Ambulocetus: una de las primeras “ballenas”

Nombre: Ambulocetus
Dieta: Carnívora
Peso: 120 kilogramos
Periodo: Eoceno
Encontrado en: India

El Ambulocetus fue un género de animales que habitaron en nuestro planeta hace no mucho (en comparación con los dinosaurios). Se trata de un enorme animal semiacuático ya extinto que habitaba en zonas de agua poco profundas donde podía andar y nadar. Se ha clasificado dentro de los animales mamíferos cetáceos.

Habitaron durante lo que conocemos como Era Cenozoica, era que aparece después de la Mesozoica (la de los dinosaurios). La Era Cenozoica es bastante amplia y se divide en varias etapas de las cuales el Ambulocetus habitó en el periodo Paleógeno.

Son los antepasados de las actuales ballenas y poseía un aspecto físico muy similar a los cocodrilos actuales. Además de ello, también se especula que habría atacado como ellos, esperando a sus presas en las orillas.

Si te resulta fascinante la historia de este animal del antepasado… Déjame decirte que a continuación podrás hallar una información más detallada acerca del Ambulocetus. ¡Sigue con nosotros y aprende más acerca de estos curiosos antepasados de las ballenas con patas!

Que significa el nombre Ambulocetus

El significado del nombre Ambulocetus es “ballena que camina”, nombre que se compone de las palabras de origen latín “Ambulo” que significa caminar y “Cetus” que significa ballena.

Historia del descubrimiento

Descubrimiento y restos de ambulocetus

Los primeros restos encontrados de esta criatura fueron hallados en el año de 1994, en Asia, más exactamente la cordillera de Sulaimán ubicadas en Pakistán. En un terreno rocoso en el cual estaba ubicado el antiguo Mar de Tethys.

Unos buscadores de fósiles de Michigan realizaron una excavación en la que se toparon con restos fósiles muy completos de lo que sería las extremidades traseras, vértebras, costillas y un cráneo completo de un mamífero prehistórico.

Dicho hallazgo fue un tanto desconcertante para su descubridor Johannes GM Thewissen, ya que dicho animal tenía patas como la de un animal terrestre pero éstas eran palmeadas lo facilitaba la natación. Además, Thewissen descubrió en los restos fósiles, que los huesos del oído eran muy similares al de las ballenas actuales, por lo que no tardó en relacionar dicha criatura con las ballenas.

Thewissen llamó a este animal Ambulocetus natans.

Posteriormente, se ha logrado demostrar que el Ambulocetus era un ballena con patas, entonces fue considerado uno de los eslabones de las evolución de la ballena que empezó con el Pakicetus.

Desde este hallazgo no se han encontrado más fósiles, sin embargo, sí se han encontrados esqueletos de Rodhocetus y Basilosaurus. que son especies que evolucionaron a partir del Ambulocetus.

¿Dónde y cuándo vivió?

Este animal vivió en el Eoceno hace unos 50 a 48 millones de años, en la formación de Formación Kuldana Superior.

Su hábitat estaba marcado principalmente por las aguas cálidas del Mar de Tethys, océano prehistórico que existió hace unos 250 millones de años, separando el continente africano y medio oriente.

Este mar, que luego desaparecía cuando la placas tectónicas de la India se deslizaron contra las placas de Eurasia, lo que ocasionó que las montañas del Himalaya aumentaran su tamaño poco a poco, desapareciendo paulatinamente este océano.

¿Que comía?

De acuerdo a la forma de sus dientes, los cuales eran largos y afilados, es fácil deducir que eran carnívoros. Se cree que su dieta se basaba principalmente de pescados y pequeños animales que habitaban en el agua.

El Ambulocetus contaba con una gran fuerza de mordida, por lo que algunos investigadores señalan que se alimentaba de peces de gran tamaño, incluso puede que atacara frecuentemente presas grandes que llegaban a la orilla a tomar agua, como lo hacen algunos lagartos en la actualidad. Aunque ésto no está comprobado.

Características generales

Descripción sobre Ambulocetus

Este animal podía llegar a medir unos 3 metros de largo aproximadamente, además alcanzaba una pequeña altura de tan solo 50 centímetros y en cuanto a su peso rondaba los 120 kilogramos.

