Parasaurolophus: el dinosaurio con cresta…

Nombre: Parasaurolophus
Dieta: Herbívora
Peso: 3 toneladas
Periodo: Cretácico Superior
Encontrado en: Canadá y USA

El Parasaurolophus fue un género de dinosaurio de lo más peculiar que ha habitado en nuestro planeta durante el Cretácico Superior (hace unos 83 millones de años atrás). Se trata de un ejemplar que pertenece al grupo de los dinosaurios ornitópodos hadrosáuridos.

Este género habría tenido un aspecto realmente extravagante pues habría tenido dos largas patas traseras con las que huía de sus depredadores y sus patas delanteras eran mucho más cortas.

La principal característica de este dinosaurio y los de su grupo es la gran similitud de sus picos con la de los patos actuales. A los hadrosáuridos se les conoce también como los dinosaurios con pico de pato.

Si te ha resultado interesante lo que has leído acerca de él, quédate con nosotros porque hay mucha más información acerca del Parasaurolophus. ¡Descubre con nosotros todo acerca de este dinosaurio herbívoro del cretácico!

¿Qué significa el nombre Parasaurolophus?

Su nombre significa literalmente “casi un lagarto crestado“, este nombre proviene de las palabras “παρα” (para) que se entiende como “cerca o junto”, “σαυρος” (Saurus) que significa “lagarto” y por último “λοφος” (Lophos) que sería “cresta”. Este nombre se le dio por su gran parecido con el Saurolophus.

¿Quién y cómo lo descubrió?

El primer descubrimiento del Parasaurolophus fue en el año de 1920 en una expedición realizada por la Universidad de Toronto. Dichos restos fósiles se encontraron en la zona llamada Sand Creek, lugar muy cercano al río Red Deer en Alberta-Canadá. Este descubrimiento fue hecho por el William Park.

El esqueleto hallado no estaba completo y solo se contaba con algunas partes en buen estado. La muestra se componía principalmente del cráneo, parte de la cola y le faltaban huesos por debajo de las rodillas. Sin embargo, dichos restos fueron suficientes para adelantar estudios e investigaciones que ayudaron a conocer más sobre este ornitópodo.

Reconstrucción de un Parasaurolophus

Hay que decir que este no fue el único hallazgo, también hubo dos hallazgo más de igual relevancia, teniendo en cuenta que en el primero no estaba el esqueleto completo. Por lo que estos últimos descubrimientos permitieron ampliar la información sobre este dinosaurio.

Uno de estos descubrimientos posteriores fue en 1921, por el investigador Charles H. Sternberg, quien encontró lo que sería un cráneo no muy completo, en la formación Kirtland en Nuevo México.

Este cráneo ayudaría a determinar que existía otra especie de Parasaurolophus (a la primera especie se la denominó Parasaurolophus walkri), especie que el paleontólogo Carl Wieman llamaría P. tubicen en 1931. Este nombre hace referencia a la palabra latín “tǔbǐcěn” que significa “trompetista”.

En cuanto al tercer hallazgo importante, fue realizado por el investigador John Ostrom en 1961, en la base de la formación Fruitland ubicada entre Texas y Nuevo México.

Dicho espécimen hallado era un poco más completo que el anterior ya que contaba con un cráneo de cresta más corta y redondeada que lo diferenciaba de los otros dos ejemplares, y además contaba con buena parte de los huesos del torso, mientras que de las extremidades, de la cola y del cuello no había restos.

Posteriormente, se encontraron más cráneos de este tipo, y denominaron una tercera especie P. cyrtocristatus.

En resumen, vemos que a lo largo de la historia se han encontrado varios cráneos y restos de esqueletos del Parasaurolophus, que poco a poco fueron dando a conocer más sus características y comportamiento, a raíz de estos descubrimientos se terminaron por determinar tres especies denominadas P. walkeri (1922), P. tubicen (1931) y P. cyrtocristatus (1961), que se pueden diferenciar sobre todo por la forma del cráneo, su cresta y tamaño.

¿Dónde y cuándo vivió?

El Parasaurolophus vivió hace aproximadamente 83 millones de años en lo que hoy es América del Norte a finales del período Cretácico, junto con otros dinosaurios conocidos como el Albertosaurus, Kritosaurus, Lambeosaurus (otro hadrosaurio), Euoplocephalus, Nanotiranus  y Pachyrhinosaurus.

Características generales

Descripción sobre el Parasaurolophus

El Parasaurolophus medía en promedio 10 metros de largo, tenía una altura aproximada de 2,80 metros, un peso alrededor de 5 toneladas y era de piel áspera. Aunque hay que tener en cuenta que estos datos pueden variar dependiendo de qué especie se trata.

Para enmarcar un poco; la medidas descritas antes hacen referencia a la especie P. walkeri, mientras que si hablamos de la especie P. tubicen los datos aportados según los hallazgos fósiles indican que era un dinosaurio más grande que el anterior descrito.

En cuanto su “boca”, ésta tiene la forma de un pico de pato. Caminaba utilizando ya sea las dos patas o las cuatro, se considera de ese modo por sus largas y poderosas patas traseras y sus patas delanteras algo más corta en comparación. Por otro lado su cola tenía una forma alargada y algo aplastada que algunos científicos han supuesto podía haber utilizado para nadar.

