Torvosaurus: un rival bastante feroz y temible

Nombre: Torvosaurus
Dieta: Carnívora
Peso: 2 toneladas
Periodo: Jurásico Superior
Encontrado en: USA y Portugal

El Torvosaurus fue un género de dinosaurios que habitó en nuestro planeta durante el conocido periodo jurásico (hace unos 153 millones de años atrás concretamente). Está clasificado dentro del grupo de los dinosaurios terópodo megalosáurido.

Este género habría tenido un aspecto bastante feroz. Esto es algo normal teniendo en cuenta que fue un dinosaurio carnívoro que poseía unos dientes muy afilados. Este enorme depredador habría sido uno de los mayores carnívoros terrestres del jurásico.

Este enorme depredador como dijimos tuvo un tamaño realmente grande para los carnívoros de su época con unas dimensiones de 10 metros de largo y con un peso de aproximadamente de 4 a 5 toneladas.

Disponemos de la información del Torvosaurus más completa de toda la red hispanohablante. ¡Quédate con nosotros y descúbrelo absolutamente todo acerca de este dinosaurio carnívoro del jurásico!

Dibujo de un Torvosaurus

Taxonomía del Torvosaurus

Familia Superfamilia Suborden Orden Clase División Reino
Megalosauridae Spinosauroidea Theropoda Saurischia Sauropsida Chordata Animalia

Su taxonomía se divide de la siguiente manera:

  • Este dinosaurio se encuentra dentro del Reino Animalia
  • Pertenece al Subreino Eumetazoa
  • Dentro de la Superfilo Deuterostomia
  • Pertenece a la Filo o división Chordata
  • Dentro de la Subfilo Vertebrata
  • Este dinosaurio se encuentra dentro de la Clase: Sauropsida
  • Pertenece a la Orden Saurischia
  • Suborden Theropoda
  • Pertenece a la Superfamilia Spinosauroidea
  • Este dinosaurio se encuentra dentro de la Familia: Megalosauridae

Historia del Torvosaurus

Habitó en un terreno que hoy le pertenece al continente europeo e incluso también en un territorio que se encuentra ubicado en lo que en la actualidad conocemos como América, precisamente en la zona norte de este último continente mencionado.

Esto en realidad quiere decir que un buen número de vestigios se han podido hallar en una formación denominada por los científicos bajo el nombre de Morrison, la cual se encuentra situada en el país líder de América, los Estados Unidos.

De igual modo, otro conjunto de restos fueron hallados en la zona occidental del continente europeo, en una formación también muy bien conocida por nosotros, la denominada Lourinhã, situada en aquel país en el que el idioma portugués es el oficial.

Fue de hecho reciente la denominación de una nueva especie de este dinosaurio, justo un año antes de entrar en la década de 1980, la cual fue llamada como Torvosaurus tanneri, quien resultó ser realmente un animal que se alimentaba netamente de otros ejemplares, el cual además utilizaba dos de sus extremidades para poder desplazarse sin ningún problema por todo el territorio en el que habitaba.

Características del Torvosaurus

La longitud de esta nueva especie era considerable, llegando a medir un total de 10 metros, su estructura ósea indicaba que realmente era un animal bastante sólido y ancho, de contextura considerable, llegando a suponer con muchos argumentos que esta nueva especie se encontraba entre los más grandes depredadores de aquella época, conjuntamente con otro ejemplar  bastante misterioso al cual se le ha denominado Epanterias.

Descripción del Torvosaurus

Solo para aclarar, este enorme animal denominado como Epanterias en realidad es un individuo aún lleno de misterios y con muchos secretos por revelar, por lo que también un grupo de científicos de mucho prestigio ha llegado a afirmar que este ejemplar resulta ser el mismo Allosaurus, solo que con un tamaño mucho mayor, mientras que otros científicos afirman que se trata de un espécimen diferente.

¿Sabías qué?...
Por otro lado, los vestigios que se encontraron en la región europea, fueron denominados bajo los nombres de Torvosaurus gurneyi, quienes llegaron a gozar de una longitud de 11 metros en total, no obstante, luego se realizó una revisión de dichas medidas y se corrigió quitándo algunos centímetros, nada considerable en realidad.

De modo adicional, las extremidades situadas en la zona delantera del animal, aquellas denominadas por los científicos como brazos, resultaban ser de menor tamaño en comparación las otras extremidades situadas en la zona contraria, no obstante, a pesar de su tamaño, estos brazos resultaban ser lo suficientemente potentes como para realizar maniobras que le suponían peligro a sus adversarios más frecuentes.

Como ya conocemos que la palabra “torvus” se encuentra realidad en griego y su significación es nada más y nada menos que “salvaje”, ahora solo toca detallar que el científico que se tomó la licencia de darle la denominación oficial fue nada más y nada menos que Peter M. Galton, quien con la ayuda y colaboración de otro gran investigador de mucho prestigio, de nombre James A. Jensen, realizaron tal labor, precisamente un año antes de entrar en la década de 1980, como ya sabemos.

De forma adicional, la palabra “tanneri” proviene del nombre de un famoso consejero que se encargó, mientras vivía, de una iglesia ejerciendo el cargo de presidente, cuyo nombre real y verdadero era el de Eldon Tanner.

Justo un año después de iniciada la década de 1970, fue una afamada científico de nombre  Vivian Jones, quien se encontraba en una zona denominada como cantera, la que llevaba por nombre el de Calico Gulch, personaje que logró dar con el paradero de un vestigio de suma importancia para el conocimiento de este ejemplar que hoy es el protagonista de este artículo.

Este vestigio se trataba de nada más y nada menos que de un pulgar de tamaño realmente sorprendente, el cual además presentaba una garra muy poderosa que incluso llegó a intimidar a su descubridor, quien era procedente de un lugar llamado Delta, lugar que hoy sabemos se encuentra situado en un estado de nombre Colorado.

¿Sabías qué?...
Luego de dicho hallazgo, la propia Jones se encargó de llevar al lugar al gran a James Alvin Jensen, quien en aquel tiempo ejercía la labor de aficionado coleccionista y realizaba labores adicionales en una de las universidades más importantes de la ciudad, la famosa Brigham Young.

Fue idea de su esposo en realidad, la de mostrar todos los hallazgos al gran Alvin, por ello mismo él se encargó de guiarle hasta un territorio que pertenece a una formación conocida bajo el nombre de Morrison, famosa ya por los increíbles descubrimientos que se han realizado en dicho lugar.

Dos años después de iniciada la década de 1970, el propio Alvin Jensen conjuntamente con otro personaje denominado como Stadtman, se encargaron de realizar o dirigir las labores de excavación y extracción de los vestigios enterrados, más debemos detallar que los nombres oficiales de dichos restos no iban a ser realmente claros hasta siete años después de dicho suceso de gran importancia.

Fue 13 años después del primer hallazgo que nuevamente Jensen logró dar con otro paradero importante de vestigios, los cuales fueron en su gran mayoría elementos óseos pertenecientes al cráneo de varios individuos prehistóricos.

Además de ello debemos destacar que los restos que se llegaron a hallar en el estado de Colorado fueron reseñados de forma personal por otro investigador de gran recorrido profesional, conocido con el nombre de Brooks Britt, trabajo que realizó justo en la década de 1990, un año después de iniciada esta.