Empezando con el cráneo, éste indicaba que podía escuchar muy bien debajo del agua, el gran espacio para el músculo temporal (el que ayuda al cierre de la boca), indica que tenía una mordida muy potente.

Los ojos de Ambulocetus estaban situados en la parte superior de la cabeza y parcialmente mirando hacia arriba, lo que podría haberle ayudado a ubicar a sus presas mientras sumergía su cuerpo.

Estaba lo bastante adaptado para la natación, tenía una cola aplanada y llena de músculos. En cuanto a sus patas traseras eran alargadas y anchas al final, por lo que funcionaban como aletas.

Se cree que nadaba como lo hacen las nutrias hoy en día, se ayudaba de sus patas hacia atrás, arqueando su columna y moviendo su cola de arriba a abajo.

Aunque otros investigadores cree que nadaba como los hacen los perros hoy día, utilizando su cola como timón.

La mayoría de los paleontólogos piensan que el Ambulocetus podría haber tenido una vida en la tierra, aunque probablemente fuera lento y torpe. Los huesos de las patas estaban fuertemente conectados a la base de la columna y la pelvis, lo que deja ver que apoyaba todo su peso en la tierra, como lo hacen los leones marinos.

¿Como se comportaba?

No era tan buen nadador como otros animales acuáticos de su época, por lo que no podía perseguir peces ya que estos serian más rápidos que él; habitaba aguas pocas profundas en la cual esperaba a sus presas para atacarlas por emboscada.

Los investigadores señalan que tenía una vida entre tierra y agua, su estilo de vida se compara con el de leones marinos o incluso cocodrilos, de hecho algunos señalan que cazaba como los cocodrilos esperando su presa en la orilla.

En su hábitat tenía que competir con otros lagartos y peces carnívoros de gran tamaño, perfectamente adaptados al agua. Como el tiburón Otodus obliquus.

Extinción

Causas de la extinción del Ambulocetus

La extinción de este animal viene marcada por dos razones, la primera se cree que fue por la fuerte competencia que éste tenía con otros animales de su ecosistema, batalla en la que no fue ganador.

Por otro lado en esa era sucedió un gran evento que cambió el estilo de vida de todos los animales en ese momento, evento que fue llamado Grande Coupure, el cual consistió en la unión de los continentes Europeo y Asiático, además, del acercamiento del continente africano.

Movimientos continentales que marcaron la desaparición del mar de Tethys , lugar donde habitaba este animal.

Por otro lado hay que sumar que este cambio también aumentó la corriente antártica, lo que provocó un bajón progresivo en la temperatura, formando casquetes polares en la Antártida y favoreciendo la formación de hielo en los fondos de los océanos.

Todo esto provocó una disminución en el nivel de los mares y el enfriamiento de los mismo. Lo cual marcó el fin para muchas especies marítimas de agua cálida.

Cabe aclarar que este mamífero  al ver su hábitat destruido, tuvo que diversificarse a otros lechos marinos, que seguramente marcaron el inicio de la evolución a otras especies, más especializadas en el mundo acuático.

Algunas curiosidades sobre el Ambulocetus

  1. El Ambulocetus aparece en el primer capítulo titulado “Nuevo amanecer” de la serie Caminando con bestias de la BBC.
  2. En el libro “Ice Hunt” de James Rollins se menciona al Ambulocetus natans,  en la novela son llamados “Grendel’s” y habitan en alrededor de iceberg. También aparece en el libro “evolución” de Stephen Baxter.
  3. Este animal también aparece en el anime  “Jaula del Edén”, atacando a unos personajes que están a la orilla del mar.
  4. El Ambulocetus también hace parte del documental de “evolución de las ballenas” de National Geographic.

 

Finalmente, te dejamos un vídeo muy interesante acerca del Ambulocetus donde se recrea digitalmente cómo habría sido su vida en nuestro planeta:

Arturo Cabarcas
Arturo Cabarcas
Soy ingeniero de alimentos y profesor de biología. Me defino como ese tipo de personas que sabe de todo un poco, además, que soy un apasionado por aprender cada día mas sobre cualquier tema. Por lo que es muy fácil encontrarme escribiendo sobre cualquier cosa.