¿Cómo eran los dinosaurios realmente?

Pues ¡eso nos gustaría saber a todos! ¿A qué sí? Y más si sientes esa pasión y devoción por estos gigantes, y no tan gigantes, que habitaron la tierra hace tantísimos millones de años.

Seguro que no te esperabas esta respuesta, pero es la verdad. No dejan de ser casi todo suposiciones de cómo eran los dinosaurios, aunque es cierto que según se van encontrando más fósiles de dinosaurios se les puede ir conociendo un poquito más. Pero siguen existiendo muchas incógnitas.

Velociraptor con plumas

También te puede interesar:Todas las especies de dinosaurios

Y si a esto le añadimos la gran variedad de especies de dinosaurios descubiertas hasta la fecha ¡527 para ser exactos! Pues se va complicando aún más la cosa.

Hay especies de las que se tienen bastantes datos como del Tiranosaurus Rex o el Argentinosaurus, por ejemplo; pero hay otros casos como el del Amphicoelias del que solo se encontró un fémur en el siglo XIX que para más inri se perdió y los estudios se han basado en lo que se documentó en aquel entonces…

Ahora seguro que entiendes un poco más nuestro escepticismo y la dificultad que rodea al hecho de poder dar una respuesta clara y concisa tal y como nos gustaría ofrecerte sobre la apariencia real de los dinosaurios.

No obstante, vamos a tratar de juntar toda la información que tenemos de todos los estudios que se han ido realizando para tener en un único lugar todo lo referente a la apariencia de los dinosaurios y dar así respuesta a esta gran pregunta de ¿Cómo eran los dinosaurios?

La apariencia física de los dinosaurios

Como hemos dicho es muy difícil determinar cómo eran físicamente los dinosaurios, porque a partir de los huesos, que es lo que se suele encontrar fosilizado, es muy complicado determinar por ejemplo como eran los tejidos blandos de una especie u otra de dinosaurio; así por ejemplo, determinar de una especie cómo eran las orejas, si es que las tenían, es prácticamente misión imposible.

Así que el hecho de recrear o no determinados tejidos blandos y el darles una apariencia u otra se basa en los animales que conocemos hoy día. Para esta tarea lo que se hace básicamente es estudiar y comparar las huellas que deja el tejido blando en el hueso del animal actual con respecto al hueso del dinosaurio y determinar si le correspondería o no.

craneo elefante africanoComo te estarás imaginando es algo poco certero, porque imagínate por un momento que no conociésemos al elefante africano y de repente nos encontrásemos con su cráneo…

¿Pensarías en algún momento que éste tendría unas orejas tan grandes? Y ¿te imaginarías una trompa si nunca la hubieses visto?

Este es el dilema con el que se encuentra Larry Witmer, profesor de anatomía en la Facultad de Ohio, a la hora de recrear la apariencia de un dinosaurio. Algo que también argumenta el paleontólogo español Mauricio Antón, del Museo Nacional de Ciencias Naturales en Madrid (CSIC).

craneo oviraptorNo obstante, luego hay casos como ha sucedido con el Oviraptor donde se han encontrado fosilizados cráneos con crestas o como el Edmontosaurus encontrado momificado en Estados Unidos donde se encontraron tejidos blandos como los tendones y la piel.

Otro hallazgo similar y muy reciente es la cola con plumas encontrada fosilizada en ámbar, y de la que ya te hablamos en otro post, donde se ha visto y confirmado que determinadas especies de dinosaurios estaban cubiertas por plumas y no por escamas o pieles gruesas y durísimas, como es el caso del Velociraptor, por ejemplo, del que se sabe con certeza que estaba cubierto de plumas.

Y siguiendo con las plumas te diremos que dentro de lo poco que se sabe de ellas, parece que se tiene claro que éstas no eran como las plumas que tienen actualmente nuestras aves, sino que eran una mezcla entre el plumón y el pelo.

Con estas características en la composición, obviamente, las plumas no les servían para volar sino para protegerse del frío.

Dicho esto parece como si estuviésemos describiendo un avestruz, quien sabe si su tacto fuese incluso similar.

escamas en rocaY del mismo modo que se sabe que algunas de las especies de dinosaurios tenían plumas por hallazgos como el que acabamos de comentar, también se conoce que otros tenían escamas porque éstas han quedado impresas en las rocas.

Un ejemplo de este hecho podrían ser las escamas encontradas en Vallcebre (Barcelona) y que corresponderían a un saurópodo que vivió en el Cretácico Superior según afirma el Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP) quien colaboró en el hallazgo.

En cuestión de escamas de la piel, se sabe que hay varias disposiciones y/o tipos:

  • Podrían estar unas colocadas sobre otras, siendo éstas grandes y duras, como si se tratase de una armadura, como por ejemplo nos podemos encontrar hoy día con el pangolín.
  • Otra colocación sería que éstas estuviesen seguidas y unidas entre sí, como podría tenerlas el cocodrilo, por ejemplo.
  • Y por último las podrían tener unas montadas sobre otras como por ejemplo la serpiente.

piel gruesa, dura y rugosa de dinosaurioY para acabar tendríamos a aquellos dinosaurios que tenían piel, la cual sería gruesa, dura y rugosa, como vendría a ser la piel de nuestro elefante y como por ejemplo los Diplodocus. Y efectivamente, aquellos dinosaurios que más que piel o escamas tendrían toda una armadura como por ejemplo el Ankylosaurus.

Eso en cuanto a detalles físicos, porque otro detalle también difícil de confirmar es el color que tendrían; aunque se cree que éstos podrían ser de tonos grisáceos, marrones o pardos. Colores que vienen un poco determinados por algunas plumas o pieles halladas de las que se ha podido averiguar el tono del melasonoma.

Otra de las cosas que se conoce de los dinosaurios gracias a los hallazgos fósiles encontrados es su manera de reproducción y es que eran ovíparos.

Aunque en un principio puedas pensar que no tiene que ver con su apariencia, sí que está relacionado, para ser más exactos con su tamaño. Y es que estudios han demostrado que gracias al hecho de ser ovíparos pudieron llegar a alcanzar esos gigantescos tamaños, algo que explicamos con más detalle en otro post sobre por qué eran tan grandes los dinosaurios, del mismo modo que en otro post te contamos cómo eran los huevos de dinosaurios.  😉

Y hasta aquí llegamos ¡ahora te toca a ti seguir en los comentarios!