volver y observar a los dinosaurios en general y pudiésemos volver al pasado, tendríamos que irnos unos cuantos millones de años atrás. En este caso concreto, el del Iguanodon, tendríamos que irnos hasta finales del periodo Jurásico y hasta los finales del periodo Cretácico.

Para concretar más acerca del lapso de tiempo que estuvo este género, tendríamos que mencionar que habitó hace unos 125 millones de años hacia el pasado.

Hábitat natural del Iguanodon

Se deduce que este animal habría habitado por casi todo el territorio, incluyendo las áreas que en la actualidad se conocen como Europa, América del Norte y Asia. Se han encontrado varios restos en todos estos lugares e incluso podría haber llegado a habitar en la zona de África.

Los registros que se tienen de Europa son concretamente en Bélgica, mientras que los restos encontrados en Asia corresponden a Mongolia, mientras que los de América del Norte habrían sido hallados en Utah.

Las zonas concretas en donde se han encontrado, durante el tiempo que estuvieron habitando, eran áreas con lagunas. Además de ello, también eran zonas donde existía mucha vegetación.

¿De qué se alimentaron los Iguanodon?

Es difícil pasar en alto el detalle de los dientes para nada afilados cuando hablamos sobre la alimentación de este género. Los dientes podrían ser una evidencia bastante clara de que no podrían haber sido un animal carnívoro.

Esto se debe, a que sus dientes no habrían podido masticar la carne de otros animales, siendo imposible alimentarse de ellos.

Los dientes de este género tenían una forma redondeada, también conocido como forma de cuchara o espátula. Este tipo de diente es común entre los animales herbívoros, por lo que podemos concluir en que seguía una dieta herbívora.

Esperamos que te haya resultado interesante esta información sobre el Iguanodon. Si tienes una duda, aportación o sugerencia, no dudes en utilizar la caja de comentarios. ¡Estaremos encantados de leerte!

Te dejamos un vídeo sobre el Iguanodon donde se revelan algunos detalles sobre este animal: