Ajacingenia, pequeño dinosaurio multicolor

Nombre: Ajacingenia
Dieta: Omnívora
Peso: Desconocido
Periodo: Cretácico
Encontrado en: Desierto de Gobi

El Ajacingenia (también conocido como Ingenia) es un género de dinosaurio de lo más parecido que existe a las actuales aves. Se trata de un ejemplar pequeño que se ha clasificado dentro del grupo de los dinosaurios terópodos oviraptóridos.

Este género habría sido uno de los varios ejemplares de dinosaurios que se han hallado y tengan gran similitud con las aves de la actualidad. Este parecido se puede apreciar dado que poseía unos picos pronunciados sin dientes y su cuerpo habría estado recubierto de plumas.

Es un dinosaurio realmente pequeño y sin duda estaría dentro de un ranking de los dinosaurios más pequeños hallados. Gracias a su pequeño tamaño, también era un animal veloz. La combinación de ambos factores le permitía escapar fácilmente de sus posibles depredadores.

Todo esto que has leído sólo es un resumen de este género. A continuación te hablaremos y mostraremos una información detallada acerca del Ajacingenia. ¡Sigue leyendo y descúbrelo todo acerca de este dinosaurio omnívoro del cretácico!

Información básica sobre el Ajancingenia

El Ajancingenia Yanshini fue una especie perteneciente a la familia de los ovorraptóridos. No se conoce mucho de este animal debido a que no se han encontrado apenas restos fósiles de este dinosaurio.

¿Cuánto mide de largo? – Desconocido.
¿Cuál es su altura? – Desconocido.
¿Cuál es su peso? – Desconocido.
¿Cuándo vivió? – Habitó desde hace unos 70 millones de años aproximadamente.
¿Cuál es su familia? – Pertenece a la familia de los oviraptóridos.

La taxonomía del Ajancingenia

Reino Animalia > Filo Chordata > Clase Reptilia > Clado Dinosauria > Orden Saurisquia > Suborden Terophoda > Familia Oviraptoridae > Subfamilia Oviraptorinae > Género Ajancingenia

Dentro del género ajancingenia nos podemos encontrar únicamente con una especie denominada yanshini. Aún así, obviamente es algo definitivo y en cualquier momento puede variar. En un futuro puede que se hallen nuevas especies de este género o incluso se descarte la única especie que tiene.

Por nuestra parte intentaremos mantener esta sección actualizada ante posibles cambios.

La familia: los oviraptóridos

El Género Ajancingenia pertenece a la familia de los oviraptóridos. Se trata de una familia de dinosaurios que tienen mucho parecido con las aves. La característica principal de esta familia son sus picos pronunciados que carecen de dientes, similar al de los loros.

El parecido con los loros no queda aquí, pues algunas especies de oviraptóridos además poseen crestas elaboradas.

Actualmente esta familia de dinosaurios obviamente ya extinguió. Cuando estuvieron con vida, se caracterizaban por tener un cuerpo relativamente pequeño en comparación a los demás animales de su hábitat.

La mayoría de los dinosaurios pertenecientes a esta familia apenas llegaban a los dos metros de largo.

La estructura de su cráneo es sin duda uno de los rasgos más distintivos que tiene esta familia de dinosaurios. Los hocicos que poseían eran cortos, pero sin embargo tenían unas mandíbulas muy profundas.

Además la espiga ósea que poseía se introducían por su fenestra mandibular y sus fosas nasales están situadas muy altas y muy alejado atrás respecto al hocico.

Información sobre los Ajancingenia

Información sobre los Ajancingenia

Este género de dinosaurios no era muy distinto de los demás géneros de su familia. Poseía un característico cuello alargado, un pico que carecía de dientes, la típica cresta ósea y el cuerpo recubierto de plumas.

Lo que más llama la atención de ese género sin duda es el color de su plumaje. Tenían varios colores, desde el azul, el cian, gris, verde e incluso una mezcla de todos ellos. Aunque lo realmente espectacular es que eran unos animales iridiscentes.

La iridiscencia está provocada por un cambio de luces, se trata de un fenómeno óptico a través del cual los colores varían según desde el ángulo que mires. Si lo comparamos con un objeto actual, podría ser perfectamente la parte de abajo de un CD.

Las patas que tenían habrían sido similares a la de las aves actuales. Eran pequeños y ligeros y además recubierto de plumas y eran capaces de desplazarse a gran velocidad.

El hecho de ser un animal veloz le permitió huir relativamente fácil de posibles depredadores.

¿Cómo fue su nombramiento?

La primera vez que fue descrita este ejemplar fue en 1981 a manos de Rinchen Barsbold. La única muestra que se ha conseguido de este animal fue hallado en la Ingen Khoboor Depression of Bayankhongor (Mongolia).

De ahí surge el significado del nombre de este género, Ingenia, en honor a dicha zona. Por el contrario, el nombramiento de la única especie, yanshini, está dedicado al académico Aleksandr Leonidovich Yanshin, el maestro y consejero de Rinchen Barsbold.

En 2013, Jesse Pascua propuso el cambio de nombre de este género debido a que ya estaba siendo ocupado por un gusano que fue nombrado en 1957 como Ingenia Mirabilis por Gerlach. Para evitar confusiones, el nombre que propuso Jesse Pascua fue el de Ajancingenia.

El prefijo ajan que le añadió viene a significar viajero en el idioma mongolés.

¿Cuándo y dónde habitaron los Ajancingenia?

Quién sabe si en un futuro los viajes en el tiempo dejan de ser ciencia ficción. Imagínate que un día de repente anuncian que se pueden realizar viajes hacia el pasado.

Para la mayoría de nosotros suena imposible de hacer, aunque lo mismo hubieran pensado los antiguos romanos de poder viajar a la luna. En cualquier caso, si se pudiese en un futuro viajar atrás en el pasado, para ver a los Ajancingenia tendríamos que volver unos cuantos millones de años.

Los Ajancingenia estuvieron en la tierra durante el Periodo Cretácico. Realmente no se sabe cuánto tiempo estuvo en la tierra ni mucho menos cuándo empezó a habitarla, pero lo que sí se sabe es que por lo menos un Ajancingenia estuvo vivo hace unos 70 millones de años atrás.

Si queremos concretar más dentro de la escala temporal, diríamos que los Ajancingenia vivieron durante el Cretácico Superior Campaniense.

Los ovoraptóridos en general habitaron por la zona del Desierto de Gobi. No ha cambiado mucho el panorama de esta zona desde el cretácico hasta la actualidad. Durante el cretácico el Desierto de Gobi también era una zona desierta con un clima muy seco.

Eran unos animales que probablemente se movían en manadas, puesto que en las zonas donde habitaron, según los restos de oviraptóridos descubiertos, eran abundantes. Además de ello, podemos concretar que estos dinosaurios sólo habrían habitado en zonas áridas donde predominan dinosaurios pequeños.

¿De qué se alimentaron los Ajancingenia?

La alimentación que seguía este género era una dieta omnívora. Se alimentaba tanto de otros animales, concretamente de huevos sin cáscara o mariscos. Aunque lo que más ingerían era la vegetación típica que crecen dentro de climas áridos.

Esperamos que está entrada con información sobre los ajancingenia te haya resultado útil. Utiliza nuestra caja de comentarios para cualquier duda, aporte o sugerencia que tengas. ¡Estaremos encantados de leerte!