Con respecto a su alimentación, el contenido fósil hallado en su estómago indica que que era herbívoro y se alimentaba de partes de plantas tales como hojas, semillas y agujas de coníferas.

Este alimento lo trituraba con facilidad gracias a una cantidad de pequeños dientes orientados en columnas, que cambiaba una vez se deterioraban. Debido a su naturaleza herbívora se presume que su hábitat era más que todo rico en vegetación.

La cresta

Sin duda la característica más llamativa de este hadrosaurio era su cresta ósea excesivamente larga, orientada hacia atrás. Dicha cresta era hueca por dentro, muy parecida a la del Lambeosaurus.

Cresta de un Parasaurolophus

Esta cresta ósea alcanzaba una longitud de hasta 1 metro y era ligeramente curvada hacia abajo, nacía desde la nariz y pasaba por toda su cabeza hasta extenderse por fuera de la misma en forma curva hacia abajo. El uso de la mencionada cresta no es del todo claro, sin embargo, se ha planteado diferentes teorías.

Una de las primeras hipótesis fue la de Alfred Sherwood Romer, en dicha hipótesis sugiere que la cresta era usada como “un tubo respirador” y que además le servía de almacén de aire, cuando se sumergía en el agua. Esta teoría se basa en que dicho dinosaurio era de características anfibias, es decir, mantenía vida en tierra firme y en agua.

Más tarde Othenio Abel propuso que esta cresta le servía como arma, cuando un ejemplar de Parasaurolophus se enfrentaba a otros de sus especies o algún depredador. Por otro lado también se llegó a decir que usaba la cresta para abrirse paso por el follaje.

Sin embargo, dichas teorías mencionadas fueron rechazadas por la comunidad científica al carecer de pruebas físicas que las validaran. Por ejemplo, la cresta no podría ser usada como una cámara de aire ya que el aire acumulado no sería suficiente para un dinosaurio de dicho tamaño, y la posición y forma de dicha cresta no habría servido ni de “arma” ni para apartar follaje.

¿Pero entonces que funcion cumplia la cresta?, el investigador James Hopson establece que ésta era un diferenciador sexual, alegando que los Parasaurolophus con cresta pequeña eran las hembras, mientras que Thomas Williamson sugiere que la cresta pequeña indicaba que este dinosaurio estaba en la pubertad. Es decir que entre más joven más pequeña y más viejo más larga, independientemente de su sexo.

Otras de las hipótesis más válidas es que este cresta era usada como un diferenciador visual, de hecho a partir de varios estudios se ha determinado que el Parasaurolophus era una animal diurno con una buena vista. Lo que sugiere que era importante distinguir e identificar a otros dinosaurios de su especie.

Por otro lado también se cree que dicha cresta era utilizada por este singular dinosaurio para emitir sonidos como si de un cromorno se tratara (instrumento musical popular en el Renacimiento). Por último se ha llegado a pensar que la cresta sirvió como termorregulador, permitiendo enfriar el cerebro con facilidad.

¿Cómo se comportaba?

Era un dinosaurio herbívoro bastante calmado, por lo general caminaba en cuatro patas, y se erguía en dos para alcanzar frutos y plantas que estaban en lo alto. Además, se ha especulado que tenía la habilidad de nadar ayudado de sus grandes patas trasera y cola aplastada.

Tenía sentidos muy agudos, de hecho se sabe que tenía unas pequeñas cavidades, muy parecidas a la de los cocodrilos, que le servían como oídos, sumando su vista aguda. Le era muy fácil detectar cualquier amenaza y huir a toda prisa, corriendo apoyado en solo sus dos patas traseras y equilibrándose con la cola.

Su mayor predador era el tiranosaurio Gorgosaurus y el cocodrilo Deinosuchus.

Algunas curiosidades sobre el Parasaurolophus

Parasaurolophus

Pertenece al grupo de los dinosaurios “pico de patos”, los cuales tienen la particularidad de lo que sería su “boca”, tiene la forma del pico de pato. Característica que generalmente pertenece a la familia hadrosaurus.

En el año 2015, se hizo el primer hallazgo de un nido con 5 huevos de este dinosaurio, en una lugar llamado “la tumba del dragón” en Mongolia. Sin embargo, dichos embriones no se llegaron a desarrollar lo suficiente como para sacar conclusiones sobre el desarrollo de este dinosaurio.

Por otro lado también tenemos otro descubrimiento importante, y no fue hecho por un paleontólogo o estudiado en la materia, en el año 2013 en el parque natural de Utah del sur, un joven de 17 años, encontró por casualidad los restos fosilizados más completos de lo que sería un Parasaurolophus bebé.

Para finalizar…os dejamos con este fantástico vídeo donde podrás aprender un poco más más sobre este fascinante dinosaurio:

Arturo Cabarcas
Arturo Cabarcas
Soy ingeniero de alimentos y profesor de biología. Me defino como ese tipo de personas que sabe de todo un poco, ademas, que soy un apasionado por aprender cada día mas sobre cualquier tema. Por lo que es muy fácil encontrarme escribiendo sobre cualquier cosa.